X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Club de lectura

Corto, concentrado, intenso

  • Lo reconozco, estoy muy ocupado y cada día me falta tiempo. Tal vez por eso, me aficioné a leer cuentos, literatura breve, microrrelatos
  • Nos hemos ido conociendo y reconociendo en nuestros gustos literarios. Leemos con entrega, profundidad y profesionalidad el libro de cada mes

Antonio Olmedo Serrano (Muchocuento) Publicada 26/05/2017 a las 06:00 Actualizada 25/05/2017 a las 22:58    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Los clubes de lectura forman un tejido muy importante en la vida cultural. Les dejamos esta sala para que comenten sus lecturas y nos ayuden a componer nuestra biblioteca. Si formas parte de un club de lectura, puedes escribirnos a losdiablosazules@infolibre.es para contarnos vuestra historia y hacernos llegar vuestras recomendaciones.
___________________________________


Lo reconozco, estoy muy ocupado y cada día me falta tiempo. Tal vez por eso, me aficioné a leer cuentos, literatura breve, microrrelatos. Empecé con ellos porque no me exigían demasiada concentración, ni recogimiento. Leía en el autobús, a salto de mata, en cualquier lugar o momento, perdido en salas de espera.


Fue en los primeros meses del 2014 cuando me enteré que la asociación Muchocuento organizaría un club de lectura en el centro cívico de mi barrio, en Córdoba, y no dudé en apuntarme. Si no recuerdo mal, nuestro primer encuentro fue en marzo de ese año. Allí nos presentamos los seleccionados, hablamos de nuestras preferencias literarias y de por qué nos habíamos interesado, precisamente, por ese club de lectura. Estábamos en mayoría los que optamos decididamente por esas lecturas y dos o tres personas rebotadas que no habían logrado plaza en otros clubes de lectura más orientados a diferentes tipos de novelas. Arrancamos nuestra experiencia con los Cuentos completos, de Carmen Martín Gaite, menudo comienzo.


En cuanto a la dinámica de funcionamiento del club tenemos todo el mes para leer el libro que nuestras coordinadoras Rosa y Cecilia seleccionan y nos proponen. La nómina de autores que llevamos leídos es de categoría. Entre los escritores internacionales nos recreamos con: Alejo Carpentier, Julio Cortázar, Guillermo Arriaga, Leonardo Padura, Mario Vargas Llosa. Destacados autores nacionales también han pasado por nuestras manos: Juan José Millás Max Aub, Rosa Regás, Eloy Tizón, Sara Mesa, Cristina Fernández Cubas, Manuel Moya. Y no descuidamos tampoco a los autores locales como: Francisco Antonio Carrasco, Antonio Luis Ginés, Fernando Molero, José Castillejo, Pedro Tébar, Julio Velasco… Como se ve, nuestras coordinadoras han tocado todos los palos, siempre según la disponibilidad de fondos de la biblioteca.  La categoría literaria, el nivel y los premios de los autores seleccionados nos han permitido disfrutar y crecer en nuestro club de lectura.

En el tiempo que llevamos asistiendo, apenas hemos tenido un par de bajas de personas inscritas inicialmente y, eso sí, incorporaciones cada año de una lista de espera de aspirantes a ingresar (tenemos limitación por el aforo de la sala en que nos reunimos). Nos hemos ido conociendo y reconociendo en nuestros gustos literarios. Leemos con entrega, profundidad y profesionalidad el libro de cada mes. Todos llevamos una libreta en la que anotamos nuestras impresiones, comentarios, críticas, sugerencias, frases…y las ponemos en común.

Cuando nos encontramos mensualmente vamos exponiendo por turno esas opiniones y comentarios. Los demás apostillan, confirman o contradicen al interviniente cuando termina su exposición. Todo es muy fluido, dinámico y enriquecedor. Nadie permanece pasivo, todos intervenimos y la hora y media en que nos reunimos se nos queda corta. En la mayoría de los casos solemos coincidir en nuestras apreciaciones, en los relatos preferidos, en el juicio que nos mereció el libro.

Al final de cada exposición incluso damos una puntuación al libro que leímos ese mes lo que sirve de referencia y contraste a las responsables del club y les facilita su labor de prospección de autores y estilos para la elección de escritores y títulos en el futuro.

Las dos características que nos distinguen del resto de clubes de lectura de nuestra ciudad son las que quiero destacar a continuación. Por una parte es el único dedicado al cuento, a la literatura breve, al microrrelato. Ya hablé de que algunos de nuestros componentes llegaron rebotados por no poder acceder a un grupo de novela; pues bien, salvo en un caso, todos han permanecido, han descubierto y cada vez disfrutan más de este tipo de literatura que, algunos de ellos minusvaloraban cuando se incorporaron. Los que ya la conocíamos hemos profundizado en ella, estamos desentrañando las claves de este género, adentrándonos en su complejidad. Personalmente, aquellas lecturas rápidas, superficiales que hacía han cambiado, ahora leo y releo las historias, me involucro en ellas y me dejo retar por el desafío que muchas de ellas y sus autores nos proponen a los lectores.

La segunda seña de identidad de nuestro club de lectura es la frecuencia con que acuden los propios autores de las obras elegidas a departir con nosotros. Nuestras coordinadoras van alternando autores, de forma que a lo largo de la temporada pasan por el club tres o cuatro escritores. Esa es la gran diferencia con los otros grupos donde sólo esporádica, muy esporádicamente, una vez al año, pueden contar con la presencia de un autor. La presencia entre nosotros de los autores nos supone un plus de interés y perfeccionamiento en nuestras lecturas y comentarios. En esas sesiones es cuando el tiempo se nos queda aún más corto. Los autores nos manifiestan, por un lado su sorpresa por el interés con que leímos su obra, cómo la desmenuzamos, por nuestras opiniones y comentarios. Y por otra parte nos reconocen que tanta pregunta, tanto interés les hace sentirse encantados, sí, pero también sometidos a una especie de tercer grado por la cantidad y el empuje de nuestras intervenciones.

Termino ya estas líneas en las que he querido describir y caracterizar nuestro club de lectura, subrayando su excepcionalidad en contraste con los demás de nuestra ciudad. Y sobre todo nuestra creciente pasión por la lectura de un género, hoy de moda, pero al que muchos llegamos cuando no se le reconocía la importancia y fuerza que ahora sí disfruta.

 
Volver a Los diablos azules
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre