x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Abogados

El Colegio de Abogados de Madrid ve "repugnante" que despachos publiciten su asesoramiento legal y tomará medidas

  • El organismo recalca en un comunicado la necesidad de que la Abogacía "mantenga sus valores esenciales, más aún si cabe en situaciones como la que vive la sociedad"
  • La institución advierte de que "acometerá aquellas acciones que correspondan" para hacer valer el código deontológico

Publicada el 06/04/2020 a las 11:38 Actualizada el 06/04/2020 a las 19:04
José María Alonso, nuevo decano del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM).

José María Alonso, decano del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM).

E.P.

El Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) considera "repugnante", según recoge Europa Press, que varios despachos de abogados hayan publicitado a través de informaciones en medios de comunicación especializados y en redes sociales servicios de asistencia legal a víctimas de la pandemia de coronavirus, por lo que ha advertido de que acometerá las "acciones que correspondan".

Fue la Asociación Libre de Abogadas y Abogados de Madrid (ALA) la que denunció ante el ICAM la práctica de estos despachos por vulneración del código deontológico, que rechaza "la oferta de servicios profesionales, por sí o mediante terceros, a víctimas directas o indirectas de catástrofes o calamidades públicas u otros sucesos que hubieran producido un número elevado de personas afectadas y a sus herederos".

A la vista de estas denuncias, el ICAM ha emitido un comunicado a través de su página web en el que afirma que "en estos difíciles tiempos de crisis es necesario que la Abogacía mantenga, como servidora de la Justicia, sus valores esenciales y así se trasmitan a la ciudadanía".

Tras recordar el Estatuto de la Abogacía y los principios del código deontológico, subraya que ambos se aplican "más aún si cabe en situaciones como la que vive la sociedad, azotada cruelmente por una pandemia que por desgracia se prolonga en el tiempo y que califica de especialmente repugnantes aquellas conductas publicitarias de abogados o despachos que pretenden sin reparo alguno buscar rédito con provecho del sufrimiento de sus potenciales clientes y con desprecio de las normas y principios deontológicos que vinculan y obligan a los profesionales de la abogacía, en la que no todo vale".

"Desde el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid queremos comunicar que el cumplimiento del código deontológico y el respeto a nuestras normas se convierte en esencial de cara a preservar nuestra propia imagen y frente a la sociedad, pues la repercusión mediática de ciertas prácticas contrarias a dicha normativa provocan un daño irreparable para el colectivo de quienes mayoritariamente, y con respeto a los principios deontológicos que rigen la profesión, ejercemos la abogacía", resalta.

El ICAM recuerda en su página web que infracciones en materia de publicidad y libre competencia pueden ser calificadas como "muy graves", y adelanta que, "en el ejercicio de las facultades disciplinarias conferidas legalmente, preservará a través de su Comisión de Deontología y con todo rigor y celo la buena práctica profesional". Por eso, advierte de que "acometerá aquellas acciones que correspondan ante actuaciones que no se ajusten a las normas deontológicas".

Más contenidos sobre este tema




4 Comentarios
  • Esdaquit Esdaquit 07/04/20 04:22

    Asociación Libre de Abogadas y Abogados de Madrid (ALA), Asociación Jueces y Juezas para la Democracia... son punta de lanza en minoría que hacen honor a esas dignas profesiones a las que pertenecen. El ICAM entiendo que con estas declaraciones no hace otra cosa que verse obligado (dada la publicidad que puede acaparar el caso) a salir al paso de ALA, que con bastante menos boato, ha actuado ya, solicitando al Consejo General de la Abogacía Española (CGAE) que se abra expediente disciplinario deontológico al presidente de Vox en el Parlamento andaluz, el juez Francisco Serrano y al abogado Antonio García-Berbel, ambos pertenecientes a Serrano Abogados. Porque, “una cosa es predicar y otra dar trigo”. El código deontológico es tan válido como la Constitución, siempre que se cumpla lo allí dispuesto. En este sentido, discrepo de lo que dice el decano del ICAM. Una de las frases más leídas en las páginas de Internet especializadas en consultas de asuntos jurídicos y de la abogacía, es que “el Colegio de Abogados, ante cualquier denuncia por supuesta mala praxis de sus colegiados, lo que hace es ponerse siempre de parte del abogado” de forma que el cliente defraudado tenga que acudir a los tribunales y gastarse en pleitos el dinero que muchos no tienen. Así que, difícilmente pueden ser un colectivo mayoritariamente respetuoso con los principios… cuando el propio Colegio da esos ejemplos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • pacoso76 pacoso76 06/04/20 23:23

    Vamos, que se estan frotando las manos con las muertes y el dolor de la gente ¡sencillamente repugnante!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Josego Josego 06/04/20 18:55

    Buitres!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • atilaXXI atilaXXI 06/04/20 14:49

    Cuando hay cadaveres siempre aparecen los carroñeros.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

 
Opinión