x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Luces Rojas

Gobierno y responsabilidad

Publicada el 29/08/2016 a las 06:00
La lucha política también implica un forcejeo por el lenguaje y por una determinada acepción de los términos. No hay término más manido en los últimos días que la palabra responsabilidad en alusión al papel del PSOE en concreto y por extensión de los demás partidos para facilitar un gobierno. Lo realmente curioso y sintomático es la utilización generalizada hasta el sofoco de un sentido contrario a todas las acepciones reconocidas en varias de las ciencias sociales.

Responsabilidad es primero el respeto a la legalidad (rule of law). Es la necesidad de comportarse correctamente, con integridad, respetando las leyes, sus instituciones y el Estado de Derecho. Responsabilidad es además, desde el punto de vista jurídico, la obligación de la persona de hacerse cargo de sus actos. La responsabilidad es también política y va así más allá del simple respeto a la legalidad. La responsabilidad política es reconocer los errores y actuar en consonancia, abandonando las responsabilidades si no se ha estado a la altura de las circunstancias. El papel voluntario de la responsabilidad política contribuye enormemente a la calidad de la democracia y, en su defecto, la deteriora.

Responsabilidad es también un comportamiento ético, íntegro, basado en el juego limpio. El buen gobierno democrático exige comportarse trascendiendo el interés individual, teniendo en cuenta los intereses de los demás agentes políticos y sociales, incluso del medioambiente, evaluando los riesgos y los impactos negativos de la propia actividad gubernativa en todos los grupos de interés.

Responsabilidad es, desde el punto de vista de la teoría política, rendición de cuentas (accountability). Es el mecanismo más importante para lograr una democracia avanzada. La responsabilidad viene, primero, de uno mismo, en la línea de las entradas anteriores, y luego de innumerables mecanismos para lograrlo en el caso de que el responsable de los comportamientos contrarios a la ley o inmorales no se comporte adecuadamente o renuncie voluntariamente de sus cargos. Lo ejerce primero el electorado mediante elecciones (rendición de cuentas vertical). Luego lo ejercen o exigen otros múltiples poderes: la Justicia, las propias instituciones nacionales, el Tribunal de Cuentas, el Defensor del Pueblo, el Banco de España, pero también la sociedad civil y los medios de comunicación (rendición de cuentas horizontal). En todos los casos la responsabilidad de estos actores es exigir responsabilidades a los cargos políticos, la renuncia en su caso y la del gobierno responder con integridad, transparencia y someterse a las decisiones emanadas de los respectivos poderes de cada uno.

Desde finales de los años 90 asistimos a un nuevo paradigma de la teoría y la ciencia política, lo que se ha dado en llamar el giro institucional. Tanto desde el punto de vista teórico como empírico se viene apuntalando la creencia en la decisiva importancia de los procedimientos democráticos, por encima incluso del contenido de las políticas. Es la responsabilidad, el juego limpio, la ética, el perfeccionamiento e independencia de las instituciones de control del gobierno, la rendición de cuentas, la transparencia, la participación de los agentes sociales, la búsqueda de consensos, lo que más contribuye a crear una sociedad próspera, cohesionada, libre e igualitaria. Y lo es no sólo por las pruebas de que disponemos de que en las sociedades avanzadas la mejora de la calidad de vida no viene dada por el mero crecimiento del PIB, sino que se logra mediante políticas que profundicen en aspectos sociales (ver por ejemplo este Ted Talk), sino también porque hay abundantes estudios que evidencian que el propio perfeccionamiento de los procedimientos democráticos contribuye decisivamente al desarrollo económico (business case). Ahondar en estas ideas supone un camino fascinante, pero habrá que dejarlo para otra ocasión.

Por eso en estos momentos nos encontramos en un momento decisivo en la historia de nuestra democracia, pero también de nuestra sociedad y de nuestra economía. No creo que merezca la pena malgastar ni un minuto en elaborar la idea de que los casos de corrupción en el Partido Popular no han representado en los últimos años la suma de los comportamientos ilícitos de muchos de sus integrantes sino que el propio partido, con sus dirigentes a la cabeza, se ha comportado como una engrasada asociación de malhechores, tal como está definida en el Código Penal. Permitir el mantenimiento en el poder del Partido Popular sin forzar su paso a la oposición, sin hacerle transitar por el necesario castigo, pena y esperada redención, constituiría el mismo fracaso social que dejar en la calle a cualquier delincuente común. No hacerlo arrastrará consecuencias que también se conocen: la permisibilidad con el crimen ayuda a su perpetuación, cronifica este, solidifica una cultura delictiva de cada vez más difícil desarraigo y legitima incluso su existencia. No creo que sea ni alarmismo ni exageración: en desarrollo democrático (y por tanto, según la teoría, en cohesión, equidad, bienestar e incluso en desarrollo económico) España puede perder muchos años si vuelve a permitir un gobierno popular.

Los agentes sociales, unos mejor y otros peor, están ejerciendo su labor para exigir la redención de cuentas aludida. Primero la Justicia, que camina con lentitud, nos irá deparando sentencias por goteo inexorable. Luego los medios de comunicación y la sociedad civil, cuya vitalidad y empuje debemos alabar. En menor medida, por su escasa independencia, las instituciones ligadas al Estado (Tribunal de Cuentas, por ejemplo), aunque en los últimos tiempos nos está sorprendiendo con alguna regañina importante. Pero ahora es el momento decisivo del Parlamento y de los partidos. Los ciudadanos han emitido un veredicto ambiguo, otorgando al Partido Popular un liderazgo relativo, pero concediendo a sus detractores una abrumadora mayoría. En ellos recae la responsabilidad de expulsar al PP del gobierno.

Por todas estas razones no podemos llamar responsabilidad la de Ciudadanos e irresponsabilidad la del PSOE, sino todo lo contrario. Pero sorprende también la “irresponsabilidad” de dos partidos, como Ciudadanos o Podemos, que nacieron con la llama de la regeneración democrática y siguen anclados en posiciones irreconciliables que recuerdan preocupantemente a antiguos planteamientos guerracivilistas. Según los primeros, los segundos son anti-constitucionalistas y bolivarianos. Según los segundos, los primeros son los enviados del Ibex 35 para mantener el status quo. Esto me recuerda a la definición de Lippmann de estereotipo: los estereotipos tienen más de falso que de verdadero, más de simple que de complejo y son resistentes al cambio y la evidencia. Podemos gobierna o co-gobierna en no pocos ayuntamientos y comunidades y no se ha vislumbrado signo de revolución bolivariana ni de violaciones del Estado de Derecho; Ciudadanos responde a mucho más que a la aquiescencia de algunos elementos con gran influencia económica; es también la natural transposición en forma de partido de una parte importante de la sociedad española con una ideología de centro-derecha, por fin verdaderamente laica y liberal, alejada de la raíz nacional-católica del anterior conservadurismo español.

El que era antes camino ahora es fin. El buen gobierno, esto es: la legalidad, la rendición de cuentas, la participación de todos los agentes sociales, la imparcialidad, la integridad, la transparencia, la equidad en el acceso a los instrumentos que contribuyen a crear un buen ciudadano (medios económicos, educación), son los fines, no los medios. Incluso si tenemos en cuenta que la búsqueda de consensos es otro de los mecanismos para conseguir un buen gobierno, los planteamientos ideológicos maximalistas dejan de tener ningún sentido.

No, la responsabilidad no es permitir un gobierno, es permitir un gobierno responsable, que rinda cuentas. Y las cuentas del Partido Popular con la democracia española son gravísimas y abundantísimas. Los tres partidos de la actual oposición deberían aparcar al menos momentáneamente la contradicción izquierda-derecha y unirse en el mismo bando de la contradicción hoy prioritaria: democracia ética y responsable frente a la democracia emponzoñada que nos ofrecen los conservadores. Llama la atención que el acuerdo PSOE-Ciudadanos-Podemos no se contemple, ni siquiera en las encuestas electrónicas elaboradas por este periódico. Hoy por hoy parece irrealizable e incluso utópico, pero son también nuestras palabras, nuestras concepciones y nuestras trincheras mentales las que han contribuido a ello.
_______________

Ramiro Feijoo es profesor de Historia Cultural y director de la Washington University in St. Louis en España

 
Volver a Luces Rojas

Más contenidos sobre este tema
Relacionados




29 Comentarios
  • cepeda cepeda 30/08/16 11:26

    La responsabilidad es presentar programas y equipos de personas suficientemente preparadas para resolver los problemas reales del país y de los ciudadanos... al menos yo creía que los partidos estaban para eso... en lugar de para resolver los problemas de trabajo de sus miembros y aparatchiks...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • irreligionproletaria irreligionproletaria 29/08/16 23:10

    Pues vera Señor, no estoy de acuerdo con Ud. dice de C´s:" es también la natural trasposición en forma de ideología de centro-derecha, por fin verdaderamente laica y liberal, alejada de la raíz nacional católica del anterior conservadurismo español." Transcribo el apartado c. Impulsar la economía social, de los "150 compromisos para mejorar España" "33. Adoptando las medidas adecuadas para eliminar las barreras de naturaleza legal, administrativas o burocráticas que impiden o limitan el desarrollo de las empresas de Economía Social y reforzando la presencia de la Economía Social de manera que se reconozca su contribución a la generación del tejido empresarial y empleo." Son solo 5 renglones...de 44 págs. Y sigue Ud.: "...democracia ética y responsable frente a la democracia emponzoñada que nos ofrecen los conservadores..." Ud. mismo. ¿Considera que "C´s" no representa la raíz nacional-católica de la España conservadora? ¿Qué representan para Ud.? ¿Por qué se extraña de la NO aceptación de los votantes progresistas? C´s = nacionalcatolicismo jr. Los españoles desde la 2ª República, y por transmisión de nuestros mayores, viviremos de nuestro trabajo, nos dotamos de unas RRLL y las recuperaremos. El negocio de los pobres, para el "domund". Con todo mi respeto a su artículo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Lunilla Lunilla 30/08/16 09:41

      #comentario nº 27 irreligiònproletaria:  "¡ Y ya estamos aquì!"....-¿y que hacemos con la proverbial 'trapaceria' de Pablo Iglesias...? ( en fin de Podemos )...-¡tu diràs!.  un saludo   Molete.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • jamonfresco jamonfresco 29/08/16 13:49

    Ignoro como un catedratico puede hablar y mencionar la etica en la politica española

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • R12 R12 29/08/16 12:46

    Interesante artículo. También es interesante la idea de que "el perfeccionamiento de los procedimientos democráticos contribuye decisivamente al desarrollo económico", y también al desarrollo social, diría yo. Creo que está claro que no se puede llamar "responsabilidad" al hecho de que algún partido político permita con su voto seguir gobernando al PP, sobretodo si ese partido presenta a sus votantes ideas antagónicas a las de estos. No creo que merezca la pena discutir sobre esto porque es evidente. No estoy de acuerdo cuando el autor pone en el mismo nivel de irresponsabilidad a Cs y a Podemos, cuando al primero le acusa de apoyar la permanencia en el poder de un partido corrupto y al segundo de acusar al primero de ser "los enviados del Ibex 35" (vamos, algo así como de insultarles). Es evidente que ambos hechos no revisten la misma gravedad, y me imagino que el autor los equipara para dejar la fiesta en paz, ya que las diferencias ideológicas entre ambos son mucho más insalvables que la que comenta. Tampoco creo que actualmente existan "tres partidos en la oposición", ya que Cs ha dejado claro que al único al que se opone es a UP, y mucho me temo que ocurre lo mismo con los otros dos partidos dominantes, aunque es PSOE tenga que guardar ciertas apariencias de cara a su electorado. Estoy de acuerdo en que buscar consensos es la solución, y que cada partido debería dejar de mirarse el ombligo para llegar a un acuerdo justo con quien corresponda. Lo que ya no tengo tan claro es que los partidos tengan que renunciar a sus ideales para llegar a un acuerdo de gobierno, por eso creo que es imposible que Cs y UP lleguen nunca a pactar, ya que en ese caso se alejarían de su propio electorado. Esa es la razón por la que Cs y UP (o incluso el PP) nunca llegará a un acuerdo. Por eso creo que el "consenso responsable" pasa por incluir en la ecuación a los partidos nacionalistas, y que PSOE y Podemos deberían dejar de lado sus diferencias personales y empezar a trabajar para que esto salga adelante.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Canija Canija 29/08/16 12:30

    Estoy totalmente de acuerdo con que se necesita con urgencia un acuerdo de mínimos entre PSOE, UNIDOS-PODEMOS Y CIUDADANOS, para conseguí la regeneración democrática en este país y que el PP pase a la oposición durante unos pocos de años.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • Lunilla Lunilla 29/08/16 14:33

      #comentario nº 19: En un principio estoy de acuerdo con su comentario, pero recuerde que ya se intento tras el 20-D // Tengamos en cuenta que tanto el Partido Popular debido a la corrupciòn inherente al propio Partido y a tod su Direcciòn; Asimismo aunque en otro ordden al Partido Podemos por su 'trapaceria' Polìtica ( 'que no es moco de pavo ' ) es muy dificil con cualquiera de estos dos partidos  -PP y Podemos- articular  un pacto de Gobierno en exclusiva e individualmente con cualquiera de ellos. Veremos como acaba  y queda reflejado polìticamente el pacto que lleva su andadura Ciudadanos con el PP.   Molete.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • Sancho Sancho 29/08/16 13:43

      Pero si Cs acaba de firmar un acuerdo con el PP...

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • MASEGOSO MASEGOSO 29/08/16 12:07

    Sr. Feijoo. Menciona Ud. logros sociales. En los hoy desaparecidos y difuminados Convenios Colectivos se consiguieron muchas mejoras sociales ya que, en primer lugar y por encima de todas las peticiones, se consideraban los logros sociales más importantes que el dinero. Con la legalidad que da la mayoría absoluta (tres veces en los años de democracia velada) se han retrotraído lo que durante años se logró. Felipe González nos metió en la OTAN, Aznar hizo de España un solar en construcción y el canta mañanas este con su séquito indecente han redactado leyes que, de un solo plumazo, se han comido los logros laborales en mejoras sociales obtenidos incluso con el franquismo. Saludos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • viaje_itaca viaje_itaca 29/08/16 11:54

    El artículo ve a Falanjito y a sus secuaces demasiado guapos. Ni son liberales en el sentido original, ni laicos ni mucho menos honrados. Son el recambio del PP en una versión con, todavía, poca historia corrupta.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • cepeda cepeda 29/08/16 11:42

    Un tipo de otra época. Equivocado o no... de lo más decente que recuerdo en la izquierda española... y de los más lúcidos... http://www.elmundo.es/cultura/2016/08/29/57c31c0ce5fdea112f8b4580.html

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • cepeda cepeda 29/08/16 11:27

    1.Como decíamos ayer... sigue la ópera bufa y los politicastros de una y otra laya dedicados a lo suyo... olvidándose de los problemas y de las necesidades del país.... Desgraciadamente, como siempre, la solución vendrá desde fuera... porque los de aquí son idiotas, inútiles y sectarios. 2.Hablando de problemas reales.... Primera noticia hoy en El Pais... http://politica.elpais.com/politica/2016/08/28/actualidad/1472377344_245080.html Acabo de venir de Francia... y hay que ver como está la cosa allí siendo Francia un ESTADO LAICO tradicionalmente fuerte (hasta que los liberales y socialdemócratas corruptos lo dejaron en el chasis...)... no quiero ni imaginar algo así aquí... que se cargue el turismo precisamente en estos momentos... en los que no hemos sustituido el sector económico que se nos fue a pique en 2008... 3.Veo que a nadie parece preocuparle el asunto.... 4.El tiempo siempre acaba poniendo a unos y a otros en su sitio.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    0

    • R12 R12 29/08/16 12:56

      Jajaja!! ¡¡¡Poco has tardado en sacar el yihadismo!!! Al menos espérate a que saquen una noticia relacionada con el tema, no? ¡¡Que aquí no se está hablando de eso!!

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      0

      • cepeda cepeda 29/08/16 13:34

        Recuerda lo que digo en mi comentario. 1.Primera noticia de hoy en El Pais 2.Acabo de estar en Francia (y en Alemania...) y se lo que vi el año pasado y lo que he visto este... y entiendo la diferencia. 3.El tiempo el año pasado, desgraciadamente, me dio la razón cuando anuncié lo que estaba pasando en Alemania, EN AGOSTO, y el disparate que estaba cometiendo Merkel... y las consecuencias políticas que eso tendría... Ahora digo... espera a las próximas elecciones en Alemania, en Francia... y en EEUU y luego no te quejes... 4.Mientras aquí sigue la OPERA BUJA y la sexta repite el mismo programa todos los sábados noche, con el mismo libreto, aquí al lado están pasando cosas duras... y es cuestión de tiempo que recibamos la hostia que nos va a despertar de tanta tontería. 5.Por cierto... nada que decir de la entrevista a Anguita?. Seguro que no te gustó....

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        0

        • R12 R12 29/08/16 15:00

          Luego la leeré, que hoy estoy un poco liado. No me apetece hablar del tema del yihadismo, cepeda, además no creo que este sea el lugar, y además creo que ya lo hemos dicho todo. Por cierto, aunque no lo parezca, mi risa del comentario 21 era una risa amable, no de mofa, que leyéndolo ahora veo que podría parecerlo.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

  • massaluca massaluca 29/08/16 11:18

    Si sale este gobierno,el responsable de la dictadura siguiente,será el Se.Rivera,el enviado del lbex,este que los que lo pasan mal,le importan un bledo.Se.Rivera,es Vd.un falso.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



 
Opinión