X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
LA CRISIS DE LA PRENSA

El consejo de administración de Prisa rechaza por unanimidad la oferta de compra de Blas Herrero por sus medios de comunicación

  • El grupo continuará poniendo “en valor sus proyectos de educación y medios de comunicación”, comunica a la CNMV
  • El empresario asturiano había ofrecido 150 millones de euros por los periódicos y radios del dueño de 'El País' y la Ser, un precio que éste consideraba insuficiente
  • El Santander deja caer la propuesta de Herrero ante la oposición del resto de los accionistas

Publicada el 20/11/2020 a las 18:43 Actualizada el 20/11/2020 a las 21:59
Logo de Prisa.

Logo de Prisa.

El consejo de administración de Prisa ha rechazado esta tarde por unanimidad la oferta de compra que el empresario asturiano Blas Herrero había lanzado sobre los periódicos y radios del grupo, según han confirmado fuentes del propietario de El País y la Cadena Ser

“La sociedad continuará operando de acuerdo con su hoja de ruta definida a comienzos del presente ejercicio, en el desarrollo y puesta en valor de sus proyectos de educación y medios de comunicación”, ha comunicado Prisa a la la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). “Será en este marco en el que evaluará, de resultar procedente en el futuro, cualquier expresión de interés que pueda recibir, como ha sido el caso de las transacciones comunicadas en las últimas semanas”, concluye el comunicado del grupo.

El empresario asturiano había ofrecido 150 millones de euros por los periódicos y radios de Prisa, un precio que el grupo consideraba insuficiente. 

Finalmente, la oferta de Herrero no ha recibido el apoyo ni siquiera de quien se presentaba como su inicial valedor, el Banco Santander. Ninguno de los principales accionistas ha considerado la propuesta. El dueño de KissFM y Dkiss había enviado una carta al consejo de Prisa para comunicarles su intención de adquirir los medios de comunicación escritos, radiofónicos y audiovisuales del grupo a través de una sociedad de responsabilidad limitada en la que le acompañaban “un grupo de inversores independientes”, liderado por él. Su objetivo era hacerse con una participación significativa, no necesariamente de control, un 33%, de la empresa.

La noticia disparó la maltrecha cotización bursátil de Prisa, que superó los 90 céntimos al terminar la mañana del jueves y acabó la jornada con una ganancia del 21%. Aun así, el escaso valor de la acción lleva ya mucho tiempo reflejando la mala salud de las cuentas del grupo, lastrado con una elevada deuda e impactado por la pandemia. El precio “escaso” que ofreció Herrero, si se tiene en cuenta que el beneficio operativo neto sólo de la radio de Prisa fue de 63,3 millones en 2019 –tal y como destacaban fuentes del grupo este jueves–, viene de la mano de una deuda que ahora está en 1.061 millones de euros sólo tras un largo proceso de recorte desde los más de 5.000 millones que alcanzó en 2009.

La venta del negocio español de Santillana, la división educativa de Prisa responsable del 73% de su resultado, es parte de los denodados esfuerzos del grupo por recortar su pesada deuda. Ahora queda en el aire la venta también del negocio de Santillana en América Latina, la auténtica joya de la corona, para poner a cero el marcador del pasivo.

Entre quienes habían manifestado, aunque extraoficialmente, su oposición a la entrada de Blas Herrero en Prisa se encuentra el Gobierno, que no contemplaba con agrado la llegada al principal grupo de medios español de un empresario cuyas posiciones ideológicas coloca ahora muy lejos de las que en los años 90 le incluían entre los próximos a Alfonso Guerra. Fuentes de Moncloa no descartaban que el objetivo principal de la operación fuera buscar un alza del precio de la acción de Prisa.

208 millones de Onda Cero

Blas Herrero fundó la cadena Radio Blanca en 1989, en un salto a los medios de comunicación desde la industria láctea. El empresario asturiano presume de haber pasado su infancia y adolescencia, hasta los 22 años, repartiendo leche, primero en carro, después a caballo y finalmente en una furgoneta. En los años 80 ya era el dueño de la lechera RAM y luego de un grupo con una treintena de sociedades, incluidas inmobiliarias y concesionarios de coches. Por entonces, sus contactos con el PSOE asturiano le permitieron obtener nueve concesiones de FM. Onda Cero, recién creada por la ONCE, emitía a través de las emisoras de Radio Blanca. Herrero se convirtió en su vicepresidente.

En 1999, Telefónica, a la que ahora tendría que seducir Herrero en el consejo de administración de Prisa, compró Onda Cero y ésta firmó con el empresario asturiano un acuerdo: crearía una cadena temática cuya gestión publicitaria correría a cargo de la radio de Telefónica durante 10 años, a razón de 18 euros por oyente y calculando una audiencia de medio millón de personas. Así nació Kiss FM en 2002. Un año después tenía 1,3 millones de oyentes. Las disputas por unas cifras que habían superado las firmadas en el contrato terminaron en los tribunales. El caso se dilató años hasta llegar al Tribunal Constitucional, que dio la razón a Blas Herrero. En 2007 Telefónica –entonces presidida por César Alierta y Antena 3, los dueños de Onda Cero, tuvieron que pagarle 208 millones de euros. Él había pedido 600 millones.

Con ese remanente, Herrero creó una sociedad de capital riesgo, fundó varias sicav y emprendió también la aventura audiovisual. Si en un primer momento se apoyó en sus contactos con el PSOE, los que ahora se le atribuyen en el PP le consiguieron una licencia de TDT en octubre de 2015, la que utiliza Dkiss. Ahora, al tiempo que pugnaba por hacerse con El País y la Ser, intenta entrar en Duro Felguera, empresa de infraestructuras que acaba de pedir un rescate de 100 millones de euros a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

Más contenidos sobre este tema




4 Comentarios
  • nidea nidea 21/11/20 20:08

    Decir que El Pais y la Ser , son la derecha es no tener ni idea. Se puede estar mas menos de acuerdo con su linea editorial, que a veces patina., pero no son la derecha por favor. Yo soy socia de infolibre y de El diario y compro El Pais una vez a la semana. Y también oigo la Ser. Creo que es un periódico de calidad y necesario, sobre todo para las personas que solo leen en papel, porque los periódicos nacionales en papel son muy de derechas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Raul Raul 21/11/20 17:53

    PRISA está en quiebra. Hasta ahora la han mantenido a base de ingentes cantidades de dinero inyectado por el IBEX y las elites que medraron con Franco PARA SEGUIR INTOXICANDO Y LLENANDO DE MIERDA LOS CEREBROS DE LOS INCAUTOS QUE AÚN LES LEEN VEN O ESCUCHAN SUS PROGRAMAS DE MANIPULACIÓN Y FAKE NEWS. PRISA es mantenida a flote PARA MENTIR MANIPULAR Y ATACAR SALVAJEMENTE A TODO LO QUE HUELA A IZQUIERDA. Ojalá DESAPAREZCA de una puñetera vez.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    1

  • Lechatelier Lechatelier 20/11/20 21:57

    Las empresas de comunicación españolas de papel, los  prisa, los de vocento, las unidades editoriales escoradas a la ultraderecha, etc., etc.,  y demás, deberían reflexionar sobre lo que les espera en los próximos años en su core de negocio. No  hay recambio generacional de lectores, a la gente mas joven no le interesan estos medios, que ya se ve que están orientados al poder y a la subvención y no a los lectores. Han perdido -como el sistema bancario- reputación a chorros, véase el affaire del emėrito y como lo tratan, por lo que todas estas operaciones financieras hechas con avales son, si salen, pan para hoy y hambre para mañana, juegos de señoritos. Si no son capaces de entender los cambios que se avecinan, mal lo tienen, todo lo demás es pura propaganda de cara a la galería. Como decía Dylan “Times are changing” y esta vez parece que va en serio.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Poirot Poirot 20/11/20 19:04

    Al rechazar la oferta de Blas Herrero, cava su tumba. La Botín no está por la labor de poner más dinero.PRISA va RÁPIDO a la quiebra, y eso que ha cambiado de línea editorial pasándose a la derecha, donde el cupo de DESINFORMACIÓN/MANIPULACIÓN ya está a tope. La doctrina del FELIPON los lleva a la ruina, de los cual me alegro. Esa hoja dominical ya ni sirve para envolver el bocadillo, ni como papel de váter.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

Lo más...
 
Opinión