X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Los libros

Una historia para comprender la economía de hoy

  • Jordi Palafox ofrece en Cuatro vientos en contra un magnífico diagnóstico del futuro económico de España en un mundo cada día más globalizado
  • Palafox fue uno de los pocos especialistas que alertó sobre las consecuencias de la burbuja del ladrillo

Publicada 12/05/2017 a las 06:00 Actualizada 11/05/2017 a las 19:34    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Cuatro vientos en contra. El porvenir económico de España
Jordi Palafox

Pasado&Presente
Barcelona

2016


 
Durante los años en los que una mayoría de españoles adoraba al becerro de oro, los bancos concedían créditos e hipotecas a mansalva y el ladrillo se adueñaba de las costas y de las grandes ciudades, pocas voces de economistas se alzaron contra aquel disparate que conducía a España irremediablemente hacia el precipicio de una crisis que estalló en 2008 y cuyos efectos perdurarán largo tiempo. En aquella época de principios de este siglo casi nadie pensaba en el medio y el largo plazo mientras la burbuja inmobiliaria no paraba de crecer y crecer amenazando con explotar y convertir en añicos la economía española. Como así ocurrió. Uno de los escasos predicadores en aquel desierto de autocomplacencia y capitalismo salvaje fue Jordi Palafox, catedrático de Historia Económica en la Universidad de Valencia e intelectual que siempre mantuvo un compromiso cívico desde una posición de izquierdas.

Desgraciadamente, la terrible crisis que todavía padecemos y que ha superado los devastadores efectos de la gran depresión de los años veinte del siglo pasado –en especial para los trabajadores y las clases medias- acabó por dar la razón a aquellos que, como Palafox, tuvieron que aguantar calificativos como aguafiestas o insultos como antipatriotas. A modo de declaración de principios, el autor de Cuatro vientos en contra. El porvenir económico de España, afirma en la introducción del libro: “En estas páginas se reivindica la historia, o si se prefiere el largo plazo, para la comprensión del presente, a pesar de la frecuente selección de ejemplos históricos en estos estudios sobre el mundo actual guiada por la pretensión exclusiva de tratar de reforzar puntos de vista previamente establecidos”.

Quizás en estas actitudes radiquen buena parte de los errores de apreciación de todos aquellos que, o bien no vieron venir la hecatombe desatada desde 2008, o bien ignoraron sus consecuencias o sencillamente se preocuparon únicamente de sus beneficios y de alimentar más sus cuentas corrientes mientras la mayoría de la sociedad sucumbía en el desempleo y la ruina. Así pues, los economistas que apelaron a la historia para interpretar el presente y apuntar las tendencias del futuro fueron habitualmente despreciados por las instituciones y en buena medida incluso ninguneados por un sector de lo que denominamos la sociedad civil.

Formado en parte en universidades estadounidenses y europeas, el valenciano Jordi Palafox aprendió un estilo literario que lo alejó de la verborrea academicista e incomprensible de muchos de sus colegas y lo acercó a ese género tan poco frecuente en España del ensayo de divulgación, riguroso a la vez que didáctico. Así se explica que Cuatro vientos en contra sea un libro que ofrece un magnífico diagnóstico de una economía mundial cada día más globalizada y un análisis muy certero y documentado de la claves de la crisis en España. Pero este ensayo, prologado por el maestro de historiadores Josep Fontana, va mucho más allá y apunta a trazar los posibles caminos, con sus riesgos y ventajas, que puede recorrer la economía española en los próximos años. Autor de varias obras de historia económica (entre ellas un título como España 1808-1996: el desafío de la modernidad, junto con Juan Pablo Fusi, que ya se ha convertido en un clásico) Palafox apoya sus argumentaciones en una extensa bibliografía que, sin embargo, no resulta cargante ni erudita, sino apta para cualquier lector interesado.

Con una visión muy amplia, el autor alerta de las dificultades para España en un mundo globalizado donde los países intermedios, como el nuestro, se ven atrapados a fuego económico cruzado “entre los países más avanzados, en donde se generan las nuevas tecnologías” y las regiones más pobres, “pero con una mano de obra con preparación suficiente para producir o ensamblar a un coste inferior la mayoría de los bienes y servicios conocidos”. Al hilo de esta reflexión en un ensayo que abarca desde los Estados Unidos con tendencias proteccionistas de Donald Trump a la expansión del dragón chino, pasando por el ocaso industrial de Occidente, para recalar en la situación española, Palafox analiza a fondo esos cuatro vientos en contra para nuestro país. Dos de ellos vienen de fuera y se refieren a la competitividad de China, primera potencia mundial en el siglo XXI; y a la consolidación de un mercado global asentado en una producción muy segmentada de la mano de las compañías multinacionales. Los otros dos vientos no soplan desde el exterior, sino que se agitan dentro de nuestras fronteras. Estos aires domésticos apuntan, en opinión de Palafox, a “las insuficiencias de formación de la población activa española para enfrentarse a la nueva situación y al conjunto de unas instituciones económicas entendidas como reglas del juego que lastran la eficiencia y el aumento de los empleos de alto valor añadido”.

Ensayo ponderado, no sectario y respaldado siempre con datos y argumentaciones, el libro escrito por Jordi Palafox se convierte en una obra de referencia para comprender lo que ha pasado en la economía en esta última década de vértigo y, sobre todo, para prever dentro de lo posible las tendencias que marcarán un mundo tan cambiante y tan acelerado tras la irrupción de Internet y las nuevas tecnologías. Llegados a este punto, Jordi Palafox defiende la validez de la historia económica, una disciplina en la que es uno de los mejores especialistas en España. A modo de refrendo de esta lógica necesidad de apoyarse en el pasado para comprender el presente, Palafox se permite concluir su libro con una cita de Karl Marx, “un pensador hoy en desuso a pesar de la lucidez de muchas de sus apreciaciones”, en palabras del autor de Cuatro vientos en contra. La cita extraída de El dieciocho Brumario de Luis Bonaparte, viene como anillo al dedo para explicar los objetivos del libro de Palafox. “Los hombres hacen su propia historia”, escribía Marx, “pero no a su libre arbitrio; no en circunstancias seleccionadas por ellos mismos, sino bajo aquellas ya existentes, dadas y transmitidas del pasado. La tradición de las generaciones muertas oprime como una pesadilla el cerebro de los vivos”.


*Miguel Ángel Villena es editor de tintaLibre.
 
Volver a Los diablos azules
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



Lo más...
 
Opinión
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    ¿Irán los catalanes a votar en bici?

    La cuestión no es baladí, porque la forma en la que nos movemos representa el 40% de las emisiones de CO2 y es una de las principales causas de contaminación atmosférica en nuestras ciudades.
  • Verso Libre Luis García Montero Luis García Montero

    Madrid

    Pido que me comprendan si me niego a aceptar la caricatura facha de Madrid que se utiliza estos días en muchas declaraciones, porque yo he vivido y vivo en otro Madrid y me reúno a hablar de poesía o a tomar cerveza con otro Madrid.
  • El vídeo de la semana Juan Ramón Lucas Juan Ramón Lucas

    Supremacistas

    Qué simpático podría resultar que un tipo que se está empeñando en dibujar fronteras nos cuente a todos que vivimos en un mundo que las está borrando.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre