x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
las bombas de boston

Pánico en Estados Unidos y escasos avances en la investigación del atentado de Boston

  • El FBI intercepta varias cartas con partículas de ricino, una de ellas dirigida al presidente Obama
  • Desalojados dos edificios del Senado por la presencia de paquetes sospechosos
  • Las autoridades detallan que los artefactos de Boston fueron fabricados con ollas a presión de la marca Fagor y con temporizadores caseros

infolibre
Publicada el 17/04/2013 a las 17:23 Actualizada el 17/04/2013 a las 19:43
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Varios policías recogen muestras en una calle de Boston.

Varios policías recogen muestras en una calle de Boston.

JUSTIN LANE
Estados Unidos ha entrado en una situación de pánico colectivo tras la explosión este lunes de dos artefactos en la ciudad de Boston. Este miércoles, el Servicio Secreto de Estados Unidos ha interceptado una carta con una "sustancia sospechosa" remitida al presidente norteamericano, Barack Obama. El FBI ha confirmado en un comunicado que "contenía una sustancia que, en pruebas preliminares, ha dado positivo para ricino". El resultado sobre el análisis definitivo aún tardará entre 24 y 48 horas.

"Es importante resaltar que las actividades en la Casa Blanca no se han visto afectadas como resultado de esta investigación", ha aclarado la agencia federal. Las autoridades detectaron la sustancia durante comprobaciones rutinarias en el centro de Correos de la Presidencia, situada en Washington, pero fuera de la Casa Blanca.

Pocas horas antes, ha trascendido el envío de otro paquete, también con partículas de ricino, al senador republicano Roger Wicker. También el demócrata Dick Durbin ha sido objeto de otro envío contaminado con ricino según informa la CNN, aunque todos los paquetes han sido interceptados antes de llegar a sus destinatarios. El ricino, para el que no hay antídoto, es una potente toxina que causa hemorragia intestinal, diarrea, vómitos, deshidratación e hipotensión. Puede causar la muerte en un plazo de 36 horas.

A pesar de la coincidencia en el tiempo de estos envíos sospechosos con las explosiones ocurridas en Boston, según el FBI no hay pruebas que acrediten una "conexión" entre ambos sucesos. El FBI ha evitado especular sobre los posibles vínculos entre las explosiones en el maratón de Boston y las cartas, y ha remitido a la prensa a la información que está proporcionando sobre el caso.

A las potencial amenaza que constituyen los envíos, se ha sumado también la evacuación parcial de dos edificios del Senado por la posible presencia de paquetes sospechosos. Según un portavoz policial citado por la agencia Reuters, una persona está siendo interrogada por este hecho.

Ollas a presión y detonadores caseros

Hasta el momento, se sabe que las bombas se fabricaron empleando dos ollas a presión de unos seis litros de capacidad, que fueron llenadas después con clavos y pequeños trozos de metal. Según informa The New York Times, las ollas eran de la marca Fagor y fabricadas en España. Cada año, se venden aproximadamente 50.000 como las utilizadas en todo Estados Unidos. Los autores explosionaron después los artefactos mediante temporizadores caseros, y no a través de mecanismos que permitieran provocar la detonación a distancia. La Policía centra ahora sus esfuerzos en la reconstrucción de las bombas a partir de los restos encontrados.

Sin embargo, aún no hay avances relevantes que permitan determinar la autoría del ataque, tal y como reconoció este martes el presidente Barack Obama. "La persona que hizo esto era amigo, compañero o vecino de alguien. Alguien sabe quién hizo esto, pero el rango de sospechosos y motivos permanece aún abierto", ha asegurado Richard DesLauriers, agente especial al mando de la oficina del FBI en Boston, en declaraciones a The Boston Globe. Más de 140 agentes repasan las cientos de fotografías tomadas en el lugar de los hechos para intentar averiguar qué fue lo que pasó.

Por el momento, el balance oficial del atentado deja 3 muertos y 176 heridos. Los fallecidos son un niño de 8 años y una mujer de 29, ambos originarios de la ciudad de Boston, y uns estudiante de nacionalidad china que cursaba sus estudios en la Universidad de Boston. La familia de esta última víctima ha pedido que su identidad no sea revelada. Entre los heridos, 70 permaneces graves, y muchos de ellos han sufrido amputaciones, especialmente en las extremidades inferiores.

Sin españoles implicados

Tras el atentado, el Gobierno de España ha confirmado que ninguno de los 91 españoles inscritos en la maratón de Boston ha resultado herido. El Ejecutivo tamibén ha condenado los atentados y ha enviado sus condolencias a los familiares de las víctimas mortales.

Asimismo, ha transmitido todo su apoyo y solidaridad al Gobierno y al pueblo de los Estados Unidos, a quienes ha reiterado su condición de "aliado firme e incondicional en la lucha contra la violencia y el terrorismo".
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

Lo más...
 
Opinión