x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Club de lectura

‘Medea’, de Eurípides

  • El club de lectura del British Council School reúne mensualmente a un grupo de alumnos para abordar lecturas como El extranjero o La muerte de Iván Illich
  • En la sesión dedicada al clásico hubo dos bandos: aquellos que consideraban al personaje una heroína feminista y aquellos que veían en el autor la encarnación de la misógina cultura griega

Club de lectura del British Council School
Publicada el 20/05/2016 a las 06:00
'Medea', de Eurípides.

'Medea', de Eurípides.

Los clubes de lectura forman un tejido muy importante en la vida cultural. Os dejamos esta sala para que comentéis vuestras lecturas y nos ayudéis a componer nuestra biblioteca. Si formas parte de un club de lectura, puedes escribirnos a losdiablosazules@infolibre.es para hacernos llegar vuestras sugerencias.



Desde hace seis años un grupo selecto de alumnos del British Council School nos reunimos una vez al mes en la biblioteca escolar para comentar la lectura acordada con un dulce en la mano y una sonrisa en los labios. Como una familia, tenemos miembros de todas las edades y opiniones, desde una bibliotecaria apasionada y obsesionada por el silencio a un excéntrico alumno de segundo de bachillerato con pretensiones de cineasta, pasando por una tímida estudiante de tercero de la ESO que no puede evitar ponerse colorada cuando le preguntan por su opinión.

Después de La muerte de Iván Illich, El extranjero y otras lecturas para suicidas, este año, el club de lectura decidió leer algo alegre y positivo…

Medea
Eurípides
Penguin Clásicos
Madrid
2015

Medea
Medea causó bastante revuelo entre nuestros variopintos integrantes. Hubo dos bandos en la batalla: aquellos que consideraban a Medea una heroína feminista adelantada a su época y aquellos que veían a Eurípides como la encarnación de la misógina cultura griega. En la Antigua Grecia, el destino estaba ligado inevitablemente al hombre, la mujeres no tenían voz ni mucho menos voto y eran castigadas con la muerte por adulterio mientras que la sociedad fomentaba abiertamente la sexualidad masculina. Por eso, que Medea tenga las riendas de su vida y de la de los demás se podría interpretar como un toque transgresor. Sin embargo, también se puede ver como todo lo contrario. Sin ir más lejos Eurípides dijo: “Deberían los hombres buscar otra manera de engendrar a la prole sin sexo femenino, y así no sufriría mal alguno el varón”.

También hablamos de su autor, Eurípides. Mientras todos sus contemporáneos arrasaban en el festival de Baco, él dedicaba sus obras a mujeres o semi-mujeres despiadadas que mataban a sus hijos, traicionaban a su familia y usaban sus poderes para cometer discretos magnicidios. Si bien es cierto que no causó lo que se dice furor en su época, ahora sabemos apreciar su relevancia. Son muchos los autores que se han inspirado en Medea como Shakespeare, Tennessee Williams o Arthur Miller.

En el club de lectura, por lo tanto, no nos quedó ninguna duda de que Medea sobresalía desde el punto de vista del lector actual como una obra compleja. Aunque la conclusión final fue muy clara: Medea no es ni más alegre ni más positiva que las obras de Tolstoi y de Camus, quizá la siguiente, pero… ¿hay algo más bonito que una obra triste?

*Isabel Hernández-Gil, Ricardo Galiano y Celia Calado son integrantes del club de lectura. 


Volver a Los diablos azules

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión