X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Club de lectura

'Matar a un ruiseñor': El héroe invisible

  • El club de lectura alicantino aborda Matar a un ruiseñor, la primera y única novela de la escritora Harper Lee hasta Ve y pon un centinela, publicada en 2015
  • Con pinceladas autobiográficas, Harper Lee nos traslada con la voz de Scout al sur de Estados Unidos durante la década de 1930

Tati Jurado (El libro durmiente) Publicada 14/04/2017 a las 06:00 Actualizada 13/04/2017 a las 16:41    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Los clubes de lectura forman un tejido muy importante en la vida cultural. Les dejamos esta sala para que comenten sus lecturas y nos ayuden a componer nuestra biblioteca. Si formas parte de un club de lectura, puedes escribirnos a losdiablosazules@infolibre.es para contarnos vuestra historia y hacernos llegar vuestras recomendaciones.
___________________________________


El libro durmiente comenzó su andadura como club de lectura en Alicante, en junio de 2003. Su nombre hace referencia a la necesidad de rescatar los valores y principios que duermen en el seno de los libros. El libro durmiente se define como una entidad creada sin fin de lucro. Nuestra acción adquiere la condición de voluntariado cultural. Desde el año 2012, correspondiendo con el período lectivo, impartimos los talleres de escritura creativa en dos niveles: básico y avanzado. Finalmente, la invitación a los autores para presentar sus obras o impartir clases magistrales sobre las técnicas de escritura han dado lugar a la creación de un foro literario, en donde confluyen los lectores, libros y escritores, compartiendo ideas e inquietudes en pro de la cultura.

 
Matar a un ruiseñor
Harper Lee

Traducción de Baldomero Porta
Zeta Bolsillo
Barcelona
2008

 
“Uno es valiente cuando, sabiendo que la batalla está perdida de antemano, lo intenta a pesar de todo y lucha hasta el final pase lo que pase. Uno vence raras veces, pero alguna vez vence.”

Mantener la lealtad con una misma, con los valores, ideales y principios con los que una ha ido forjando su persona es quizás uno de los actos de mayor estoicismo que puede haber. Sobre todo cuando se va contra la corriente, contra las ideas de la mayoría, cuando uno se enfrenta a los muros gigantes que solo los prejuicios saben erigir. Tal vez ese sea el motivo de más peso para enamorarse de esta novela de Harper Lee: la admirable integridad de Atticus Finch.
  Ganadora del premio Pulitzer en 1961, Matar a un ruiseñor (1960) fue la primera y única novela de la autora estadounidense hasta la publicación de Ve y pon un centinela (2015). Estudiante de derecho en Alabama hasta 1949, Harper Lee (Monroeville, 1926-2016) se trasladó a Nueva York donde trabajó en una compañía aérea hasta publicar esta obra. Una novela que fue llevada al cine por el director Robert Mulligan en 1962 y premiada en la célebre ceremonia de los Oscar en tres categorías.

Con pinceladas autobiográficas, Harper Lee nos traslada con la voz de Scout al sur de Estados Unidos durante la década de 1930. Una época signada por la Gran Depresión que asoló al país. Una región donde el empeño por mantenerse estancado en el tiempo afianza no solo los prejuicios raciales vigentes en aquel momento, si no sobre todo la absoluta intransigencia de ceder a cualquier tipo de cambio, la negación a aceptar las diferencias.

Narrada desde el punto de vista de una niña de seis años, Scout, conoceremos una historia tan conmovedora como controvertida. Huérfana de madre, la pequeña desarrolla su niñez junto a su hermano mayor y su padre Atticus Finch, un abogado respetable dueño de una integridad admirable que cosecha con sus actos, día a día, el respeto incondicional de sus hijos.

Con una absoluta ausencia de prejuicios conjugada con esa avidez de conocimiento, con ese arduo empeño de entender lo que acontece ante los ojos, tan propio de la infancia, Scout relata los acontecimientos que marcaron su niñez, la de su hermano y la de Dill, un amigo que en la vida real parece haber sido Truman Capote.

La decisión de Atticus de defender a un hombre afroamericano de una falsa acusación de violación, a pesar de las críticas y la hostilidad de gran parte de los habitantes de su pueblo, comenzará a desmigajar, junto a otros sucesos, la candidez de los niños. El despropósito de la mayoría de los convencionalismos que tutelan su entorno y las injusticias que estos generan irán royendo el velo de ingenuidad que hasta entonces los envolvía para arrojarlos a ese camino sin retorno que es el de la pérdida de la inocencia.

Una historia atrapante, controversial, en la que los interrogantes azuzan a un lector que en más de una página no puede evitar cuestionarse: "¿Sería capaz de obrar como Atticus Finch, de mantenerme firme en la defensa contra los abusos e inequidades a pesar de las represiones y la hostilidad?".

Matar a un ruiseñor es una oda al héroe invisible, a una de esas personas que defienden la justicia y que lucha, a pesar de los pesares, contra las arbitrariedades. Una obra en la que la valentía y un amplio sentido del humanismo cobran protagonismo para convertir a esta gran novela en un clásico de la literatura norteamericana.
 
Para poder vivir con otras personas tengo que poder vivir conmigo mismo. La única cosa que no se rige por la regla de la mayoría es la conciencia de uno.”

Volver a Los diablos azules
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    La Internacional del Odio

    La mayoría de los atentados yihadistas en Europa los han cometido ciudadanos europeos. Las propuestas de cerrar las fronteras son inútiles. Es un hagamos algo porque no sabemos qué hacer. Son inútiles porque los terroristas no vienen de fuera, están dentro, han nacido aquí.
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    Sin garantías no hay democracia

    La democracia, compleja y resbaladiza como ella sola, puede nombrarse y apellidarse de muchas maneras, pero todas tienen un elemento común: la articulación de un sistema de poderes y contrapoderes que actúan como garantía.
  • Cobarde con causa Juan Herrera Juan Herrera

    El wéstern, género de Trump

    El día que Trump, Kim-Jong-un o Maduro no hacen un duelo de pistoleros tuiteros, en el telediario hay un sheriff corrupto o un juez prevaricador.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre