x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Liebre por gato

Los inconvenientes de ser un narrador testigo

  • En la nueva entrega de la sección dedicada al microrrelato recogemos dos textos del escritor Alberto Sánchez Argüello

Alberto Sánchez Argüello
Publicada el 15/05/2020 a las 06:00

La sección de microrrelatos inéditos 'Liebre por gato' está coordinada por Fernando Valls y Gemma Pellicer. Esta nueva entrega recoge dos textos del escritor Alberto Sánchez Argüello.

_____

Los inconvenientes de ser un narrador testigo

Pasó lo que me temía: usted ya está leyendo y yo no tengo nada que decir. Cómo quisiera describirle un viaje a través de una antigua ruta serpentina, que lleva a cierto castillo, en el cruce entre Transilvania, Moldavia y Bukovina, bajo la gélida sombra de los Cárpatos, hogar de los hijos de la noche. Pagaría por contarle sobre la preciosa vista de una carretera en Colorado, que avanza Noroeste, hasta llegar a unos pinos hoscamente aferrados a la roca, que se abren para dejar lugar a un amplio rectángulo de césped verde en medio del cual, dominando todo el panorama, se levanta un hotel con ciento diez habitaciones, un jardín de setos con forma de animales y un cuarto que espera paciente la llegada de un niño. Moriría gustoso por hablarle sobre las naves de combate en llamas en el hombro de Orión o los relámpagos resplandeciendo en la oscuridad cerca de la puerta de Tannhäuser. Pero no puedo. Mi rutina de darle de comer a los perros, limpiar la casa y llenar crucigramas no tiene ningún interés. Qué pena con usted. Mejor búsquese un narrador omnisciente, de esos que revelan la oscuridad que habita en el corazón de algún personaje sádico y complejo. Hora de servir croquetas.

La sangre se quita con agua fría

Espera con paciencia su turno. Sabe que esta entrevista es sólo una formalidad. Para algo tiene un tío ministro y otro comisionado. Se imagina en su puesto, con su nombre en una placa de escritorio. El escalafón quinquenal con aumento de prestaciones y poder burocrático. La impecable carrera política que le llevará hasta la cima. Las elecciones internas amañadas y las nacionales robadas. La banda presidencial acompañada de su discurso sobre orígenes humildes y trabajo duro. Su foto en todos los ministerios. La vida de lujos y excesos. El descontento gradual del pueblo. El aumento del ejército y la reducción del gasto social. La insurrección popular. La masacre de estudiantes en la primera plana de todos los diarios del mundo. El atentado fallido. Su traje de lino blanco, manchado con la sangre de su esposa. En ese momento, le asalta una duda y la guglea con rapidez. Satisfecho con la respuesta, prosigue. Se deleita con las palabras del magnífico panegírico que dedicará a la primera dama; ella horizontal, con su traje de sastre y él con su traje de lino, impecable, sin manchas.

_____

Alberto Sánchez Argüello (Managua, Nicaragua, 1976) es autor de varios libros de microrrelatos, el último de los cuales es Naufragio de botellas (Quarks Ediciones Digitales, Lima 2020). Su obra ha sido recogida en diversas antologías del género. Es Licenciado en Psicología y trabaja como profesor de Lengua y Literatura.

Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión