X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Entrevista

“¿Qué sentido tiene que un gobierno deje a más gente desempleada de la que quiere contratar?”

  • Entrevista a Warren Mosler, economista fundador de la Teoría Monetaria Moderna y autor de Los Siete Fraudes Inocentes Capitales de la Política Económica
  • "La TMM es el reconocimiento explícito de que la moneda es un monopolio del estado. Esto transforma lo aparentemente complejo en un algo relativamente sencillo", explica el autor

Publicada 08/10/2015 a las 06:00 Actualizada 08/10/2015 a las 00:58    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 1

El economista Warren Mosler, precursor de la Teoría Monetaria Moderna.

El economista Warren Mosler, precursor de la Teoría Monetaria Moderna.

En su introducción al libro de Warren Mosler, Los Siete Fraudes Inocentes Capitales de la Política Económica, James Kenneth Galbraith describe al autor como “una rara avis: un economista autodidacta que no es un grillado; un inversor de éxito que no es un fanfarrón; un hombre de negocios con talento para la enseñanza; un financiero con un compromiso honesto por el bien público.” Warren Mosler es licenciado en Economía por la Universidad de Connecticut (EE.UU.), ha desarrollado una larga carrera en banca de inversiones, ha sido propietario de un banco y ha fundado su propia compañía de automóviles deportivos.

Su aportación a la ciencia económica se conoce como la Teoría Monetaria Moderna, una escuela de pensamiento original. El libro de Mosler la expone en una obra que desmonta los mitos que dominan el pensamiento económico contemporáneo desde la perspectiva de un íntimo conocimiento de los sistemas monetarios y bancarios. Muchos dirigentes políticos y economistas progresistas harían bien en conocerla porque Mosler tiene la virtud genial de desentrañar problemas de aparente complejidad; esos obstáculos levantados por el neoliberalismo para mermar la eficacia de las políticas progresistas.

Recientemente Mosler ha visitado Madrid, Valencia y Villarreal para presentar su libro. Lo entrevistamos en Valencia para que nos explicara su pensamiento económico.

PREGUNTA: ¿Puede sintetizar la Teoría Monetaria Moderna en un párrafo?

RESPUESTA: Es el reconocimiento explícito de que la moneda es un monopolio del estado. Todo lo demás se deriva de esta observación que se ha pasado por alto y que transforma lo aparentemente complejo en un algo relativamente sencillo.

P.: ¿Cuál es la consecuencia de esa observación de que el gobierno es el emisor monopolista del dinero?

R.: Que como cualquier monopolista, puede determinar los precios y el reconocimiento de que necesitamos el dinero del estado para pagar sus impuestos. El gobierno no necesita nuestro dinero para gastar sino que gasta primero y luego toma prestado; primero gasta y luego cobra impuestos. Justo lo contrario de lo que piensa la gente. Es como si un estadio de fútbol primero tuviera que conseguir las entradas al recinto y luego venderlas; todo el mundo sabe que no es así. El gobierno emite sus propias entradas que son los dólares de Estados Unidos.

P.: ¿Podemos considerar a la TMM como una rama del pensamiento Postkeynesiano?

R.: Yo pensaba que sí pero Pavlina Tcherneva escribió un artículo arguyendo que la TMM era una continuación de ese pensamiento y los mismos académicos postkeynesianos lo han negado. Dicen que hay alguna diferencia; así que supongo que constituyo mi propia escuela de pensamiento.

P.: ¿Cuál es el vínculo entre la imposición y el desempleo?

R.: Este es uno de los aspectos que llevan a Bellofiore y otros a concluir que la TMM constituye su propia escuela de pensamiento. La finalidad de los impuestos es crear desempleo. ¿Por qué? Si no tuviéramos impuestos ni dinero del estado y el gobierno no hiciera nada, no habría lo que se define como desempleo: gente que busca empleo remunerado en una determinada moneda que emite el estado. Los desempleados no son personas que buscan colaborar con la Asociación Americana contra el Cáncer, sino que buscan empleo para conseguir dinero. A nivel macroeconómico los impuestos exigen que alguien en la economía tenga dinero para pagarlos o perderá su casa, su coche o algo peor. Así que (por culpa del dinero) ahora tienes a gente que busca trabajo remunerado. Eso es lo que llamamos desempleo.

Presuntamente el gobierno lo hace porque desea autoabastecerse. Quiere soldados, jueces, policías, maestros y profesionales sanitarios. El gobierno podría ir a un bar, emborrachar a alguien y arrastrarlo a la fuerza al juzgado para convertirlo en juez; pero no lo hacemos así. El estado crea un impuesto y éste la necesidad de conseguir el dinero para pagarlo. Después ofrece el dinero a la gente que quiere conseguir el empleo. Un cierto nivel de tributación crea un determinado nivel de desempleo. Si un impuesto de 1 billón de dólares dejara a 1 millón de desempleados y el gobierno solo contratara a medio millón, entonces debería poner un impuesto de medio billón de dólares o contratarlos a todos. ¿Qué sentido tiene que un gobierno deje a más gente desempleada de la que quiere contratar? No lo tiene, pero eso es lo que hacemos.

P.: ¿Cuál es su análisis sobre el diseño del euro?

R.: Puede leer lo que escribí en 1996 donde describimos con bastante detalle lo que le ocurriría al sistema bancario y por qué. En su momento se trataba de conseguir un consenso para construir el euro y evitar el resurgimiento del nacionalismo. Si hay algún detalle que no funciona basta con cambiarlo. El que no funciona ahora es el límite (de déficit sobre el PIB) del 3%. Es fácil de cambiar; sé que está en los tratados pero estos se pueden modificar. Yo habría esperado que ya lo hubiesen hecho pero se aferran tozudamente a esta regla. De alguna manera están atrapados en su propia ideología.

Empiezo a ver señales de cambio. Dos antiguos empleados del BCE me han reconocido que, cuando falla la política monetaria, necesitamos un ajuste fiscal. ¡Claro que siempre necesitamos el ajuste fiscal! La política monetaria nunca funciona. Creo que hemos llegado a ese punto en el que están labrando el camino hacia ese ajuste. Ojalá no esperen a que todo se venga abajo. Un simple ajuste fiscal como elevar el límite de déficit del 3% al 8% del PIB inicialmente sería suficiente para que la gente empezara a bailar en la calle. Las estructuras básicas (del euro) funcionan: los cheques se compensan, puedes viajar por toda Europa y pagar en euros, mecánicamente todo funciona, pero las decisiones de política económica han sido contraproducentes.

P.: ¿Por qué la política monetaria es ineficaz?

R.: Diría que sí es eficaz en cierto sentido: bajar los tipos al 0% es altamente deflacionista. Consigue lo que yo pienso que consigue, no lo que ellos creen. Otros piensan que reducir los tipos de interés añade a la demanda agregada; yo pienso que es lo contrario. Si bajan los tipos de interés los gobiernos gastan menos en intereses así que metes menos dinero; reduces el gasto y frenas la economía. Quizás sea solo una teoría. Otros dirían que si bajas los tipos de interés aumentarían los créditos y por tanto la demanda agregada; aunque hayan caído las rentas de la gente.

P.: ¿Ha dicho que la estrategia de crecimiento basada en exportaciones no es sostenible?

R.: En primer lugar las exportaciones son un coste real. Exportas tu ahorro y riqueza reales a cambio de un crédito en un balance y en términos reales tu calidad de vida desciende. Además, si te haces competitivo, empiezas a exportar y eso es todo lo que haces, lo que ocurre es que tu divisa se aprecia hasta que pierdes esa ventaja y tus exportaciones desaparecen.

Esta estrategia podría incluir la compra de divisa extranjera y la venta de la propia. A eso lo llamo gasto extracontable, en vez de invertir en infraestructuras tu gasto público se va a la compra de reservas de moneda extranjera. No es mi primera opción pero sí que funciona para sostener lo que estás haciendo. En Europa el BCE no compra reservas de dólares porque no quieren dar la impresión de que al euro lo respalda el dólar. Así que se limitarán a dejar que su divisa se aprecie. Han conseguido un respiro porque han espantado a otros bancos centrales que dejaron el euro temporalmente porque el BCE anunció su política de relajamiento cuantitativo y dejó los tipos de interés en negativo. Por eso vendieron euros. Pero ahora la ponderación de esta moneda en sus carteras es demasiado baja. La Eurozona tiene un superávit comercial que contribuye a la escasez de euros y por tanto empezará a apreciarse.

P.: ¿Podría explicar su idea de un empleo de transición?

R.: Una vez que elevas el nivel de déficit al 8% el sector privado empieza a contratar empleados; se hinchan a vender y necesitan a gente para atender a sus clientes. Pero al sector privado no le gusta contratar a parados por lo que puede haber escasez de trabajadores con tasas de paro del 10%. Puedes arreglarlo con un programa de empleo de transición abierto a todo aquel dispuesto y apto para trabajar. Pagaría un salario mínimo y, una vez que alguien ha sido contratado, le da la oportunidad de demostrar que es puntual, aseado, responsable, que no se mete en líos y puede ser contratado por el sector privado. Cada vez que se han implantado este tipo de programas alrededor del mundo se ha demostrado su utilidad. Es una forma de conseguir que la gente haga la transición desde el sector público al privado.

P.: ¿Con nuevos líderes como Jeremy Corbyn y Bernie Sanders, ¿cree que su escuela de pensamiento ha ganado en reconocimiento dentro del pensamiento económico convencional?

R.: ¡Sí!

_________________________

Stuart Medina es economista y MBA por la Darden School de la Unversidad de Virginia. Acumula más de 30 años de experiencia profesional en los sectores de material eléctrico, TIC y biotecnología. Fundó en 2003 la consultora MetasBio desde la que ha asesorado a numerosas empresas de diversos sectores.


Volver a Luces Rojas


Hazte socio de infolibre



1 Comentarios
  • Makarenko Makarenko 09/10/15 12:48

    Lo que es de sentido común no es visto por aquellos que tienen el menos común de los sentidos, o sea, los que nos gobiernan. ¿ Hasta Cuándo?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre