x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Derechos humanos

682 personas fueron ejecutadas en 21 países el pasado año, dos más que en 2011

  • China, Irán, Irak, Arabia Saudí, EEUU y Yemen son los países que más aplicaron la pena capital en el mundo.
  • Amnistía Internacional confirma que en 2012 se dictaron, al menos, 1.722 sentencias de muerte en 58 países.
  • Los métodos incluyen la horca, el fusilamiento, la decapitación y la inyección letal por delitos relacionados con drogas, adulterio o apostasía, entre otros.

Publicada el 10/04/2013 a las 09:40 Actualizada el 03/06/2013 a las 12:18
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Un cartel reivindicativo donde se puede leer "Por un mundo sin pena de muerte".

Un cartel reivindicativo donde se puede leer "Por un mundo sin pena de muerte".

Amnistía Internacional
La aplicación de la pena de muerte sigue estando presente en casi todos los continentes de la Tierra y, aunque los últimos datos ofrecidos por Amnistía Internacional (AI) revelan una sustancial mejoría, países como China, Irak o Estados Unidos continúan castigando con la pena capital.

En 2012, 682 personas fueron ejecutadas
en el mundo (sin contar los casos en China, que se mantienen en absoluto secreto), dos más que el año anterior. Sin embargo, como detecta el informe, el número de condenas a muerte disminuyó pasando de 1.923 (en 63 países) en 2011 a 1.722 (en 58 países) en 2012. AI considera que la abolición universal está cada vez más cerca, sobre todo, después de que Letonia se convirtiera en el 97 país en derogar esta práctica o el caso de Benín y Mongolia, que ratificaron un tratado con la ONU destinado a este tema.

No obstante, pesan más los retrocesos y como revela la organización, varios países retomaron estas prácticas después de un tiempo sin aplicarlas. Por ejemplo, Gambia (una ejecución después de 30 años), la India (una después de ocho años), Pakistán (la primera en más de cuatro años) o Japón. Amnistía Internacional ofrece un mapa detallando las cifras por países. 

China e Irán lideran la lista

China fue el país que más personas ejecutó en 2012, más que el resto del mundo en conjunto. Según informa Amnistía internacional, se trata una cifra difícil de verificar al tratarse de una información considerada secreto de Estado. Normalmente, el gigante asiático admite un número muy inferior al real. Organizaciones defensoras de los derechos humanos hablan de miles de ejecuciones.

Por su parte, Irán es el segundo lugar donde más personas son condenadas a muerte, con al menos 314. 

El informe hace una especial mención a Estados Unidos, el único país del continente americano que aplicó este castigo (43 ejecuciones, la misma cifra que en 2011). Sin embargo, solo 9 estados emplearon esta táctica frente a los 13 del año anterior. En abril, Connecticut se convertía en el Estado número 17 en abolir la pena capital. La pena máxima fue sustituida por la cadena perpetua. 

En Europa, Bielorrusia volvió a ser el único país del continente en aplicarla, un total de tres personas el año pasado. 

Por otro lado, en el Norte de África y Oriente Medio, el 99% de los castigos tuvieron lugar en Arabia Saudí, Irán, Yemen e Irak, donde se aumentó casi el doble el número de muertes (129 en 2012 frente a las 68 en 2011).

Los métodos de ejecución

El documento explica que los métodos empleados en los ajusticiamientos fueron diversos. AI explica que, en 2012, los prisioneros fueron ejecutados mediante inyecciones letales, fusilamiento, la horca, e incluso, la lapidación por delitos relacionados con las drogas, la apostasía, la blasfemia o el adulterio. 

177 países dicen no a la pena de muerte

Cerca de dos tercios del total de países del mundo no aplican la pena capital como castigo, es decir, de los 198 países, tan sólo 21 llevaron a cabo ejecuciones en 2011. El número de regiones que la aplican se ha reducido en más de un tercio en comparación a hace 10 años, revela AI.

Sin embargo, diariamente llegan casos que hacen pensar que los retrocesos son cada vez mayores, sobre todo en Oriente Medio, donde los datos aumentaron un 50% desde 2010


Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

Lo más...
 
Opinión