X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Los libros

Nada es solo lo que es

  • Y nuestros rostros, mi vida, breves como fotos es un libro sobre el tiempo y el espacio, las dos dimensiones en las que la vida ocurre. Es inclasificable y único
  • El esmero de la edición de Nórdica libros expresa respeto, voluntad de homenaje y diría que añoranza del escritor y el ser humano que fue John Berger

Teresa Aranguren Publicada 16/03/2018 a las 06:00 Actualizada 15/03/2018 a las 18:47    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Y nuestros rostros, mi vida, breves, como fotos
John Berger

Traducción de Pilar Vázquez
Ilustraciones de Leticia Ruifernández

Nórdica
Madrid

2017

“La primera parte trata del tiempo, la segunda parte trata del espacio”, se nos informa de ello nada más abrir el libro. Espacio y tiempo son los grandes temas de la Filosofía y en cierta medida este es un libro de Filosofía. Aunque solo en cierta medida; la otra medida la da la mirada poética del autor. Una cosmogonía construida desde la mirada de un poeta.

John Berger siempre empieza mirando: “Lo visible siempre ha sido y sigue siendo la principal fuente humana de información sobre el mundo”, dice en uno de los párrafos de este libro, y lo que ve es el punto de partida para seguir viendo, para ver más, más hondo y más lejos. Nada es solo lo que es: “En ese momento vi la calle del pueblo como si la estuviera contemplando desde el futuro. Lo que estaba viendo se había transformado en el pasado lejano. El cambio fue lento, tan lento que pareció una quietud”. La realidad, aquello que tenemos delante y detrás y siempre fuera de nosotros, aquello que no somos nosotros y por eso se ofrece a nuestra mirada, es también un código que John Berger analiza, desmenuza, desentraña, un lenguaje que adquiere  sentido cuando alguien lo interpreta. Su escritura avanza como una indagación, paso a paso, desvelando capas de significado que conducen a otras y buscan  la palabra escueta y precisa. Y dubitativa y necesaria.

Un paisaje campesino, el fenómeno de la emigración, los contornos del cuerpo amado,  el sentido del claroscuro en los cuadros del Caravaggio: “La oscuridad de sus cuadros huele a velas, a melones maduros, a la colada húmeda que espera para ser tendida al día siguiente…lo que ha quedado desterrado, junto con la luz del día , son la distancia y la soledad: dos cosas temidas en los bajos fondos”. Todo lo que es, es algo más; en la escritura de Berger todo lo que existe habla de todo lo existente. Filosofía y poesía son formas de mirar. Su forma de mirar.

La excelente traducción de Pilar Vázquez, el acierto de mantener la versión inglesa de los poemas  que acompañan los textos —¿o son los textos los que acompañan a los poemas?—, los sutiles dibujos de Leticia Ruifernández, todo el esmero con el que está editado por Nórdica libros expresa respeto, voluntad de homenaje y diría que añoranza del escritor y el ser humano que fue John Berger.

Este es un libro sobre el tiempo y el espacio, las dos dimensiones en las que la vida ocurre. Es inclasificable y único. Y bellísimo. Un libro para tener y volver a él de vez en cuando, leer un párrafo, cerrar los ojos y quizás pensar o recordar. Una joya.

*Teresa Aranguren es periodista y escritora. Su último libro es Contra el olvido. Una memoria fotográfica de Palestina antes de la Nakba, 1889-1948 (Ediciones del Oriente y el Mediterráneo, 2015). 

Volver a Los diablos azules
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.