X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Liebre por gato

Perder el norte

Mar Horno
Publicada el 09/10/2020 a las 06:00 Actualizada el 22/10/2020 a las 14:02

La sección de microrrelatos inéditos 'Liebre por gato' está coordinada por Fernando Valls y Gemma Pellicer. Esta nueva entrega recoge tres textos de la escritora Mar Horno. 

_____

Perder el norte

El marido de Bárbara siempre llevaba una brújula en el bolsillo. La sacaba con frecuencia y se quedaba tranquilo cuando veía la manecilla señalando el norte. Le gustaba sentir ese magnetismo invisible que le indicaba la dirección de la cordura. Un día lavó sus pantalones sin mirar lo que había dentro y la aguja imantada se volvió loca con las vueltas. Él no pensó que se hubiera estropeado y tampoco se dio cuenta de que, en vez de ir al trabajo, fue a pasear al parque; en vez de ir a la compra, entró a comer en un restaurante y en vez de volver a casa, se fugó con su secretaria. Bárbara lloró desconsolada. No tanto por el abandono de su esposo como por la lavadora. También se había averiado. Ahora, las blusas y vestidos limpios se desprendían con elegancia de su cuerpo para volar hacia el sur siguiendo a las bandadas de patos. Incluso, un ganso se enamoró de una de sus preciosas faldas de flores. No le quedó más remedio que sobreponerse. Tuvo que acostumbrarse a ir desnuda.

La regadera

La tienda de Rosa La regadera es el negocio más próspero del pueblo. El apodo le viene no porque esté algo loca (que también), o ponga el brazo graciosamente en jarra (que también) sino porque de su boca siempre salen palabras a chorros como si fueran agua fresca. En su tienda vende letras al por menor, a buen precio. Las tiene en botes de cristal como si fuesen golosinas. Las frases completas son más caras y los poemas, colocados en preciosos expositores de cristal, ya ni os cuento. Hasta su tienda llegan muchos para comprar versos y las malas lenguas dicen que acepta pago en especie en la trastienda. Habladurías. Siempre hay una cola de pretendientes a su puerta pero ella nunca ha aceptado casamiento. Rosa mira a uno solo y a ese le gusta el silencio. Así que ha aprendido a tragarse las palabras mientras hacen el amor en el patio, sobre el suelo fresco. Luego se pasa toda la madrugada vomitando vocales y consonantes sin orden ni concierto. El amor le resulta a veces doloroso pero por lo menos así repone el género.

Encurtidos

A la bella Sarita le cuesta conservar los maridos. Por eso le gustan los hombres menudos, y, los botes, grandes.

_____

Mar Horno (Jaén, 1970) es licenciada en Documentación y trabaja como documentalista audiovisual en Canal Sur Televisión y Radio. Su primer libro, Precipicios habitados, se publicó en Talentura, en el 2012. Entre los premios que ha recibido destaca el de La Microbiblioteca.

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión