X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




De viva voz

Dos poemas de Luis Ramiro

  • El músico y escritor recita dos piezas de su libro Te quiero como siempre quise odiarte
  • "Una vez fui William y viví en Notting Hill", dice en "Amores de película". "Quisimos ser felices sin excusas", escribe en "Contigos"

Luis Ramiro Publicada 20/01/2017 a las 06:00 Actualizada 19/01/2017 a las 15:20    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

El músico y poeta Luis Ramiro.

El músico y poeta Luis Ramiro.

LR
 

Amores de película


Una vez fui William y viví en Notting Hill,

en una casa con la puerta azul. Y un buen día entraste tú, Anne Scott,
la actriz más famosa del planeta, en mi pequeña y escondida librería.

Y acabamos colándonos en aquel jardín prohibido y tú me llamabas "flojeras"
y todos mis amigos me dijeron que te olvidara...
que aquello sólo pasaba en las películas.

Y por arte de magia, se nos torció el guión.

Y nunca me regalaste un cuadro de Chagall.

Y te fuiste de Londres para siempre.

Y otra vez fui Adèle y tú Emma,
la chica de pelo azul que me pintaba desnuda
en noches de 24 horas.

Recuerdo aquella cafetería,
aquel "ya no te quiero"
que escapó de tus labios.
Recuerdo que no lloré.
Nunca te supliqué.

Me salté directamente aquella escena.

Y tampoco aparecí en tu primera exposición.

Y otra vez fui Otto y tú Ana,
y me escribiste en una hoja de cuaderno
"Esta noche te espero en mi cuarto. Salta por la ventana, valiente".

Y salté.

Y te quise más allá del Círculo Polar.

Tanto que dolía.
Tanto que dejé de creer en las casualidades.
Tanto que me negué a ser piloto.
Para no buscarte.
Para hacer que siguieras viva.

Y otra vez fui Rick y tú Elsa. Y entre todos los bares del mundo, tuviste que aparecer en el mío, en aquel local perdido en Casablanca.
Y amaba tanto tu recuerdo que preferí dejarte marchar.
Por miedo a perderte otra vez.
Y elegí quedarme con el pasado.

"Siempre nos quedará París" te dije, mintiendo.

Debí decirte la verdad:

"Siempre me quedará París".

Y un buen día se marcharon los directores.
Desaparecieron técnicos, actores, maquilladores, guionistas, ayudantes de atrezo.

Desmontaron todos los platós.

Se apagó el último foco.

Y salí, como pude, al mundo real.
Y viví, como el resto,
bajo el tedio de los días,
bajo el peso de las estaciones,
en esta absurda cárcel
que algunos llaman vida.

Pero nunca olvidaré,
hasta el día de mi muerte,
que viví contigo en Notting Hill,
que besé tu pelo azul bajo la noche,
que te abracé temblando
en mitad del Círculo Polar,
que fuiste mía,
para siempre,
en aquel rincón
perdido en Casablanca.

Que tuve un amor.

Absoluto.

Infinito.

Y verdadero.

Como todos los amores de película.

 
 

Contigos

Ya sabes que te quiero aunque me duela,
que verte y no tocarte es un castigo,
si muero, tú te encargas de mi esquela,
si vivo, entiérrame (pero contigo).

Mi piel lleva las marcas de la suela
de aquel tacón frenando por mi ombligo,
tu forma de reír aún sobrevuela
el cielo de un pasado que aún persigo.

Quisimos ser felices sin excusas,
sin boda, sin contrato, sin testigos.
Así eran nuestras ganas: tan ilusas.

Y el tiempo desgastó nuestros abrigos
llenándolos de ayer y de pelusas.
Y no hubo más conmigos ni contigos.


 
De Te quiero como siempre quise odiarte (Frida, 2016).


*Luis Ramiro es cantautor y poeta. Su último libro es Te quiero como siempre quise odiarte (Frida, 2016). 
 
Volver a Los diablos azules
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    La Internacional del Odio

    La mayoría de los atentados yihadistas en Europa los han cometido ciudadanos europeos. Las propuestas de cerrar las fronteras son inútiles. Es un hagamos algo porque no sabemos qué hacer. Son inútiles porque los terroristas no vienen de fuera, están dentro, han nacido aquí.
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    Sin garantías no hay democracia

    La democracia, compleja y resbaladiza como ella sola, puede nombrarse y apellidarse de muchas maneras, pero todas tienen un elemento común: la articulación de un sistema de poderes y contrapoderes que actúan como garantía.
  • Cobarde con causa Juan Herrera Juan Herrera

    El wéstern, género de Trump

    El día que Trump, Kim-Jong-un o Maduro no hacen un duelo de pistoleros tuiteros, en el telediario hay un sheriff corrupto o un juez prevaricador.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre