x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
De viva voz

“Defiéndame Dios de mí”, de José Manuel Caballero Bonald

  • Joaquín Sabina lee los versos del poetajerezano, publicados en 1959 en el libro Las horas muertas
  • "Usurpadores panes, sucios / oros coléricos, / vaso y libro malditos, / libradme del laurel / alevoso, de la paz/ enemiga", recita el músico

José Manuel Caballero Bonald | Joaquín Sabina
Publicada el 11/11/2016 a las 06:00
El cantante Joaquín Sabina en una foto de archivo.

El cantante Joaquín Sabina en una foto de archivo.

EUROPA PRESS

Joaquín Sabina recita el poema "Defiéndame Dios de mí", de José Manuel Caballero Bonald.


Defiéndame Dios de mí


Entre muros de vidrio
y de papel, sangrientas láminas
de tinta agraz y vino
intraducible, voy recogiendo
cada furtiva noche alguna
palabra, algún rescoldo
de humildad o de olvido
con que pueda perder
mi lucha contra mí.

Yo imploro al miedo,
a la locura, al delincuente
corazón, para que no mancillen
este piadoso vértigo de tierra
podrida, esta borrosa efigie
del desdén, y que me dejen
desoír los oráculos,
andar a tientas hasta
poder llegar a equivocarme
impunemente, mereciendo
mi propia perdición.

Usurpadores panes, sucios
oros coléricos,
vaso y libro malditos,
libradme del laurel
alevoso, de la paz
enemiga.

¿Quién eres tú
que osas profanar este inviolable
cerco de esclavitud: la mesa vil,
la sábana cobarde, los oficios
degradados del tiempo? ¿Para qué
tanta propiciatoria rebelión?

Nunca
más, nunca más. Estoy solo
mirando las cenizas de la noche
indefensa, los rastros del azar
trunco en vida sin nadie.
Tumba y tesoro, duermo
conspirando conmigo, levantando
setenta veces siete
la bandera del miedo, la culpable
rapiña de los años.

Madre
primera, búscame entre los hijos
de la ira, ciégame el pecho
injusto, restáñame este vidrio
desolado, este papel
escrito para nunca. Aquí
se yergue la equidad de mi derrota.
Defiéndame Dios de mí.

Poema perteneciente al libro Las horas muertas (1959).
 
 
 
*Joaquín Sabina es músico y poeta. Su último libro es Garagatos (Artika, 2016).

*J. M. Caballero Bonald es novelista, poeta y ensayista. Ha recibido numerosos galardones como el Premio Nacional de las Letras (2005), el Nacional de Poesía (2006) y el Cervantes (2012). Su último libro publicado es el poemario
Desaprendizajes (Seix Barral, 2015). 


Volver a Los diablos azules

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión