X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Doble click

El futuro de la televisión en abierto: Peacock nace en EEUU como plataforma de 'streaming' gratuita

  • NBC Universal lanza con una gran campaña de promoción una plataforma de streaming gratuita y con publicidad
  • Las televisiones en abierto buscan caminos para mantenerse vivas ante la caída de los ingresos comerciales y del abono del cable tradicional

Publicada el 20/07/2020 a las 06:00

Peacock TV

Analizamos el nacimiento en EEUU de Peacock, una plataforma de streaming gratuita.

Laco

El mundo de la televisión en todo el mundo vive los efectos de una gran convulsión. Nadie sabe exactamente cómo será el sector en una década. Hay tres factores que condicionan el momento actual. Por un lado, el retroceso de la televisión en abierto en audiencia y en ingresos de publicidad. En segundo lugar, la pérdida de abonados de los sistemas de cable tradicionales que aportaban enormes beneficios a los grandes canales. Por último, el boom que viven las plataformas de streaming (tipo Netflix) que siguen creciendo en todo el mundo.

En un tablero con cada vez más agentes en juego, con más actores en busca de una parte de ese pastel que conforman los televidentes, NBC ha dado el pistoletazo de salida a Peacock TV, una nueva plataforma dispuesta a romper el esquema de la suscripción de pago que han explotado gigantes como Netflix, HBO o Prime Video. Pero ¿qué supone realmente este desembarco? ¿Acaso este modelo va a incrementar la streaming wars existente en la industria audiovisual mundial? La campaña de lanzamiento ha sido muy comentada estos días atrás. Vende un concepto fundamental: ¡Gratis, gratis, gratis!

Para la especialista en plataformas VoD y nuevos modelos de televisión, Lydia Gracia, esta llegada es solo una consecuencia de "hacia dónde está yendo el panorama actual: a la diversificación de plataformas". Y es que cada vez son más las empresas que quieren entrar en este juego que ya no pasa por la venta, sino por el acercamiento a la mismísima fuente.

"Las grandes marcas han visto la oportunidad dentro del modelo OTT, ya sea SVoD, TVoD o AVoD, y lo que quieren es explotar ellos mismos su contenido en vez de licenciarlo a terceros como Netflix o Amazon Prime Video", añade Gracia en conversación con infoLibre, en referencia a esta nueva plataforma de vídeo bajo demanda disponible en Estados Unidos desde este 15 de julio y con la que NBC Universal no se ha quedado atrás.

El motivo no es otro que las posibilidades que ofrece esta nueva opción audiovisual. NBC Universal tiene los derechos de series tan relevantes como Parks and Recreation o The Office, pero también son responsables de CNBC, SyFy o del gigante latino Telemundo. Todo un conjunto de opciones que desde ya están disponibles en el catálogo norteamericano a coste cero.

Sí, cero. Y aquí está lo más relevante y destacado de Peacock TV: la posibilidad de disfrutar de la plataforma de forma gratuita a sabiendas de que los usuarios se van a encontrar anuncios en ellos y que el catálogo será restringido. Sin embargo, no es la única opción. También hay disponible una alternativa premium de 4.99 dólares con títulos adicionales como Cheers o Ley y Orden con anuncios; así como la versión todo incluido sin anuncios por 9.99 dólares.

"A la gente no le molesta tener un minuto de publicidad, lo que le molesta es tener 15 minutos y no saber cuándo va a poder continuar viendo el contenido", explica Lydia Gracia. Pero "si se dan de alta en una plataforma gratuita con contenido de calidad, con las series que habitualmente ve y ya saben que van a tener unos tres minutos de publicidad (además, publicidad dirigida) durante el visionado, acepta el contrato desde el inicio, lo asume y se queda viéndolo".

¿Y qué saca la plataforma con todo esto además de dinero? Datos. Esta es la tesis que destaca la especialista en nuevos modelos de distribución audiovisual y autora del libro Streaming Wars, Elena Neira: "Le mueve básicamente lo mismo que le mueve al resto de compañías, porque se trata de una batalla por definir la estrategia digital y por tener los datos de los usuarios". Quieren conocer, profundizar en gustos e intereses para salir a ganar.

"El lanzamiento precisamente nace como consecuencia de un fenómeno que lleva experimentándose en EE.UU. que es el darse de baja en la televisión por cable", comenta Neira, quien ha visto el crecimiento de esta realidad como un hecho "dramático para las compañías y para una televisión que está muy consolidada y que desde hace décadas formaba parte de un núcleo de hogares estadounidenses que ahora se dan de alta en paquetes mucho más ligeros o los reemplazan por plataformas de streaming". Y ahí está el quid para entender por qué ese giro hacia lo gratuito, hacia el low cost [bajo coste].

"De todas las plataformas que han surgido en los últimos seis meses, la mitad de ellas han apostado por el AVoD, tanto Quibi, que tiene un modelo con publicidad más barato, o HBO Max que ha lanzado la más cara del mercado pero ya ha dicho que tendrá una versión con publicidad más asequible", argumenta Neira. Y es que todo se enfoca hacia un universo repleto de plataformas con contenidos originales en catálogos más escuetos y con precios reducidos para evitar la infidelidad digital.

"La suscripción con publicidad es muy importante para estos modelos de negocio porque así conoce más detalladamente todos los hábitos de sus suscriptores y son más friendly con ellos. No quieren tirar piedras contra su propio mercado, quieren ofrecer modelos combinados con publicidad en la televisión lineal y luego en Peacock", sentencia ésta. Además, si cabe, afianzar su marca.

"Al ser estudios con poca cantidad de series, series bastante caras y el modelo de negocio más centrado en cine, es una buena manera de captar audiencia, entrar en el tablero de juego de las plataformas OTT y a su vez rentabilizar y explotar en exclusiva sus series afianzando su marca", concluye por su parte Lydia Gracia, quien insiste: "Ya no vale el licenciarlo y que lo explote Netflix, ahora quiero que la gente venga a mí y disfrute de mi contenido porque lo tengo yo". Aunque eso suponga que para ver muchas series de diferentes compañías haya que ir casa por casa.

Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión