X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Obituario

Paloma Chamorro: cuando TVE se atrevía a transgredir

  • La presentadora de 'La Edad de Oro' y uno de los símbolos de la 'década de la transgresión' de la cadena pública ha muerto este domingo a los 68 años
  • La periodista logró con su programa de vanguardia cultural y musical que en TVE entrará aire de una parte de la calle hasta entonces tapada, más que olvidada

Publicada 30/01/2017 a las 11:56 Actualizada 30/01/2017 a las 12:14    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 13

Paloma Chamorro

Paloma Chamorro

EP
El nombre de Paloma Chamorro, que ha muerto este domingo a los 68 años, poco les dirá a los más jóvenes; quizás, algunos hayan oído algo vinculado al programa de TVE La edad de oro, pero poco más. Sin embargo, para quienes ronden o sobrepasen los cincuenta, es uno de los símbolos -no el único, pero sí uno de los más identificables- de La década de la transgresión en TVE.

Conviene situarla y situarnos. Al arrancar los ochenta, ya sin Franco y con Constitución, Televisión Española, la única televisión de entonces, tenía toda la audiencia y estaba en todos los hogares y bares de España. Cualquier cosa que apareciera en la pantalla tenía enorme repercusión popular en una España que estaba cambiando de manera sincopada y acelerada... Pero TVE, no. Sus programas y, sobre todo, su  imagen seguía encorsetada en la más aburrida corrección formal: trajes, corbatas y vestidos tradicionales eran la imagen inamovible de espacios que llevaban décadas con formatos y contenidos convencionales.

Y entonces apareció ella. Paloma ya había participado en programas de corte cultural como Galeria, Cultura 2, Encuentros con las artes y las letras, Trazos o Imágenespero fue con La edad de oro (1983-85) cuando la audiencia reparó en ella: una treintañera, de imagen redonda, vestida con camisetas y vestidos inhabituales, culminada por un pelo cardado casi a lo afro. Nada que no se viera en los domingos del Rastro madrileño, o en las veladas de Rokola, una especie de afterpunk, impensable hasta ese momento en TVE.

Y tras la presencia chocante, el contenido de tendencias culturales y en especial musicales del momento. Adiós a los sesudos espacios de literatura académica, fuera programas musicales con listas de éxitos comerciales, en play-back y patrocinio de las discográficas. La edad de oro se ocupaba de la vanguardia vital, cultural y musical, con grupos como The Lord of the New Church. Pedro Almodóvar con Fabio McNamara, o el concierto en directo -todo tenía que ser en directo-  desde exteriores de The Smith, o escándalos con símbolos religiosos, que ocasionaron a Paloma largos procesos judiciales.

Con Paloma Chamorro, y su Edad de oro, entró en la anquilosada TVE aire de una parte de la calle hasta entonces tapada, más que olvidada. Vendría después Fernando García Tola -primero con la presentación de Carmen Maura, luego (y más representativo de los nuevos tiempos) con el propio director ante cámara-, o los espacios de Javier Gurruchaga, para culminar la década. Una década, quizás no la mejor de TVE, pero sin duda la que se atrevió a romper corsés.

Luego llegarían las primeras televisiones autonómicas y las privadas y comerciales, para que todo volviera a los cauces convencionales, a buscar al público mayoritario y olvidar -con contadas excepciones- todo lo que pudiera haber de vanguardias trasgresoras. Ya no quedaba sitio para las Palomas Chamorro.


Hazte socio de infolibre



13 Comentarios
  • paco arbillaga paco arbillaga 31/01/17 08:29

    «Ya no quedaba sitio para las Palomas Chamorro», ni quedaba ¡ni queda!, aunque tenemos a Wyoming. De Paloma hemos pasado a Belén Esteban, Marhuenda e Inda & Co. Reconozco que el cambio es, literalmente, brutal. Osasuna!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • M.T M.T 31/01/17 12:02

      ¡ Cuánta razón! Saludos osasunados.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • irreligionproletaria irreligionproletaria 30/01/17 22:42

    Gracias, Paloma por tu 'ser'. Te bajaste en la estación anterior. Al colocar 'las maletas' entendí que el tren no haría paradas, que era directo. Espero coincidir en el próximo viaje; será de nuevo un placer.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Sancho Sancho 30/01/17 19:07

    Impensable un programa como aquel hoy día. Una muestra clara de la marcha de cangrejo que llevamos: un paso adelante, dos pasos atrás.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • AML AML 30/01/17 20:04

      ¿Quién ha dado ese paso adelante? A ver, documentación.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • Damas Damas 30/01/17 20:21

        ¿Se trata de un interrogatorio, con lámpara, foco, hacia los ojos de Sancho?

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • viceval viceval 30/01/17 15:23

    Alguien se imagina un programa, como los que ella hacia, HOY.??... Ni de coña ¡¡¡¡¡, Ninguna cadena, ninguna, admitiría esos programas. Sus programas, su forma de presentar, decir y hacer. En este caso, resulta mas que evidente. " su tiempo pasado fue mejor"... mucho mejor.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Isabelle0651 Isabelle0651 30/01/17 14:00

    Una lástima la pérdida de Paloma Chamorro, recuerdo su programa como un soplo de aire fresco, ameno, divertido, representativo de una parte de la sociedad joven de la movida madrileña y reivindicativa del cambio cultural y musical en una España que unos pocos años antes se había abierto al mundo, con las manifestaciones de mayo del 68, con el no a la guerra de Vietnam, con el uso de la minifalda, los bikinis, la música de los Beatles, BeeGees, Simon&Garfunkel y tantos otros. Una época apasionante.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Damas Damas 30/01/17 12:52

    Una vez más, ¡leñe! a partir de una edad, pasan menos días entre unas noticias y otras de este tipo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    0

    • AML AML 30/01/17 18:24

      Eso mismo he pensado yo. Qué curioso, no me la puedo imaginar mayor, sino siempre joven y con ese aspecto locuelo. Será que vamos hacia la primera línea de fuego.... Caminemos, al menos, con elegancia.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      0

      • Bic Bic 30/01/17 23:38

        Va a ser difícil caminar con elegancia. Mas bien dan ganas de caminar haciendo cortes de mangas, pero bueno, habrá que intentarlo.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

      • Bic Bic 30/01/17 23:38

        Va a ser difícil caminar con elegancia. Mas bien dan ganas de caminar haciendo cortes de mangas, pero bueno, habrá que intentarlo.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • senenoa senenoa 30/01/17 12:44

    Otra innovadora de los años ochenta que nos deja. Qué pena.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión
  • Desde la tramoya Luis Arroyo Luis Arroyo

    Cataluña: el camarote de los hermanos Marx

    Quizá Mas y sus ventrílocuos, ERC y la CUP, pensaron hace años que lograrían tener masa crítica suficiente para promover una insurrección ciudadana histórica. Pero lo cierto es que no lo han logrado.
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    En busca de un modelo para decir adiós

    Si está contando los días y las horas que faltan para el 1 de octubre, o es de los optimistas que esperan algún tipo de milagro el día 2, es posible que sufra una decepción mayúscula. Esto no ha hecho más que empezar.
  • Telepolítica José Miguel Contreras José Miguel Contreras

    Renuncio a mi derecho a decidir

    En España, desde la vuelta de la democracia en 1977, no habíamos padecido una avería en nuestra maquinaria democrática como la que afrontamos en torno al problema catalán.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre