x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Club de lectura

"La inglesa de Guadarranque"

  • Ángeles Chozas se adentra en la experiencia vital de Rosalinda Fox, espía del imperio británico que termina sus días junto a la bahía de Algeciras
  • Lo más original de estas doncellas son precisamente, ellas: mujeres que trabajaron para Fox, cuentan cómo era aquella señora y el hilo narrativo de la novela

Begoña Curiel
Publicada el 07/06/2019 a las 06:00 Actualizada el 06/06/2019 a las 20:52
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Los clubes de lectura forman un tejido muy importante en la vida cultural. Les dejamos esta sala para que comenten sus lecturas y nos ayuden a componer nuestra biblioteca. Si formas parte de un club de lectura, puedes escribirnos a losdiablosazules@infolibre.es para contarnos vuestra historia y hacernos llegar vuestras recomendaciones.
___________________________________


El libro durmiente comenzó su andadura como club de lectura en junio de 2003. Su nombre hace referencia a la necesidad de rescatar los valores y principios que duermen en el seno de los libros. El libro durmiente se define como una entidad creada sin fin de lucro. Nuestra acción adquiere la condición de voluntariado cultural. Desde el año 2012, correspondiendo con el período lectivo, impartimos los talleres de escritura creativa, en dos niveles: básico y avanzado. Finalmente, la invitación a los autores para presentar sus obras o impartir clases magistrales sobre las técnicas de escritura ha dado lugar a la creación de un foro literario, donde confluyen los lectores, libros y escritores, compartiendo ideas e inquietudes en pro de la cultura.

 
Las doncellas de la espía
Ángeles Chozas

Ediciones Atlantis
Aranjuez (Madrid)
2019


 
Qué gran oportunidad nos ofrece esta novela de conocer a un personaje real que en realidad tuvo vida de novela. Ángeles Chozas se adentra en la experiencia vital de una mujer como Rosalinda Fox, espía del imperio británico que termina sus días en la zona de Guadarranque, dentro del término de San Roque, junto a la bahía de Algeciras, en la provincia de Cádiz. Sí, es esa enigmática mujer que muchos conocieron con las pinceladas que de ella se ofrecieron en El tiempo entre costuras de María Dueñas.

Fox nació en Calcuta y tras recorrer medio mundo recaló en un lugar que denominaba el paraíso y donde pasó la mitad de su vida hasta su muerte. Y paraíso, debió serlo. Llegó en los años cincuenta, cuando Guadarranque era una diminuta aldea de 80 pescadores. Imagínense sus bocas y ojos cuando la dama en cuestión desembarcó en el lugar a bordo de su Rolls Royce (repito, años cincuenta en España) acompañada de su amante del momento, ataviada con sus gafas de sol y pintalabios rojo de Chanel. Ahí es nada. Como un anuncio surrealista.

La novela de Ángeles Chozas nos entrega esta maravilla de historia. Tan fascinante como la mujer que lo protagoniza y que la propia autora conocía como “la inglesa de Guadarranque”. Porque la autora de Las doncellas de la espía descubrió que la Fox de la novela de María Dueñas y dicha inglesa ¡eran la misma persona! Fue la propia Dueñas la que animó a Ángeles Chozas a seguir adelante con la escritura de Las doncellas de la espía tras conocer las rutas literarias que lleva dos años realizando en Guadarranque sobre El tiempo entre costuras.

No me digan que no es una historia fabulosa dentro de otra historia fabulosa. Pues si quieren descubrir hasta dónde ha llegado la investigación de Ángeles Chozas sobre la despampanante espía, no pueden perderse este libro.

Aunque no hay que olvidar que es una biografía novelada y, por tanto, la realidad y la ficción se entremezclan, este testimonio puede ser lo que más se acerque, dentro de lo hoy publicado, a la vida de la Fox. Una mujer que con 16 años salió gravemente enferma de la India con su hijo. Quién podría imaginarse que daría tantas vueltas… Sintomático –sin duda– de su tremenda personalidad.

Inglaterra, Suiza, Portugal… Sus pasos por diferentes lugares del mundo representan un retrato de la Europa de entreguerras, donde Rosalinda Fox debió jugar un importante papel para el gobierno británico en las bambalinas. Existen testimonios que lo confirman y, sin embargo, queda mucho por conocer de quien fue amante de –entre otros– Juan Luis Beigbeder, primer ministro de exteriores del dictador Franco.

Pero su lista de amoríos es solo un detalle más de su excéntrica vida, dentro de su amplia agenda de contactos que acabaron de visita en Guadarranque, entre cineastas, escritores y multimillonarios. Sigo pensando en la estupefacción de los vecinos con semejante desfile de personajes…

Angeles Chozas intercala fotografías en sus páginas de algunos momentos estelares –y no tantos– de estas amistades y de su media vida en lo que fue un bello paraje junto a la bahía algecireña. Y recalco. Fue. Porque lo invadió una refinería –ahora convertido en el mayor polígono industrial de toda Andalucía– que eclipsó desde entonces la belleza que, sin duda, tuvo que ser impresionante. Para rizar el rizo, bajo esa mole se destruyó gran parte del espectacular conjunto arqueológico romano de Carteia. De hecho, en su momento, la señora Fox debió lucir alguna que otra columna del yacimiento en una de sus casas…

Se da la circunstancia de que resido en la ciudad de Algeciras y conozco el aspecto actual de los lugares que la autora describe como escenario de la existencia feliz de la espía (hasta que dejó de serlo). Y es imposible no sentir dolor por lo que hubo de ser el «antes» en aquel edén y lo que es el «ahora». De hecho, muchos lugareños recuerdan aún las aguas cristalinas de la playa y el litoral de la zona…

Pese al paisaje del hambre de la posguerra que rodeaba a Rosalinda Fox, supo esquivar su presencia –lo mismo hacían muchos de ellos– porque en realidad su intención era convertir aquel oasis en un enclave de turismo de élite frente a Marruecos y a dos pasos de Gibraltar. Tanto es así, que lo primero que dijo al pisar esta tierra fue que había que «quitar de allí a los gitanos». Como buena británica venía «a colonizar».

Poco más que decir del talante de la señora, aunque es cierto que de la investigación realizada por Ángeles Chozas para la escritura del libro puede deducirse que Rosalinda Fox no solo contó con detractores. La autora ofrece los puntos de vista que ha podido recabar y será el lector quien deba formarse su propia opinión al respecto.

Lo más original de estas doncellas son precisamente, ellas. Porque marcan el hilo narrativo de la novela. Son mujeres que trabajaron para Rosalinda Fox y que nos cuentan cómo era aquella señora. Su lenguaje coloquial y dicharachero marca la diferencia con el tono literario del relato ofrecido por la autora de las aventuras y desventuras de su protagonista.

Es un libro interesantísimo. Me ha encantado. Ángeles Chozas ha puesto en pie –entre la realidad objetiva y los aderezos de la ficción (hay secundarios preciosos)–, a la famosa –y sin embargo aún desconocida– espía que siempre negó serlo. Y que lejos del glamour que trajo al sur del sur, tuvo un final que nada tuvo que ver con los ambiciosos objetivos que se había marcado para su particular paraíso.

Ángeles Chozas ofrece un lenguaje sencillo. Muy accesible. No es necesario adornar en exceso cuando tiene un personaje como Rosalinda Fox en sus manos. No obstante, es llamativo el escaso trabajo que se ha tomado la editorial en ofrecer a esta autora una adecuada corrección ortotipográfica. Contando con un diamante de estas características y el arduo trabajo de investigación realizado, Ángeles Chozas –y de paso el lector– merecía reciprocidad en este sentido.
 

Volver a Los diablos azules
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.