X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Los libros

Una guerra americana

  • Joyce Carol Oates ha escrito una de las grandes novelas contemporáneas, un fresco de ciertos aspectos de la sociedad americana actual
  • La autora sigue a dos familias enfrentadas: la de un médico que practica abortos por sus convicciones progresistas y la de su asesino, un fanático religioso

Ioana Gruia Publicada 02/03/2018 a las 06:00 Actualizada 01/03/2018 a las 18:16    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

​​​​​Un libro de mártires americanos
​Joyce Carol Oates

Traducción de José Luis López Muñoz
Alfaguara

Madrid
2017

Las jóvenes Naomi Voorhees y Dawn Dunphy no pueden ser más distintas. En la última novela de Joyce Carol Oates, la primera es la hija de Gus Voorhees, célebre médico que practica abortos por firmes convicciones progresistas en la clínica de una pequeña ciudad de Ohio, y por este motivo es asesinado a tiros a plena luz del día, junto con un voluntario de la clínica, por el padre de Dawn, Luther Dunphy, techador competente y fanático religioso.

Un libro de mártires americanos es la fascinante historia de dos padres, dos hijas (que tienen también hermanos, pero su peso en la novela es menor que el de sus hermanas), dos madres, Edna Mae Dunphy y Jenna Voorhees y una singularísima abuela, Madelena Kein. Dos familias destrozadas por el asesinato de Voorhees y la posterior pena de muerte impuesta a Dunphy.

Naomi ha recibido una educación abierta y tolerante, sin embargo acaba siendo una estudiante llena de inseguridad, obsesionada por filmar un archivo que se vuelve interminable sobre la vida y la muerte de su famosísimo padre. La fragilidad de la hija proviene en parte de la perturbadora decisión que su madre, Jenna, toma años después de asesinado su marido, cuando sus hijos son adolescentes. La mujer educada y comprensiva, la perfecta compañera mientras Gus vivía y se convertía paulatinamente en blanco de las amenazas cada vez más virulentas de los antiabortistas, no soporta más ni la trágica ausencia de su marido, ni el recuerdo de las infinitas veces en las que le recomendó prudencia, ni el enorme peso representativo que le toca en los repetidos homenajes a Voorhees, considerado un héroe y un mártir en los círculos progresistas. Un mecanismo parecido de santificación sucede, en el mundo del fanatismo antiabortista, con Dunphy, cuyo crimen es visto como un acto ineludible para salvar la vida de los neonatos.

Dawn Dunphy es una niña y luego una adolescente menuda, compacta, carente de atractivo pero con una notable fuerza física, desbordante de resentimiento, agredida psicológicamente en la escuela por ser la hija de un padre condenado a muerte y violada en una escena de una estremecedora violencia. La misma violencia que devolverá con creces a los chicos que la agredieron y que la impulsa a convertirse en boxeadora profesional. Las páginas dedicadas al boxeo, en el que Oates es una experta y al que dedicó un ensayo, son un ejemplo de excepcional agilidad narrativa y descriptiva.

Tanto los retratos de Voorhees y Dunphy como los de Naomi, Dawn, Jenna y Edna Mae (la esposa de Dunphy, una mujer reprimida con el comportamiento de una iluminada religiosa) revelan un conocimiento psicológico a la vez profundo, poderoso y muy sutil. Oates no rehuye las sombras de los personajes luminosos y es maestra en mostrar el desconcierto, la desorientación y la crueldad de los adolescentes. También analiza de manera excepcional las relaciones de familia, entre madres e hijas, padres e hijas, y entre la madre singularísima que es Madelena Kein, la abuela de Naomi, y su hijo Gus. Otro tema especialmente delicado que aborda Oates es la figura de la madre que abandona a sus hijos, bien por una apuesta intelectual incompatible con un matrimonio sofocante (el caso de Madelena), bien por desfallecimiento vital (el caso de Jenna). La figura de Madelena, respetabilísima profesora universitaria, introduce además la relación entre la abuela y la nieta, porque la gran intelectual desenvuelta, que está sola y angustiada por un secreto sobrecogedor, y la chica que se siente profundamente desorientada e infeliz se necesitan con desesperación. De la misma manera que acabarán necesitándose con desesperación Naomi y Dawn.

Oates ha escrito sin duda una de las grandes novelas contemporáneas, que es al mismo tiempo una exploración valiente, nada maniquea pero tampoco relativista de los comportamientos humanos en situaciones límite, y un fresco de ciertos aspectos de la sociedad americana actual.

*Ioana Gruia es escritora y profesora de Literatura Comparada.

Volver a Los diablos azules
LA AUTORA Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.