X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Club de lectura

Una historia familiar

  • En A corazón abierto, novela autobiográfica, Elvira Lindo narra su infancia y juventud a través de la figura de sus padres
  • La escritora retrata la España de los sesenta y setenta en pequeñas pinceladas y trata de homenajear a esos padres de la posguerra

Teresa Argilés (El libro durmiente)
Publicada el 06/11/2020 a las 06:00

Los clubes de lectura forman un tejido muy importante en la vida cultural. Les dejamos esta sala para que comenten sus lecturas y nos ayuden a componer nuestra biblioteca. Si formas parte de un club de lectura, puedes escribirnos a contacta@infolibre.es para contarnos vuestra historia y hacernos llegar vuestras recomendaciones.
_______________

El libro durmiente comenzó su andadura como club de lectura en junio de 2003. Su nombre hace referencia a la necesidad de rescatar los valores y principios que duermen en el seno de los libros. El libro durmiente se define como una entidad creada sin fin de lucro. Nuestra acción adquiere la condición de voluntariado cultural. Desde el año 2012, correspondiendo con el período lectivo, impartimos los talleres de escritura creativa en dos niveles: básico y avanzado. Finalmente, la invitación a los autores para presentar sus obras o impartir clases magistrales sobre las técnicas de escritura ha dado lugar a la creación de un foro literario donde confluyen los lectores, libros y escritores, compartiendo ideas e inquietudes en pro de la cultura.

A corazón abierto
Elvira Lindo
Seix Barral
Barcelona
2020

Elvira Lindo nació en Cádiz en 1962. Comenzó la carrera de periodismo, que no terminó, y comenzó a trabajar como locutora en Radio Nacional de España en 1987. En este trabajo vio la luz su personaje más famoso, Manolito Gafotas, que adquirió un éxito inesperado, de él salieron libros y una serie de televisión. También habría que destacar el personaje de otra serie, Olivia, una niña muy traviesa de la que también se recogieron sus aventuras en varios libros.

Elvira es muy polifacética y también ha colaborado haciendo guiones cinematográficos, escribiendo obras de teatro e incluso haciendo cameos en alguna película. Actualmente a parte de seguir con la escritura, colabora periódicamente en el diario El País. En narrativa infantil ha escrito nueve libros de la serie Manolito Gafotas; siete de la de Olivia; cuatro cuentos; seis de narrativa para adultos y cuatro de la serie Tinto de Verano, además de tres obras de teatro. Libros de no ficción ha escrito cuatro y ha trabajado como actriz ocasionalmente en diez películas.

En A corazón abierto me he encontrado a una autora que abre su corazón a través de la escritura, contando su difícil adolescencia hasta la entrada de la mayoría de edad. Pero no lo hace contándonos qué fue lo que hizo o dejó de hacer, narra la azarosa y nómada vida que les proporcionaba el trabajo de su padre, empleado de una gran constructora a nivel nacional.

Algunos de los avatares que nos cuenta me retrotraen a capítulos y frases de su famosa serie donde Manolito es el protagonista. Cada capítulo es, de alguna manera, un merecido homenaje a sus padres, a los que quiere y admira y los convierte en sus personajes, pero no en el conjunto que hacen como pareja, sino por separado. No son el dúo perfecto, su padre no es el mejor y modélico marido y su madre, con su débil salud, no puede seguir el ritmo que su esposo necesita en ninguno de los aspectos.

La autora en este libro tiene una manera de narrar sencilla, nos hace recorrer el país casi subidos al Seiscientos de la época. Retrata esa España de los años sesenta y setenta en pequeñas pinceladas. Trata de hacer un homenaje a esos padres de la posguerra que trabajaron de sol a sol, que recorrieron la piel de toro pensando en el bienestar de su familia, siempre apoyados por la mujer de la casa que seguía al hombre allá donde fuere, porque su educación había sido esa, además de tener que transigir con una doble moral del marido y una fuerte personalidad, como en muchos matrimonios de esos tiempos.

Elvira Lindo no entra en su vida personal a partir de los veinte años, pero sí retrata a su familia con sus luces y sus sombras hasta que ella tiene esa edad. No en vano tiene un gran dominio de la narración haciendo una lectura muy amena y nada rebuscada, no ha debido utilizar ni mapa ni brújula para narrar este libro, pienso que en su cabeza estaba cada uno de los pasajes que ha relatado. Posiblemente no sea su mejor libro, pero creo que sí el más tierno y más humano, en el que sin querer hacerlo se desnuda.

Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión