x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Los libros

La gasolina sintética

  • El autor de estas páginas supone, conjetura e imagina lo que quedó borrado en la intrigante historia de un hombre que es ante todo un estafador
  • Albert von Filek conseguirá engañar al dictador, y si no fuera porque del engaño pasa al envilecimiento, podría ser un tipo que hace gracia

Publicada el 22/06/2018 a las 06:00 Actualizada el 21/06/2018 a las 17:40
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Filek. El estafador que engañó a Franco
Ignacio Martínez de Pisón

Seix Barral
Barcelona

2018
  En los primeros meses de la convulsa España de 1931 llega a nuestro país Albert von Filek, concretamente a una ciudad, Madrid, que se preparaba para proclamar la Segunda República envuelta en el entusiasmo, la emoción y el apasionamiento. La historia de este austriaco nacido en 1889 en Tschöran, población en la región de Carintia, sufre un largo paréntesis en España desde el año de su llegada hasta el 7 de marzo de 1946 cuando zarpará desde Bilbao rumbo a Hamburgo en el buque Highland Monarch que repatriaba alemanes ligados al nazismo de una u otra manera.

Vivir y deambular por la España de estos quince años tan dramáticos de nuestra República, Guerra Civil, posguerra, primer franquismo, cárceles, campos de concentración… Ser testigo de todos y cada uno de estos momentos y sobre todo de estos espacios, sobrevivirlos y contar hoy con el testimonio de las pesquisas de Ignacio Martínez de Pisón, convierten a este libro en una mezcla de novela y documento histórico, de narración inventada o biografía supuesta y fotografía en blanco y negro de quince años sobre los que aún queda mucho por decir.

Casi toda la historia está resumida en un subtítulo tan clarificador. Alberto von Filek es el descendiente de una familia ilustre de militares, generales y mariscales, del ejército imperial austrohúngaro que, como sabemos, se disolverá en 1918 al finalizar la Gran Guerra. Este aristócrata austriaco de una familia de abolengo que se presenta a sí mismo como “capitán de artillería” y que defenderá hasta el fin de sus días su apellido y los valores imperiales, se queda sin trabajo cuando tras la derrota militar su país pasa a llamarse República de Austria. Y su vida va a ser de todo excepto ilustre.

No sabemos si fue capitán o no, no hay constancia como de otras tantas cosas. Esto hace que el autor de estas páginas suponga, conjeture e imagine con una narración clara, fresca, trepidante, lo que quedó borrado en la intrigante historia de un hombre que es ante todo un estafador.  Y al lector le dan igual los huecos rellenados con la imaginación de Martínez de Pisón porque consigue meternos dentro de cada uno de los espacios y de los tiempos, visitar cada una de las moradas del protagonista, novelar una vida que debía ser contada.

Del Imperio Austrohúngaro a la Italia de Mussolini en los años veinte. Saludamos a Antonio Gramsci y veraneamos en Fiume para que D’Annunzio nos engañe con su “política de la poesía”. Años también terribles que alientan a delincuentes, a timadores y a tramposos. A aprovecharse de los demás, a sacar tajada y a perderse en la vieja Europa llagada por las guerras.  Y eso que lo peor estaba por llegar.

A su llegada a España después de distintos robos y entuertos, vemos cómo un 28 de julio de 1934 registra lo que será su primera patente: “Un nuevo procedimiento de soldadura para metales por medio químico”. Con ella comienza un sinfín de registros asociados a otros nombres a los que presumiblemente engatusará porque todas las patentes son un timo, un fraude, una estafa. Tres semanas después de registrar su primera patente, el 18 de agosto, regresará al Registro de la Propiedad Industrial para inscribir su gran creación, nada menos que un “procedimiento para la obtención de gasolina sintética”. Cambiará varias veces de socio pero no de invento: agua mezclada con derivados del vino, melaza, remolacha, maíz, patata, trigo…  Esta fórmula “mágica” y de productos tan españoles causa risa, sin duda. Filek es la desfachatez en persona. Un tipo tremendo que mantendrá su patraña a pesar de su paso por las cárceles republicanas que serán luego las cárceles franquistas. Efectivamente conseguirá engañar al dictador, y si no fuera porque del engaño pasa al envilecimiento —el límite está en aprovecharse de las desgracias ajenas— podría ser un tipo que hace gracia.

Quien sí es un tipo estupendo es Martínez de Pisón. Y uno de los mejores escritores del panorama literario contemporáneo al que quiero agradecerle que me haya hablado de Nanclares de la Oca. Lamentablemente esto es verdad.

*Sonia Asensio es profesora de Literatura.

Volver a Los diablos azules
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.