x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Televisión

El Grupo Atresmedia y su matriz Antena 3 lideran las audiencias en noviembre

  • TVE se mantiene en el 10 por ciento y La Sexta aventaja claramente a Cuatro
  • Se consagran las series de producción nacional, se estancan los programas de cotilleo y escándalos, y no se producen cambios en Informativos

Publicada el 02/12/2013 a las 14:15 Actualizada el 02/12/2013 a las 14:37
Escena de la exitosa escena de la serie de producción propia Aguila Roja.

Escena de la exitosa escena de la serie de producción propia Aguila Roja.

EUROPA PRESS
El grupo de canales encabezado por Antena 3 se sitúa por primera vez líder de audiencia de la televisión en España con un 29.6 por ciento, frente al 29 obtenido por Mediaset-Tele 5; RTVE se queda en el 16,4. Por cadenas individualizadas, Antena 3 también gana con el 14,1, una décima más que su competidor comercial, y TVE 1 se sostiene en el 10 por ciento, con las Autonómicas en el 8.7 mientras La Sexta obtiene un 6.3, medio punto más que Cuatro.

Las preferencias de los espectadores en noviembre consolidan el duopolio formado por los grupos Atresmedia y Mediaset, tras la integración, en octubre del 2012, de La Sexta en el primero, y de Cuatro en el segundo; no obstante, TVE 1 se mantiene en los dos dígitos, umbral del que había descendido en el verano, y, tras evitar un conflicto laboral, asienta una presencia importante con producciones propias de éxito como "Aguila Roja", o "Isabel" y la aportación del fútbol con la Champions.

En cuanto a los grupos líderes, la primacía de Atresmedia avala la opción elegida de diferenciar, y hasta contraponer, la cadena insignia Antena 3 -familiar, mayoritaria y de centro-derecha- con La Sexta -alternativa, escorada a la izquierda y volcada en la información crítica-; de este modo, el grupo vence a su competidor por primera vez desde las respectivas absorciones del 2012. Mediaset presenta ciertas señales de agotamiento en su canal principal, Tele 5, mientras se difumina la personalidad de Cuatro, lastrada al perder las señas de identidad y convertirse en mera continuidad del primero.

Tendencias

Las trasmisiones de espectáculos deportivos siguen siendo, a pesar de su elevado coste, una apuesta segura. En TVE, los partidos de fútbol Juventus-Real Madrid (36%) y Ajax-barcelona (26%) han sido claves para mantener la audiencia de la 1; pero es que un encuentro como el disputado por las selecciones de Suecia y Portugal, con un seis por ciento, y el 10 aportado por el partido de tenis entre Nadal y Djokovic, permiten al alicaído Teledeporte obtener buenos resultados. Otro tanto se puede decir de Tele 5 y Antena 3, que logran sus mejores datos del mes con el mundial de motos el primero, y con la Formula 1 el segundo.

La ficción de producción propia es otro elemento de fidelización de espectadores significativo. Ya he comentado las que sostienen a TVE, pero es que buena parte del triunfo de Antena 3 reside en el seguimiento a series como "El tiempo entre costuras", "Amar es para siempre", o "El secreto de Puente Viejo". En paralelo, se observa cierto agotamiento de los programas consagrados al cotilleo, y a la explotación de escándalos y sucesos; la diseminación de estos contenidos en los magacines parece producir un efecto de saturación y un cierto hartazgo de la audiencia.

Los informativos son caso aparte

En cuanto a los informativos, pocos cambios se han producido en noviembre, lo que avala las manifestaciones de autosatisfacción de los responsables de las principales cadenas. El telediario nocturno de Tele 5, presentado y dirigido por Pedro Piqueras sigue líder en su franja; buenos resultados obtiene también el presentado por Vicente Vallés en Antena 3, mientras desde TVE se dan como ganadores en el computo de espectadores. La realidad es que, al margen de las denuncias de manipulación, en el caso de la televisión pública, o de amarillismo en el caso del canal de Mediaset, las audiencias de los informativos vienen fuertemente condicionadas por el entorno de programas en que se encastran. Así, el de las nueve de la noche en Telecinco debe parte de su liderazgo al importante seguimiento de "Pasapalabra", que emite inmediatamente antes y del que hereda un importante número de espectadores; justo lo contrario a su oponente de TVE, lastrado por los malos resultados de la tarde en esa cadena; es idéntica línea, el telediario de las tres de TVE ha perdido un grupo de seguidores que permanecían en esa sintonía, a la espera de la traspasada serie "Amar en tiempos revueltos", y que ahora recalan en Antena 3.

En cualquier caso, conviene destacar que, aún tras perder parte de su credibilidad, los informativos de la emisora pública se mantienen muy por encima de la media de la cadena, mientras en las televisiones comerciales se situan algo por debajo. Caso especial y significativo es el de La Sexta, que vertebra su día a día en torno a la información y obtiene con "El Intermedio" o "Salvados" sus mejores datos, complementados con "Al rojo vivo" o "Más vale tarde". La apuesta por un público de izquierda y centro izquierda, en un contexto de medios de comunicación clara y mayoritariamente alineados con la derecha y el centro derecha, parecen explicar sus resultados.


Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión