x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Liebre por gato

Mi identidad aérea

  • En la tercera entrega de esta nueva sección dedicada al microrrelato recogemos un texto del escritor gaditano Felipe Benítez Reyes
  • "Todos dan por hecho que soy el trapecista estelar del Gran Circo de Bruselas. No es la identidad que hubiese elegido de poder elegir alguna, pero tampoco es la peor de las posibles"

Publicada el 26/05/2017 a las 06:00 Actualizada el 26/05/2017 a las 12:29
El escritor Felipe Benítez Reyes.

El escritor Felipe Benítez Reyes.

La sección de microrrelatos inéditos Liebre por gato está coordinada por Gemma Pellicer y Fernando Valls. En esta tercera entrega recoge un texto del escritor gaditano Felipe Benítez Reyes.
___________________________________


Primero fue el dueño del kiosco de prensa de mi nuevo barrio: “Fui a verle con mis hijos. Es usted un artista”, y me estrechó la mano con las dos suyas. Luego el taxista con acento rumano: “¿Cómo lo hace sin caerse?”. Luego los demás: el panadero, el camarero del restaurante económico, la anciana que todas las tardes da de comer a los pájaros en el Luxemburgo y la muchacha con aspecto de enferma que se me acercó cuando cruzaba el puente.

Todos dan por hecho que soy el trapecista estelar del Gran Circo de Bruselas, con sede estable en París. No es la identidad que hubiese elegido de poder elegir alguna, pero tampoco es la peor de las posibles.

La semana pasada, la sobrina del portero de mi edificio me pidió un autógrafo.

Desde aquel malentendido que inició el kiosquero, no pasa un día sin que el equívoco gane en popularidad. Está visto que la confusión de una sola persona puede dar pie a una confusión generalizada, y más en un barrio como el mío, en el que todo el mundo sabe lo de todo el mundo.

Una parte de mí, por la fuerza de la irrealidad, es el trapecista del Gran Circo de Bruselas. Incluso he llegado a sentir miedo de caerme algún día del trapecio y ascender al rango de leyenda luctuosa. Una parte de mí que no es mía me susurra que debería hacer testamento.

Cuando alguien me mira, leo en sus ojos la admiración y sé que me imagina con unos pantalones blancos y con un chalequillo de lentejuelas moradas, dando volteretas en el vacío, y les confieso que he llegado a sentirme orgulloso de mi falsa profesión. Incluso en los días gélidos, me echo a la calle, porque comprendo que me debo a mi público: soy un espejismo. Soy, en fin, el trapecista.

*Felipe Benítez Reyes nació en Rota (Cádiz) en 1960. Su obra poética está recopilada en Libros de poemas (Visor). Entre sus novelas se cuentan El novio del mundo, El pensamiento de los monstruos, Mercado de espejismos (Premio Nadal) y El azar y viceversa. Sus relatos están recogidos en el libro Oficios estelares, al que siguió Cada cual y lo extraño. Ha obtenido el Premio de la Crítica, el Premio Ateneo de Sevilla de novela, el premio Fundación Loewe de poesía y el Premio Nacional de Literatura, entre otros. Este microrrelato pertenece al libro Por regiones fingidas, de próxima aparición –en edición limitada— en Interrogante Editorial.

Volver a Los diablos azules
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión