Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Ideas Propias

Ayuso y la izquierda

Publicada el 16/05/2021 a las 06:00

Todo indicaba que las expresiones más descarnadas del neoliberalismo habían entrado en aparente vía muerta. Desde el ciclo de sucesivas crisis que arranca en 2008 y se amplifica con la pandemia, la propuesta neoliberal, tanto en su lógica económica como cultural e incluso antropológica, parecía declinar irremisiblemente. O eso creíamos. Bien fagocitado por la regresión autoritaria de las nuevas derechas postfascistas, bien por un más o menos tímido despertar de la socialdemocracia (ora en su variante lampedusiana europea –salvar a las economías nacionales para salvar a la UE– o estadounidense –la reacción inesperada de Biden a Trump… ¡y a la izquierda de su propio partido!–; ora en su vertiente de un poscomunismo en el Consejo de ministros), todo indicaba que lo más duro del frío invierno neoliberal quedaba atrás.

Pero no, en Madrid, lejos de salir debilitado, ha ganado unas elecciones y lo ha hecho con más apoyo que nunca. ¿Es esta victoria una excepción fruto de la pandemia y su gestión política? ¿Del juego de espejos entre oposición y Gobierno? ¿O este aparentemente anacrónico resurgir del neoliberalismo tiene más que ver con la salvaje anomalía madrileña, con las irreversibilidades históricas que producen tres décadas de experimentación económica, política y urbana?

Es claro que no podemos ignorar los efectos que ha tenido el modelo de desarrollo productivo y urbanístico madrileño en la consolidación de una subjetividad propietaria. El ser como propietario, como sujeto de una inversión, que no es solo inmobiliaria, sino de sí mismo y de los suyos: educación concertada, sanidad privada, modo de vida pensado como una constante acumulación de valor (redes de amistad con valor de mercado, elección de barrio y ocio productivo, competencia e individualismo como modo de estar en el mundo). Una subjetividad que convierte la distancia física (nuevos barrios, PAUs, urbanizaciones en la periferia, antiguos barrios gentrificados, definidos todos por la ausencia del espacio público como vertebrador del territorio) en una distancia social que separa y diferencia del resto de conciudadanos (con los que ya apenas se coincide en espacios, transportes o instalaciones públicas, y para cuya financiación cada vez se encuentran menos razones), arruinando así la posibilidad de un sentido comunitario de pertenencia. Acaso sustituido por una vaga identificación madrileña con ese modo de vida y esa subjetividad propietaria (y que sin duda recorre también el deseo de no pocos de los más castigados: llegar a ser algún día parte de todo ello).

Pero no es solo –y no es poco– un modelo de producción material y cultural, de formas de vida y de imágenes del mundo, lo que se juega en Madrid. El modelo de desarrollo urbano, la hipertrofia de una ciudad/comunidad de cerca de siete millones de habitantes y creciendo, el encaje del efecto capitalidad en un cuasi paraíso fiscal, han convertido el proyecto neoliberal de Madrid, y su orgullosa identidad regional recobrada, en un muro de contención contra la tensión territorial y la secular cuestión nacional española: una suerte de Distrito Federal por el que Madrid no es España, pero la subsume y contiene.

Es claro que este proyecto nacional libertario de modernización regresiva y centralizadora no se combate en una sola campaña electoral, que requiere de modelos alternativos de urbanización, de intervención y presencia públicas y políticas que, de entrada, sepan hacerse cargo del hecho tozudo de que más del 70% de las familias madrileñas son propietarias, al menos, de un vivienda, y de que esos ciudadanos han sustituido la búsqueda cada vez más precaria de la seguridad que proporcionaba el Estado y el empleo por la de la inversión y el crédito.

Pero es también meridiano que la mejor forma de combatir esta herencia, tenga el peso que tenga en el voto, no pasa ni por pensarla como inamovible (como si estos intereses de clase no estuviesen atravesados por fuertes contradicciones que permitiesen traducciones políticas bien distintas), ni por hacer del pasado la explicación lineal y necesaria del presente (reduciendo así la política a un mero reflejo de estructuras que piensan y actúan por nosotros, como si no hubiese pasado un 15M, como si no hubiese habido mimbres para ir más allá del reparto ideológico de posiciones a izquierda y derecha del bipartidismo hace a penas 10 años, como, en suma, si la política fuera un espejismo impotente frente a… ¡las decisiones políticas del pasado!).

No, más allá o más acá del modelo de desarrollo madrileño, hay razones políticas específicas, coyunturales pero de peso, para explicar la anacrónica persistencia del neoliberalismo en Madrid. Razones que permitirían comprender cómo ha sido capaz de imponerse no solo sobre la izquierda, sino sobre la amenaza no menor de la derecha postfascista de Vox. Quizá, y de entrada, no debamos dejar de advertir que la izquierda madrileña, fundamentalmente UP y PSOE (Más Madrid, como señalaré después, ha operado en otras claves), no solo no ha sabido disputar el marco discursivo de lo nacional libertario propuesto por Ayuso para estas elecciones, sino que lo ha reforzado y alimentado de forma dramática. Y me explico: si toda contienda ideológica o electoral parte de una previa y necesaria división del campo político en dos (amigos/enemigos, yo/ellos, modernidad/reacción, bien/mal), la propuesta de Ayuso no solo ha sabido situar a sus adversarios (la izquierda y la derecha postfascista) en un mismo lado del campo político, sino que lo ha hecho con la aprobación diría que entusiasta de ambas, merced a una estéril pugna.

Así las cosas, y apoyada en la más pura tradición neoliberal, la de la escuela austríaca de Hayek (y a diferencia notable en este caso de la tradición ordoliberal alemana), Ayuso ha situado a la modernidad y el mercado en un lado del campo político, el de la libertad, para colocar enfrente y como adversario unificado cualquier forma de intervencionismo económico, moral o político, considerado como totalitario y reaccionario. De un lado, el mundo libre, la libertad, la modernidad y el mercado, del otro, aquellos que comparten, histórica e ideológicamente, un mismo espacio totalizador: fascismo y antifascismo. Es esta, sin duda, una de las narrativas cruciales y perversas del neoliberalismo, y para la que la izquierda ha tenido escasa, por no decir ninguna, capacidad de impugnación: no otro ha sido el fracaso de la alerta antifascista que intentaba sin suerte situar en un mismo lado del campo político a Ayuso y Vox.

Recordaba Luciana Cadahia hace unos días que “hoy nos encontramos atrapados dentro de esta segunda narrativa, donde el retorno del fascismo se asocia con todo aquello que no se identifica con la democracia de libre mercado, es decir: el populismo, los partidos de extrema derecha o el terrorismo islámico”. Digamos que Ayuso ha sabido invitar a toda la izquierda a formar parte de esa narrativa, y que buena parte de ella ha aceptado la invitación de buen grado.

Al mismo tiempo, y sin necesidad de confrontación directa alguna, Ayuso ha sabido disputarle a la retórica postfascista su reivindicación paradójica de la libertad: no lo ha hecho apelando a una identidad esencial que estaría siendo amenazada (por la ideología de género, por los inmigrantes y sus figuras –los menores no acompañados–, los colectivos lgtbi, la educación sexual en las escuelas…), sino recurriendo a otro de los mantras del neoliberalismo: sujetos empoderados vs. victimizados, sometidos a la arbitrariedad del Estado y las ideologías totalitarias, la izquierda la primera, que estaría convirtiendo a los ciudadanos (recuerden a Thatcher) en “seres carentes, más bien víctimas que protagonistas poderosos, e incapaces sin ayuda externa de tomar las riendas de la vida colectiva para construir lo nuevo. Seres a proteger, más que a liberar y seguir”, como señalaba en estas mismas páginas Javier Franzé hace apenas un par de semanas. 

Enfrentándose por igual a la imposición moral de unos y otros (nos dicen qué tenemos que hacer, nos tratan como víctimas que proteger), y siempre frente a una libertad entendida como pura no interferencia liberal (somos lo que elegimos y deseamos hacer), Ayuso ha sabido, contra la derecha postfascista, resignificar el ideal que se esconde tras el odio al vulnerable, la conspiración y el negacionismo (no otro que el ideal de unos sujetos libres porque autores de un relato propio sobre las razones de la pandemia, de la desigualdad y el malestar, sujetos portadores de un discurso que vale más por lo que tiene de empoderador que por lo que contiene de verdad). Mientras que, y esta vez contra la izquierda, ha tenido un fácil recurso que sintetizaba con enorme claridad Brais Fernández hace unos días: “La derecha se ha aprovechado de que la gente le ha tenido más miedo al cierre económico (sin garantías ni seguros) que a la pandemia. Es terrible decirlo, pero es la verdad”.

Si ser libre (desde la vieja tradición republicana de Maquiavelo y Harrington a las distintas versiones del socialismo democrático pasando por la tradición jacobina y marxista) consiste en no estar dominado por nadie, no depender de nadie para vivir y no tener por tanto que pedir permiso para hacerlo, la respuesta, parece sensato suponer, no era, en esta gestión de la pandemia, seguir amarrados a un modelo de protección débil, además de centrado en los imaginarios socialdemócratas del pasado (ERTES con caducidad, IMV que no llegan, ayudas que tampoco), que segmenta a la población en función de su posición en el mercado de trabajo, en lugar de universalizar las medidas de protección y desestigmatizar al mismo tiempo a sus destinatarios (sí, rentas básicas y reducción del tiempo de trabajo, por ejemplo, además de ayudas directas generalizadas).

¿Han sido suficientes los contrapesos legislativos del Gobierno para hacer frente al neoliberalismo residual o resistente madrileño? ¿Permitían estas medidas y leyes armar imágenes de futuro capaces de disputar no solo la idea de libertad, sino de la modernización en la que se apoya? No, no parece. Al cabo, frente al individualismo nacional libertario de Ayuso, ha acabado operando otra forma de individualismo, el de una moral de responsabilidad pública y virtud cívica que no se apoyaba en condiciones de posibilidad ni garantías sociales suficientes. Y que ha tendido más a culpar comportamientos individuales que a proponer medidas políticas y económicas suficientes.

Estas garantías y estas imágenes de una modernización alternativa a la neoliberal son imprescindibles para cualquier victoria de las izquierdas (como nunca se cansó de recordarnos el siempre brillante Mark Fisher, la izquierda quedaría relegada eternamente a la impotencia si no era capaz de disputarle al neoliberalismo la idea misma de lo moderno, y que este imaginario modernizador no podía pasar ya por los viejos idearios productivistas propios de la socialdemocracia y el postcomunismo). Creo honestamente que Más Madrid ha sabido dibujar convincentes itinerarios posibles para emprender esta disputa sobre la modernización (reducción del tiempo de trabajo, rentas básicas, transición ecológica, sustitución del trabajo por el tiempo liberado como batalla decisiva, crítica del neoliberalismo desde los efectos en salud mental que nos produce), y creo por ello que debería ser capaz de afianzarlos en Madrid y más allá, siempre desde la debida prudencia y la colaboración horizontal con otros actores movilizados en el conjunto del Estado. Mientras, le toca al Gobierno “más progresista de la historia” leer lo que ha pasado en Madrid como una verdadera amenaza a su continuidad y a su razón de ser.
 

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.
Más contenidos sobre este tema




24 Comentarios
  • Chinchirina Chinchirina 16/05/21 18:50

    No se necesita tanta retórica para justificar el éxito de IDA. Todo es más simple. IDA ha dispuesto de todo un ejercito de voceros que han desquiciado al personal. Todos los días, Ana Rosa, Ferreras, Alsina, Griso, Losantos y cientos más han inundado con su ruido ensordecedor toda la meseta. Se han dicho tantas burradas que llenaran la Nueva Antología. Lo de "si estás al lado del fascismo es estar al lado bueno de la historia" y que no fuera de juzgado de guardia, nos debe hacer mirar. Todo eso y con un proyecto económico que trata de competir con Andorra en ver quien da más privilegios a los más ricos.
    Sr. Lago, menos retórica y si se siente contento por el "éxito de MM", pues alégrese. Que nos darán más medallas mientras ellos hagan de Madrid su cortijo.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    8

  • deabajo deabajo 16/05/21 17:37

    Por respeto, no al anarquismo, sino a la decencia, dejen de llamar libertario a nada que tenga que ver con el neoliberalismo salvaje.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • MIglesias MIglesias 16/05/21 11:48

    No creo que todos esos deseos humanos sean exclusivos de Madrid, llamar "salvaje anomalía madrileña" a una cultura que se ha instalado y define el modo de vida occidental es un poco precipitado. En Madrid se sigue viviendo en la calle, los nuevos barrios se llenan de familias con niños que comparten parques, colegios, actividades y transporte, los amigos siguen siendo amigos y se elige el barrio donde vivir como en todas partes. Madrid ocupa el puesto 14 de 19 en porcentaje de hogares con vivienda en propiedad por detrás de Extremadura, La Rioja, Murcia, C y L, Aragón, Cantabria, Andalucía, Melilla, Galicia, CLM, Asturia y Comunidad Valenciana, (datos del INE), otra leyenda urbana que se cae.
    Ese resurgir de la identidad madrileña que algunos confunden con nacionalismo tiene mucho que ver con la defensa ante los ataques y desprecios que Madrid y los madrileños han estado recibiendo desde la izquierda casposa, que la hay, y su inteligente utilización por parte de Ayuso. Un enemigo común siempre hace piña, así que pensad que parte habéis tenido cada uno, periodistas, analistas, políticos y gentes de izquierda, en la victoria de Ayuso.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 7 Respuestas

    11

    5

    • mafalda2 mafalda2 16/05/21 17:45

      No creo que Madrid ni los madrileños hayan sido atacados por la "izquierda casposa" que usted dice. Está utilizando el mismo argumentario que su presidenta, que considera que cuando se critica su gestión y la de su gobierno, se ataca a Madrid y a los madrileños. Es el típico discurso nacionalista barato, no caiga en él

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      1

      6

      • MIglesias MIglesias 16/05/21 18:48

        A mí me parece que el suyo es el típico discurso acrítico o no ha leído los comentarios en este periódico, en otros de la izquierda y en las redes sociales. Ayuso no se inventó la madrileñofobia, solo utilizó y amplificó el ruido.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        4

        3

        • mafalda2 mafalda2 16/05/21 20:12

          La "madrileño fobia" existe sólo en su imaginación y en el discurso bien estudiado de la derechona

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          2

          3

          • MIglesias MIglesias 16/05/21 20:20

            Como usted diga.

            Responder

            Denunciar comentario

            1

            2

    • MIglesias MIglesias 16/05/21 11:55

      Y Navarra y País Vasco.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      3

      3

      • Lunilla Lunilla 16/05/21 14:49

        MiGLESIAS: Todos somos iguales ante la Ley; Pero no ante los encargados de aplicarla y se hacen 'andana' Un sueño solo puede triunfar ante la realidad, si, se le da la oportunidad. Quien busca el cielo en la Tierra, se ha dormido en Clase de Geografia; ¡No me quejarè si alguien que ha leido este libro mio lo encuentra, aburrido ,absurdo o despreciable; Ya que yo tengo la opiniòn similar sobre os comtrºs de la'susodicha''- dicharachera y vulgar, la sazon Presidenta en Funciones de laComunidad Autonoma de Madrid / "Saludos Cordiales... El Diablo Cojuelo ( 14,49 h. p/m )

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        2

      • MIglesias MIglesias 16/05/21 12:05

        Y no es el 14, es el 15.

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        3

  • Lunilla Lunilla 16/05/21 10:03

    "La ùnica medicina contra el sufrimiento, la delincuencia y todos los demas males de l humanidad es la sabiduria; Thomas Henry Huxley; Diixit; "La ùnica Libertad que me importa, es la libertad de hacer lo correcto; De la libertad para hacer el mal, estoy dispuesto a desprenderme de la manera mas facil, con cualquier persona que venga a quitarmela; La vida es demasiado corta, como para ocuparse uno mismo, de matar, lo ya matado, mas de una vez [....] -Recuerdo cuando en un serie de interpretaciones'- Richard Owen , repudiaban de modo general. el cerebro delGorila'-/ La CIencia se suicida, cuando adopta un Credo: "Es un error para un hombre, decir que el, esta seguro de la verdad 'objetiva''- de una proposicion'- 'A, menos'- que pueda demostrar, que logicamente'- justifica'- esa certeza'- 'esto es lo que justifica al agnosticismo'- el gran objetivo de la vida, no es el conocimiento, sino la aacciòn'- El objetivo principal de la educaciòn libeeral, es hacer de la mente un lugar agradable '- los resultados '- de los cambios'- politicos'- rara vez'- son aquellos'- que sus amigos esperan de sus enemigos'-mi preocupacion'- es enseñar a mis aspiraciones'- a conformarse con los hechos'- 'no intentar '- que los shechos armonicen '- con mis 'aspiraciones'- Para una persona'- no instruida en Historia natural'- pasear por su Pais'- o, junto al mar'- es un paseo por una galeria llena de maravillosaas obras de arte'- nueve decimas parte de las cuales'- estan vueltas hacia la pared'- el mètodo de investigacion cientìfica'- no es sino la expresiòn '- de l modalidad de trabajo'- de la mente humana'- El Diablo Cojuelo Dixit" Saludos Cordiales ... ( 10,02 h. a /m )

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    4

    1

    • Lunilla Lunilla 16/05/21 10:38

      OTROSIDIGO: "El Hombre un milimetro por encima del mono'- cuando no, un milimetro por debajo del cerdo; 'Dejo dicho Pio Baroja'- Asi como la desgracia hace discurrir mas, 'La felicidad, quita todo deseo de anàlisis; POr eso es doblemente deseable: Sòlo los tontos tienen muchas amistades; El mayor nùmero de amigos, marca el grado màximo en el dinamòmetro de la estupidez: Son los inocentes y no los sabios, los que resuelven las cuestiones mas dificiles; La falsedad y el disimulo, son ùtiles dentro de la vida social; Yo esta condicion no la he tenido, y creo, que el no tenerla me ha perjudicado mas que otra cosa'- Y tambien me ha perjudicado un poco'- al tratar con propios y extraños'- el no tener solemnidad'- "El Carlismo se cura leyendo'- y el Nacionalismo viajando'- A una colectividad'- se le engaña siempre mejor que aun hombre'- El hombre de nuestro tiempo, mas que inmoral'- es bruto'- le gustan las diversiones estùpidas'- y n poco infatiles'- qiero comer, beber, y lucir'- lo mismo, les pasa, a las mujeres'- cuando el hombre se mira mucho a si mismo'- no, llega a saber, cual es su cara y cual su careta'- 'Mi ideal es ya, '- fundar La Repùblica del Bidasoa'- con este lema: 'sin moscas, sin frailes, y, sin carabineros'- un pueblo sin moscas quiere decir que es un pueblo limpio; '- sin frailes, revela que tiene buen sentido'- y un pueblo sin carabineros'- indica que su estado no tiene fuerza'- cosas todas que me parecen excelentes'- uno tiene la angustia, la desesperacion ' de no Saber'- que hacer con la vida'- de no tener un plan'- de encontrarse perdido'- 'para mi el politico'- es un gran retòrico'-y el Gobierno'- que no haga nada'- es el mejor- Pio Baroja Dixit; Lo leistes..alguna vez ..? // Saludos Cordiales.. El Diablo Cojuelo Dixit" ( 10,38 h. a/m ¡¡

      Responder

      Denunciar comentario

      5

      3

  • Epi Epi 16/05/21 09:55

    En mi modesta opinión, en Madrid , no triunfó ni la derecha ni la izquierda, triunfó "el sálvese quien pueda", " el pan para hoy que puede ser hambre para mañana". ¿Si descentralizamos Madrid, qué le puede quedar?¿ Si hubiese, a nivel nacional, la misma política fiscal qué sería de Madrid?¿ Si no hubiera en Madrid tanto arribista y cortesano, qué sería Madrid? ¿Estarán todos los paletos de España en la capital? Descentralizamos ferrocarriles, carreteras, funcionarios de todos los pelajes, empresas, consejos de dirección, arribistas de todo pelaje, cortesanos mercenarios, " Rinconetes y Cortadillos",...y este país dejará casi todos sus problemas de lado.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    3

    18

    • Lunilla Lunilla 16/05/21 18:24

      Muy buena ideaEpi:"Las ideas como las pulgas, saltan de un hombre'- a otro, pero no pican igual a todo el mundo;L El primer requisito de la 'inmortalidad, es la muerte, La primera obligacion de la inteligencia, es desconfiar de ella ,misma; Si las personas (algunas) tuvieran mas sentido del honor, las cosas podrian haber sido diferentes' Repito las ideas, como las pulgas, saltan de un hombre a otro'- ¡OtrosiDigo'- "Querida Isabel Diaz Ayuso"- 'para torturar a un hombre, u otraa clase de persona, tienes que'- conocer sus placeres'- a los sislenciosos'- no se les puede quitar la palabra'- para hacerse oir, A veces hay que cerrar la boca?- "El que puede gobernar su voluntad, es mil veces mas afortunado'- que si pudiese gobernar el Mundo: STanislaw Lew:Dixit"Saludos Cordiales a todos /" El DIablo Cojuelo Dixit" 18,23 h. p/m )

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • Jigsaw Lo Jigsaw Lo 16/05/21 08:49

    Y DALE QUE TE PEGO....
    con convertir a Isabel Diaz Ayuso en la Wiston Churchil de la historia política, en la Angela Merkel del Estadismo Europeo.
    La sra. Diaz, escasa periodista sin talento, que seguramente no califica ni como auxiliar administrativa de un Locutorio Paquistani de Chueca, lo UNICO que ha logrado hacer, es ser un polichinela, una marioneta útil de un recién "inventado" NACIONALISMO madrileño, un Independentismo uniletaral, sedicioso del Gobierno, que hace que los madrileños se sientan, como Vascos o Catalanes con identidad propia ademas de la que ya se otorgan a si mismo como españoles auténticos, ( Madrid es España y España es Madrid ).
    La sra. Diaz a ganado las elecciones a pesar de que todos los madrileños, excepto los de la Moraleja, saben que los van a joder y bien, por la misma razón que Puigdemont.
    Diaz -Ayuso representa a los Nacionalistas madrileños.
    y punto pelota.
    Sin royos macroeconómicos, ni mega conceptos financieros, ni ostias.
    Ayuso a ganado al grito de:

    VISÇA MADRID LLIURE.

    ¡¡ in- inda- independencia.... !!


    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    6

    9

    • Lunilla Lunilla 16/05/21 11:25

      Una Nacion Jigsaw Lo; desarrolla de ordinario, sus aspiraciones politicas, en la misma direccion y los individuos/as se aprovechan habilmente con mucha demagoga'- de esta circunstancia, para servir a la avez a la Patria y , mas a su 'bolsillo particular'- "El Horizonte esta en los ojos y no en la realidad, que ¡tambien vas mas allà, como estamos, viendo y viviendo'- "El Caracter humano es como unaa balanza, en un platillo, esta la mesura, y en el otro la astucia y la avaricia'- El mesurado tìmido y el audaz indisscreto; Son balanzas con un solo brazo'- TRastos inutiles'- "El hombre propio es el que marca la individualidad; El Apellido, las relaciones Sociales:La Audacia se adquiere conociendo elMundo'- y la discreccion conociendo l Hombre: No podemos negociar con aqquellos/as que dicen : LO que es mio es mio, y lo que es tuyo; solo es negocible [...]´- Hagas lo que hagas Hazlo Bien ¡¡ '- me afecta cualqier amenaza contra la Famiia y la Naciòn; Amenazas que tenga siempre su origen, en nuestra debilidadante individuos/asSinverguenzas, estafadores y ladinos,como Isabel Dias Ayuso, y los Gansteres que le aconsejan y acompañan; Con amnazas que tienen siempre su Origen, en nuestra debilidad humana'- en la forma superficial qe tenemos de considerar la vida 'clara' y 'nos la clavan' hasta el fondo'- con espiritu y todo; Significa eso, progeso: ¡Que el antropòfago/a ¿'coma con cuchillo y tenedor ...? Stanislaw Lew: Dixit Saludos Cordiales : El Diablo Cojuelo ( 11,24 h. a/m )

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      1

      3

      • Lunilla Lunilla 16/05/21 12:04

        OTROSIDIGO:Todos somos iguales ante la ley, pero no ante los encargados de aplicarla, como bien se vè'- 'un sueño solo puede triunfar sobre , esa realidad ambigua' - si se le da oportunidad'- esta claro, que con Vds. el que busca un cielo en la tierra; Se ha dormido en la clase de Geografia'- No me quejo si alguien a leido 'el libro'- y lo encuentra, aburrido'.- o despreciable'- ya que yo tengo una opiniòn similar sobre sus comentarios y acciones / El Diablo Cojuelo; Dixit" ( 12,04 h p/m )

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        2

        4

        • Lunilla Lunilla 16/05/21 14:07

          OTROSIDIGO: No faltaran por eso, los teòricos de manual'- con Ayuso al 'frente' de llevar, arrastrar, hacia los 'callejones' sin salida'- que ya han conocido ciertos 'daistas de su corte'- para encasillarse en sus dilemas; si de algo, me 'jacto' es de haber practicado con todos ellos y su 'celestina' todas las disciplinas del hermosisimo oficio, de escribidor de comentarios , 'por un tiempo a este parte' Saludos Cordiales: El Diablo Cojuelo; ( 14,07 h.

          Responder

          Denunciar comentario

          1

          2

  • M.mar M.mar 16/05/21 08:47

    Y se sigue dando vueltas a una posible estrategia... de una demente y sus scólitos... NO existe ninguna estrategia, sólo medios de desinformación masivos comprados durante muchísimos años criminalizando a la verdadera izquierda y blanqueando al fascismo... si a eso se le suma la escasísima educación en valores y en historia reciente de este país y la ignorancia de la que se sienten bastante orgullosos no uno sino muchos ciudadanos... ahí lo tienes... no hay que darle más vueltas a lo que es una evidencia... no hay ninguna estrategia... es simplemente un pueblo muy pero que muy ignorante que, además presume de serlo...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    23

    • Lunilla Lunilla 16/05/21 14:16

      M.mar; Estoy con Vd. en este comentario suyo y le saludo afectuosamente por ello/ Un Cordial Saludo El DIablo Cojuelo Dixit" ( 14,16 h. p/m )

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • Angel Viviente Angel Viviente 15/05/21 23:58

    Estoy imaginando a la tal Ayudo leyendo este articulo (si es que es capaz de leer tantos parrafos seguidos, cosa que dudo) y luego diciendo: “ !Jo!   ¿Todo eso he hecho yo?”
    Es como ese pintor abstracto que los que miraban sus cuadros le descubrian su significado y el decía ¿si?, pues vale.
    En el articulo todo esta muy claro y bien explicado, y mucho lo comparto, pero el error es asignar a esta mujer el origen de esta estrategia del neoliberalismo.
    Que no, que esto no viene de Ayuso, que esto viene de MAR y del grupo asesor de FAES que son los que le dictaban a esta señora lo que tenia que decir. Que de ella salían solo algunas chirigotas que encajaban en el guion, como esos grandes actores de cine humoristas a los que el director les daba via libre para soltar sus chascarrillos.
    Es todo, esta mujer no es esa estratega que se deja ver en el articulo, solo es una comparsa

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    14

    • Prometeo46 Prometeo46 16/05/21 09:51

      Yo no comparto tanto de este, aparentemente sesudo artículo, sobre todo cuando afirma que el adversario en estas elecciones del PP de Díaz Ayuso ha sido la derecha postfascista, refiriéndose obviamente a Vox, cuando la realidad me ha parecido muy diferente, en el sentido de que han defendido principios muy parecidos y utilizando el mismo discurso contra la izquierda, en especial contra el Gobierno, personificado en Pedro Sánchez y contra UP, personificado en Pablo Iglesias.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      8

    • ncvc ncvc 16/05/21 09:07

      Pués no tengo esta seguridad con respecto a Ayuso, me parece que tiene "instinto básico" político, y carisma. Por supuesto que tiene asesores, pero es su personalidad la que convence, con su aplomo tranquilo, bastante lejos de Casado, que sólo tiene su facilidad de hablar que se le vuelve en contra porque le descontrola. Creo que hay que ver la derecha con los ojos de la derecha para comprenderla y poderla combatir. Desde el principio esta mujer me pareció peligrosa, nada de comparsa tontaína.

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      4

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 15/05/21 22:06

    Usted dice Más Madrid ha sabido dibujar convincentes itinerarios posibles para emprender esta disputa sobre la modernización y creo por ello que debería ser capaz de afianzarlos en Madrid y más allá...

    Estoy de acuerdo en cuanto a lo de Madrid, en cuanto a lo de mâs allâ me parece que incumbe principalmente a UP si sabe enmendar errores y tengo buena esperanza en cierta madurez de Podemos: creo que la salida de Pablo Iglesias y de Alberto Rodriguez de la vida politica institucional es un claro paso en esta direccion.

    Por otra parte veo que la opcion de Mâs Madrid/Mâs Paîs tiene una vocacion regional progresista en la Comunidad de Madrid pero Mâs Paîs nunca lo reconoce lo que en realidad significa que estâ en contra de aceptar esta vocacion regionalista progresista tan necesaria en Madrid. Despues de no haber participado en la elecciones de Galicia, Paîs vasco y Catalunya parece que ahora Mâs Paîs quiere servirse del trampolin de Adelante Andalucia para ganar posiciones frente a UP en Andalucia, esto me preocupa: con una lucha fraticida en Andalucia Errejon tomarîa el riesgo de jorobar el conjunto de las opciones situadas a la izquierda del Psoe...

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    10

 
Opinión