x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Los libros

Sin idealizaciones

  • La antología Neorrurales viene a rememorar el tema clásico de la naturaleza de la mano de ocho poetas contemporáneos que han vivido en el campo
  • El volumen recoge diez poemas de cada uno de estos autores, de tres generaciones, como Alejandro López Andrada, Josep Maria Rodríguez o Hasier Larretxea

Publicada el 05/04/2019 a las 06:00 Actualizada el 04/04/2019 a las 20:31
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Neorrurales. Antología de poetas de campo
Selección e introducción de Pedro M. Domene

Editorial Almuzara (Berenice)
Córdoba

2018
  “Nuestros campos se han quedado cada vez más solos. Y, a pesar de todo, la belleza de lo rural sigue indemne porque su viva imagen nunca ha desaparecido”. Con estas palabras escritas en la contracubierta por Pedro M. Domene (Huércal-Overa, Almería, 1954), crítico literario, novelista y ensayista, ya nos adelanta esta entrega, este libro titulado Neorrurales. Antología de poetas de campo, editado por la Editorial cordobesa Almuzara, en la colección  Berenice. El volumen recoge diez poemas de cada uno de estos autores, de tres generaciones distintas, que tienen como fondo el tema del campo: Alejandro López Andrada, Fermín Herrero, Reinaldo Jiménez, Sergio Fernández Salvador, Josep M. Rodríguez, David Hernández Sevillano, Hasier Larretxea, y Gonzalo Hermo.

Es muy peculiar e interesante esta antología temática, esta selección que se nos ofrece con estos ocho poetas que escriben sobre la vida en el medio rural. Contiene un prólogo donde el antólogo nos conduce por la mejor literatura que desde sus orígenes, en la antigüedad clásica, ha tenido como escenario el campo, su paisaje natural. Un tipo de poesía que, como hemos señalado, ha estado presente en nuestra literatura siempre, y Pedro M. Domene nos acompaña en este paseo bucólico que nos lleva en volandas por paisajes renacentistas, barrocos y que se prolonga hasta nuestros días. Nos transporta por los grandes autores y grandes poemas de la historia, ya que nos evoca a escritores como Homero, Virgilio, Garcilaso, Fray Luis de León, Góngora, los neoclásicos, románticos, realistas, naturalistas, hasta el siglo XX con Unamuno, Antonio Machado, Azorín, Gerardo Diego, Aleixandre, Lorca, Miguel Hernández, Leopoldo Panero, Claudio Rodríguez, Félix Grande, Colinas o Llamazares.

Es una obviedad que estos entornos campestres y sus imágenes han tenido un declive, una penumbra tanto real como literaria. Esta antología viene ahora a rememorar este tema clásico de la mano de estos poetas contemporáneos que han vivido in situ sus experiencias en un escenario que incluye de todo, bueno y malo, y que por circunstancias sociales tiene otra mirada.

Este volumen se estructura en tres partes, donde los distintos autores aportan diez poemas a la selección a cargo del antólogo. Es enriquecedor que a los textos de cada autor les anteceda una breve biobibliografía y una poética, en donde cada uno expresa su forma de escritura, complementando así su trayectoria.  Como ya nos apunta Domene: “La presente selección antológica convoca a los poetas cuyos versos ofrecen una amplia mirada y una particular visión sobre lo rural, o sobre el campo”. Estos coinciden en reivindicar todo lo relacionado con el paisaje agreste.

Así, la de los más veteranos. Alejandro López Andrada (1957): “Un árbol de rocío es mi nostalgia,/ un haz de lejanía./ En mi recuerdo, / hojas de lluvia. Lenta, en los balcones, vuelve a hundirse/ y cae en las lilas/ como franela de ojos cenicientos”.  Fermín Herrero (1963): “(…Aquí/ la altura es páramo/ y remanso –los hombres callan— pero/ el agua baja de los montes y su voz/ desnudándose al aire me traspasa. (…)”. Reinaldo Jiménez (1969): “Cuántas veces me salva tu sencilla/ enseñanza; ese don/ que a los ojos de aquel niño no fuera/ sino sólo una forma de descubrir  el mundo”. Pertenecen por edad cronológica a esa primera hornada que a través de sus versos hablan de una realidad distinta a la actual que reconstruyen, pues la han vivido.

También, la de una generación intermedia. Sergio Fernández Salvador (1975): “¿Y qué ambición más limpia,/ mejor dotado premio que merecer cantarte,/ cenizoso abedul que entre dos prisas/ te cruzas en mi día?”. Josep Maria Rodríguez (1976): “Venía cuando niño/ con mi padre/ a este rincón del bosque./ ¿Quién dijo que el pasado ya no vuelve?”. David Hernández Sevillano (1977): “No busques en la niebla lo concreto./ Acércate hasta aquí sin alaridos,/ saboreando el zumo de las cosas menudas”. Autores que se sitúan en otro espacio, pero en donde lo agreste y natural es una elección de vida.

Por último, los más jóvenes, Hasier Larretxea (1982) —“Escribir,/ la única manera de atravesar el valle/ sin pisarlo”— y Gonzalo Hermo (1986) —“Estoy aquí. En frente se encuentra el resto del mundo”—. Escriben su visión de espacios repletos de naturaleza viva.

En este libro se aúnan la magia, lo idílico, el silencio, la quietud, el canto de los pájaros y el murmullo del agua. Es una invitación amable a abandonar la ciudad, al retiro de lo urbano, para respirar unos minutos el aire puro y de paso recargar energías. Es lo humano en armonía con los paisajes y entornos naturales. Es un trazo de mapa en una geografía agreste que siempre nos quedará.
 
_____

Carmen Canet es escritora y profesora de Lengua y literatura. Su último libro es Luciérnagas (Renacimiento, 2018).
 
Volver a Los diablos azules
Más contenidos sobre este tema
Relacionados




Hazte socio de infolibre

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.