X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Club de lectura

Leer en la Ángel González

  • La biblioteca pública madrileña que lleva el nombre del poeta asturiano organiza tres clubes de lectura, uno dirigido, otro gestionado por los usuarios y otro dedicado a la lectura fácil
  • Entre sus títulos escogidos, Octubre, octubre de José Luis Sampedro, El tiempo amarillo, de Fernando Fernán Gómez o Tea Rooms, de Luisa Carnés

Biblioteca Pública Ángel González Publicada 19/01/2018 a las 06:00 Actualizada 18/01/2018 a las 20:55    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

La biblioteca pública municipal Ángel González.

La biblioteca pública municipal Ángel González.

Los clubes de lectura forman un tejido muy importante en la vida cultural. Les dejamos esta sala para que comenten sus lecturas y nos ayuden a componer nuestra biblioteca. Si formas parte de un club de lectura, puedes escribirnos a losdiablosazules@infolibre.es para contarnos vuestra historia y hacernos llegar vuestras recomendaciones.
___________________________________


Por club de lectura entendemos toda reunión periódica para hablar en torno a un libro, seleccionado con anterioridad y leído por los integrantes del grupo. La gran aceptación que tienen los clubes se debe a que reúnen dos alicientes, la lectura personal e íntima y la posibilidad de compartir esa lectura con otras personas. En la biblioteca pública municipal Ángel González, en Madrid, contamos con tres variantes de esta misma actividad.


La primera incluye un moderador que dirige la charla, controla turnos de palabra, recoge y transmite al grupo el mensaje contenido en el libro y plantea preguntas que estimulen la intervención de todos los miembros del grupo; se habla del tiempo narrativo, los giros de la trama, el género, el espacio, el punto de vista del narrador, la credibilidad de la obra, el formato, la portada, los personajes y el argumento. La línea ideal de un club es la que mezcla el aprendizaje con el debate, la literatura con la socialización. En estos casos el grupo es de un máximo de 15 personas y los libros son prestados por la propia biblioteca, que los obtiene del fondo específico de títulos para clubes de lectura de la Unidad Central de Bibliotecas. Las labores de coordinación las pueden llevar a cabo bibliotecarios o terceras personas, invitadas o contratadas, en todo caso, es importante no variar de coordinador con frecuencia.


Los últimos libros que han pasado por el club han sido Octubre, octubre de José Luis Sampedro, El corazón de las tinieblas, de Joseph Conrad y Will, de Tom Sharpe. Otros títulos de 2017 fueron, La mancha humana, de Philip Roth, Manual de Inquisidores, de Antonio Lobo Antunes, Estrella distante, de Roberto Bolaño y El jardín secreto, de Frances Hodgson Burnett. En general, se busca que sean libros no demasiado extensos, y la alternancia entre clásicos, novedades, premios literarios, lecturas ligeras y, de forma esporádica, poesía.

La segunda modalidad de club de lectura, denominada en nuestra biblioteca Reunión literaria, surgió a petición de un grupo numeroso de usuarios que no tenían plaza en el club de lectura al uso. En este caso, la selección del libro a leer no la realiza el coordinador propuesto por la biblioteca, sino que son los participantes los que gestionan las lecturas y el funcionamiento de la actividad; son también ellos quienes se encargan de conseguir los ejemplares que necesitan. Títulos que se han leído en este grupo han sido El tiempo amarillo, de Fernando Fernán Gómez, Tea Rooms, de Luisa Carnés, El mundo de ayer, Stefan Zweig y Son cosas que pasan, de Pauline Dreyfus.

Tanto en el caso de las tertulias literarias, como de los clubes de lectura clásicos, la duración suele ser de hora y media y la periodicidad mensual. Otros elementos importantes son la colocación del grupo en círculo, viéndose las caras y que todos los miembros del club conozcan los nombres de los demás.

Por último, existe otro tipo de club de lectura, en este caso, clubes de lectura fácil, en los que los libros son adaptaciones al formato de lectura fácil y que va dirigido a un grupo de usuarios con dificultades en la comprensión lectora. La lectura se realiza compartida y en voz alta, los títulos son seleccionados por la biblioteca y la gestión del grupo, de no más de 10 personas, y la coordinación de la actividad corre a cargo del personal de la biblioteca Ángel González, si bien suele haber, en cada sesión, dos personas en lugar de una. El objetivo es aportar seguridad al lector y facilitar el aprendizaje y el gusto por la lectura; en el caso de la biblioteca Ángel González trabajamos con alumnos de centros educativos del barrio. Entre los libros compartidos en este taller encontramos Nick de Inma Chacón, Drácula, de Bram Stoker, El libro de la selva, de Rudyard Kipling, la Vuelta al mundo en 80 días, de Julio Verne y Peter Pan, de J.M. Barrie. Esta actividad también se ha llevado a cabo con grupos de personas adultas, en este caso se escogió el título Bajo el mismo cielo, de Núria Martí.

Los clubes de lectura son una más de las herramientas que utiliza la biblioteca pública en su labor de consolidación de hábitos lectores, promoción del patrimonio cultural, en este caso, a través de la literatura, y de fomento del diálogo, la cohesión, la convivencia y el desarrollo personal, dentro de un marco de universalidad y gratuidad que quiere acercarse a todos.
 
Volver a Los diablos azules
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.