X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




De viva voz

"Última memoria", un poema de Virginia Cantó

  • Escucha y lee los versos de la poeta
  • "Padre, es este tiempo nuestro un espacio de difícil memoria,/ esa memoria frágil que te queda y confunde los nombres/ como letras sin patria", escribe

Virginia Cantó Publicada 05/05/2017 a las 06:00 Actualizada 04/05/2017 a las 20:11    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

La poeta Virginia Cantó.

La poeta Virginia Cantó.

 
 
Última memoria

Padre, algún día llegarán las garzas al arroyo

y serán más altos nuestros brazos para poder apresarlas.
Algún día, el cuerpo diminuto de las flores

poblará las laderas de ese bosque de los vientos rojizos
y silbarán las ramas de los chopos una canción surgida de repente

pero que ya estaba ahí, latiendo en nuestro labio,
y podremos tararearla en nuestro propio lenguaje
mientras danzamos sobre el pie único del tiempo
y la cáscara de lluvia que humedece la tierra
empapará lentamente nuestros dedos descalzos.
Así será, algún día,
y bajarán las luces altas de las copas
al pie de nuestro paso,
y ese sol, ese bocado rojo de fruta que madura
nos quemará en las manos y hará brotar de ellas
pájaros diminutos que volarán tan fuerte
que ni siquiera nuestros brazos altísimos
podrán apresarlos encima de los chopos. Encima de la luz.
Encima del recuerdo.

Padre, es este tiempo nuestro un espacio de difícil memoria,
esa memoria frágil que te queda y confunde los nombres
como letras sin patria, que detiene las fechas
al borde del abismo
en el tiempo repentino en que los cuerpos
no sentían el frío del pasado, ni cortaba la luz
entre los párpados como una hoja de acero
hendida en el iris con su gota de lluvia.

Y nos llegan las voces de repente. Y nos prestan sus gritos
de madera de chopo en medio de la sala
y yo alzo los brazos como alambres de musgo
para apresar tu cuerpo, tu cuerpo tan alto
como el silencio de un bosque
y yo alzo los ojos en un gesto de hierba
para ofrecerte a la hija que mereces
la hija pretérita que no conoció la lengua en que le hablabas
y que ahora te abraza débil como un pájaro
que no bate sus alas ni conoce
del dolor del que carga tu maleta de olvidos
y verdades a medias, del dolor que me habita
en el cuerpo imposible que contemplas extraño
cuando cruzo despacio el salón de esta casa
como las altas garzas bajan de los árboles
su plumaje límpido hasta el arroyo
y yo hago crujir la tierra muy cerca de tus brazos
y salpico en tus ojos mil peces diminutos
que brillan tan fuerte
que cerramos por inercia los párpados para no cegarnos con su luz.

Padre, es este tiempo nuestro un espacio de difícil recuerdo
y la memoria última que queda en tu senil belleza
no será suficiente para poder encontrarnos.
Pero un día, un día alto, muy alto,
llegarán las garzas al arroyo con su plumaje intacto
y donde había brazos ya tendremos dos alas
−dos alas puras, y blancas, e infinitas−
para apresar su vuelo.

(Del poemario inédito Los ojos amarillos.)

*Virginia Cantó es poeta. Su último libro, Pasaporte renombrado (Huerga y Fierro, 2013). 

 
Volver a Los diablos azules
LA AUTORA Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



Lo más...
 
Opinión
  • Desde la tramoya Luis Arroyo Luis Arroyo

    Cataluña: el camarote de los hermanos Marx

    Quizá Mas y sus ventrílocuos, ERC y la CUP, pensaron hace años que lograrían tener masa crítica suficiente para promover una insurrección ciudadana histórica. Pero lo cierto es que no lo han logrado.
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    En busca de un modelo para decir adiós

    Si está contando los días y las horas que faltan para el 1 de octubre, o es de los optimistas que esperan algún tipo de milagro el día 2, es posible que sufra una decepción mayúscula. Esto no ha hecho más que empezar.
  • Telepolítica José Miguel Contreras José Miguel Contreras

    Renuncio a mi derecho a decidir

    En España, desde la vuelta de la democracia en 1977, no habíamos padecido una avería en nuestra maquinaria democrática como la que afrontamos en torno al problema catalán.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre