x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Los libros

En menos de 500 palabras: 'En busca de la isla esmeralda'

  • Lo irlandés, tal como es abordado en este particularísimo “diccionario”, no es un tanto un simple marbete geográfico como una irradiación
  • El asunto al que se consagra En busca de la isla esmeralda obedece a la ya larga y acreditada dedicación de Rivero Taravillo a su objeto de estudio

José Manuel Benítez Ariza
Publicada el 15/06/2018 a las 06:00
En busca de la isla esmeralda. Diccionario sentimental de la cultura irlandesa.
Antonio Rivero Taravillo
Fórcola Ediciones
Madrid
2017
  Corrobora este “diccionario de autor” que acaba de publicar Antonio Rivero Taravillo (Melilla, 1963) que el género está conociendo una inusitada eclosión: el propio autor señala como antecedente inmediato de su trabajo el reciente “diccionario sentimental” que, bajo el título Pompa y circunstancia, dedicó Ignacio Peyró a la cultura inglesa y fue publicado en 2014 en la misma editorial. Sea como fuere, el asunto al que se consagra En busca de la isla esmeralda, también subtitulado Diccionario sentimental de la cultura irlandesa, no obedece a una mera apuesta por un género en boga, sino a la ya larga y acreditada dedicación de Rivero Taravillo a su objeto de estudio.

Lo irlandés, en efecto, tal como es abordado en este particularísimo “diccionario”, no es tanto un simple marbete geográfico o una demarcación lingüística y cultural, como una irradiación que, teniendo su centro en la “isla esmeralda”, alcanza los cinco continentes, aporta su peculiar influjo a todas las artes y se integra en diversas coyunturas históricas de alcance universal. No es de extrañar, por ello, que lo irlandés sea objeto, no sólo de la curiosidad intelectual de muchos, sino también de una especie de culto que cuenta con entusiastas en todo el mundo.

Rivero Taravillo administra con inteligencia su doble condición de erudito y devoto. Entradas como la dedicada a la intrincada biografía de Éamon de Valera, primer presidente de la República de Irlanda, o como las consagradas al cineasta norteamericano de origen irlandés John Ford y a la vida y obra de escritores como James Joyce, W. B. Yeats y Oscar Wilde son un dechado de rigor, capacidad de síntesis y solvencia documental. Pero también encontramos en este diccionario entradas que cumplen su objetivo por otros medios: desde el humor al prontuario de citas que componen, por ejemplo, la nota consagrada a los “Mirlos”, sustentada en media docena de fragmentos de poemas en los que aparece este pájaro, predilecto de los bardos irlandeses; pasando por el relato de iniciación personal, como el que el autor consigue imbricar en la entrada dedicada al Ulises, que deriva a la historia de la recepción de la novela joyceana en España y particularmente en Sevilla, lo que permite a Rivero explayarse sobre el trasfondo entre festivo y académico en el que prendió en él, estudiante entonces en la capital andaluza, la pasión por la “materia hibérnica”.

No faltan en este diccionario, como es de rigor, menciones a los aspectos más sombríos de lo irlandés, desde los violentos conflictos que han desgarrado la isla a los estragos del alcoholismo o la dolorosa cercanía de los fantasmas de la pobreza, el hambre y la emigración. Pero, como ocurre con todo aquello que se ama, la devoción de Rivero Taravillo hacia la “isla esmeralda” apenas se resiente de la percepción de sus defectos, que el autor convierte en otras tantas razones de amor. Y ya se sabe que una pasión bien contada resulta siempre contagiosa.

*José Manuel Benítez Ariza es escritor. Sus últimos libros son Arabesco (poesía, Pre-Textos) y Trilogía de la Transición (novela, Dalya), ambos de 2018.

Volver a Los diablos azules
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión