x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
De viva voz

“El instante, la vida”

  • Escucha y lee este poema de Roxana Méndez
  • "Pero he tenido una buena vida, / una vida donde la guerra / y el amor / han durado / los mismos años", escribe la autora

Roxana Méndez
LA AUTORA
Publicada el 17/06/2016 a las 06:00 Actualizada el 18/06/2016 a las 12:34
La poeta Roxana Méndez.

La poeta Roxana Méndez.

La poeta Roxana Méndez recita "El instante, la vida". 

El instante, la vida

He tenido una buena vida:
una guerra de diez años
y tres terremotos
que echaron abajo la ciudad
y cumplieron la profecía
de la abuela,
quien meses antes
nos había anunciado
la destrucción terrible
con una voz que era la misma
con la que nos contaba
los dulces cuentos
donde todo era del color
de las avellanas secas.

Pero he tenido una buena vida,
apacible, sentada
a la mesa en el patio,
o escondida
entre los sacos de maíz,
a la espera de que las detonaciones
cesaran, de que las voces
cesaran, protegida en la oscuridad
donde el mosquito
era un murmullo
que me hacía dormir.
El mosquito cuya picadura
no causaba la muerte.

Pero he tenido una vida buena,
un amor verdadero y brillante
como oro que ha adquirido
la forma de un broche,
un búho de grandes ojos blancos,
prendido siempre
bajo mi blusa, y por ello
una gota de sangre
es lo que queda
del pasado, una gota
suspendida
como un planeta frío.

Pero he tenido una buena vida,
una vida donde la guerra
y el amor
han durado
los mismos años.

Una donde la muerte
me ha visitado poco,
y donde he visto el mundo
y he escuchado
los sonidos de las grandes
aguas y los enormes
valles, donde los cascos
del caballo criollo
y el venado me muestran
su extraña diferencia.

He visto y olvidado
lo que he visto
y vuelto a asombrarme
con lo que había sido
asombro una vez.

No me quejo.

Las aguas siguen
abrazando mis pies,
aferradas con toda su tibieza
a la brevedad que poseo.

*Roxana Méndez (El Salvador, 1979) es poeta. Su último libro es El cielo en la ventana (Valparaíso, 2012).

Volver a Los diablos azules

Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión