x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Los libros

Bienvenidos al otoño

  • En estos tiempos convulsos, escribir sobre la naturaleza en su estado más puro podría parecer incluso arcaico, pero este libro demuestra lo contrario
  • Juan José Prior publicó una primera plaquette hace ya tiempo, así que podemos considerar que Los sujetos del bosque es en realidad su primer libro

Publicada el 06/12/2019 a las 06:00 Actualizada el 05/12/2019 a las 19:33
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Los sujetos del bosque
Juan José Prior

Sonámbulos Ediciones
Granada

2019


"Me gustan los poetas que no escriben". Esta primera frase puede parecer inoportuna viniendo no sólo de un poeta, sino también del editor del libro que aquí se reseña, pero tiene su explicación. Juan José Prior publicó una primera plaquette hace ya tiempo con el significativo título –para un poeta– de Mester de soledad, así que podemos considerar que Los sujetos del bosque es en realidad su primer libro. Y decimos que nos gustan los poetas que no escriben porque Prior ha esperado el momento oportuno para publicar sin dejarse llevar por el ímpetu juvenil que en ocasiones carece del filtro suficiente y sin dejarse empujar por el desahogo sentimental que muchas veces leemos como poesía, por ese yo desmedido que llena páginas y páginas de libros que llegan tan rápido como pasan. Pero aún sin publicar en tanto tiempo, estamos ante todo un poeta, pues como dice Carlos Alcorta "el lector que se acerque a sus versos comprobará la firmeza en el trazo, en el fraseo, propia de quien ha frecuentado la literatura, la poesía, desde todos los ángulos, no sólo como profesor, lector o crítico, sino como poeta: un poeta sin necesidad de escribir por más que el vicio de la escritura provenga de bastante lejos (…) 'un animal poético que sufre tanto de amor como de mortalidad, tanto de metafísica como de política".

Los sujetos del bosque, ilustrado con gran elegancia por Leticia Ruifernández, se divide en tres partes, "Hojas", "Troncos" y "Aguas", más una glosa y coda final. En la primera parte, en palabras del propio autor, las hojas caen para dejar hueco y paso a las siguientes; en la segunda los troncos nos hablan de un espacio cerrado, íntimo, donde el sujeto se sumerge para saber de sí; y en la última parte, el tiempo fluye interrumpido por los golpes inesperados a la vez que el agua sigue su curso y el río de la vida avanza un poco más.

En estos tiempos convulsos y veloces donde todo, incluso la propia poesía, se consume en demasiadas ocasiones muy a la ligera, escribir sobre la naturaleza en su estado más puro, hablar de bosques, de los "sujetos del bosque" que son los árboles y ponerlos en relación con el hombre y sus sentimientos podría parecer incluso arcaico, pero este libro y estos poemas demuestran todo lo contrario pues Prior, gracias a una minuciosa observación, transforma esa visión, a través del lenguaje, en imágenes que van más allá de la naturaleza descrita, poniendo en relación lo efímero de esa belleza con la propia naturaleza humana, con la de todos nosotros, en definitiva, que es quizá la máxima aspiración de la buena poesía: describir a través de las palabras la zona menos iluminada de quien se acerca a la lectura de los versos.

Dice Juan José Prior en el poema que abre el libro:

 

… Y en la hoja
se va quedando en calma
la impresión menos sencilla:
somos, nos contestan.
El bosque y yo,
luz de amalgama.


A partir de este primer poema, en las partes descritas, el autor va desgranando su visión de la naturaleza, fruto de una intensa experiencia que el mismo define: "Descubrí el paso de las estaciones, el color de cada una, los contrastes violentos entre el calor veraniego, los dorados del otoño, la nieve, el cántico desbordado de la primavera. (…) Allí no ocurría nada, salvo la percepción inmediata del mundo; la sensación de que éste estaba, en efecto, habitado y de que yo, uno más entre sus seres, era reconocido y admitido".

Conseguirlo en poco más de sesenta páginas y hacernos partícipes de esa inmersión en la vida y en la naturaleza no es una tarea fácil, y Juan José Prior lo consigue con una maestría nada habitual en la actual poesía española. Dejénse llevar. Bienvenidos al otoño.

 
____

Javier Bozalongo es poeta. Su último libro es Cóncavo y convexo (Esdrújula, 2019), junto a Carmen Canet.

Volver a Los diablos azules
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

 
Opinión
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.