x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Derechos laborales

El catalán buscado por la tragedia de Bangladesh es el único sospechoso que sigue en libertad

  • Sohel Rana ha sido detenido este lunes y queda en prisión preventiva
  • Otros tres empresarios locales y dos ingenieros también han sido capturados
  • El español implicado en la tragedia, David Mayor, se encuentra en España recopilando documentos que ayuden a esclarecer el incidente

infolibre
Publicada el 29/04/2013 a las 19:12 Actualizada el 29/04/2013 a las 22:47
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

El dueño de las instalaciones derruidas en su detención.

El dueño de las instalaciones derruidas en su detención.

EFE
La policía de Bangladesh ha detenido este lunes al dueño del edificio Rana Plaza que albergaba varias fábricas textiles y que se derrumbó hace cuatro días en las afueras de Dacca, causando hasta ahora 376 muertos y más de 1.200 heridos. Mohammed Sohel Rana ha sido arrestado en una vivienda alquilada por un amigo suyo en el distrito de Benapole, cerca de la frontera con India, tras cuatro días en fuga, según ha informado el diario bengalí The Daily Star. Las autoridades locales también han detenido a otros tres empresarios de la región, que son los propietarios de otros locales del edificio que se vino abajo, a dos ingenieros y siguen buscando al director gerente de Phantom Tack, el catalán David Mayor, que actualmente se encuentra en España.

El dueño del inmueble, que se ubicaba en el barrio comercial de Savar, a unos treinta kilómetros de Dacca, es acusado de haber utilizado en la construcción material de mala calidad. De acuerdo con la policía y las versiones ofrecidas por la prensa del país surasiático, los propietarios ignoraron en el pasado las advertencias sobre las grietas detectadas en la estructura. El juez de Dacca encargado del caso, Wasim Sheikh, ha concedido quince días a los cuerpos policiales para que interrogue a Sohel Rana y otros doce a Anisur Rahman, el presidente de la fábrica textil EtherTex.

El español implicado se encuentra en Barcelona

Tras conocerse la noticia de que el empresario catalán David Mayor estaba entre los sospechosos buscados por la policía de Bangladesh, este lunes su familia ha afirmado que no se encuentra imputado ni huido, que vive en Barcelona, y que está recopilando "toda la información posible" para ayudar a esclarecer el suceso. Mayor consta como director general de la textil Phantom Tack, empresa que ocupaba unos 2.000 metros cuadrados del edificio derruido. Esta compañía está compuesta por la unión de Phantom Apparels (de Bangladesh) y Textile Audit Company (de España).

A la Policía Nacional de España no le consta ninguna orden internacional de detención contra Mayor. La madre ha explicado que el empresario catalán se encontraba en España cuando se derrumbó el edificio y que no está relacionado con lo que ha calificado de tragedia. "Él lleva 10 años trabajando por la gente en Bangladesh", ha indicado a Europa Press.

Phantom Tack tiene domicilio social en Reus, en la casa de los padres de Mayor. En los registros empresariales figura su constitución en 2004 como sociedad limitada. Fuentes de la Cámara de Comercio de Reus han explicado que no tenían relación en comercio exterior con Mayor, del que tenían constancia censal como empresario autónomo en la demarcación entre 2005 y 2009.

El padre del propietario también es detenido

El inspector adjunto de la Policía Metropolitana de Dacca, Masudur Rahman, ha informado a bdnews24.com de la detención de Abdul Jalek, el padre de Rana, en la localidad de Moghbazar, en Dacca. "Será llevado al cuartel general de la Policía", ha declarado.

Mientras la policía ejecuta las órdenes de detención de los responsables, los equipos de rescate siguen trabajando este domingo sin usar máquinas pesadas, pues aún hay personas con vida y desaparecidos entre los escombros. La cifra de víctimas mortales podría elevarse, ya que unos 4.000 trabajadores se encontraban en las instalaciones en el momento de la tragedia. La mayoría de las víctimas eran trabajadores de las fábricas textiles a quienes los propietarios de las mismas obligaron a trabajar pese a las alertas de seguridad que había dado la Policía Industrial el día anterior.
Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




Hazte socio de infolibre

1 Comentarios
  • ateo ateo 29/04/13 20:33

    El actual sistema de deslocalización industrial y subcontratación de la fabricación esconde simple y llanamente una falacia criminal: las grandes empresas parecen ser únicamente responsables de los beneficios mientras que con los problemas: contaminación y destrucción de los ecosistemas, explotación laboral (incluida la de niños) en condiciones muy próximas cuando idénticas a la esclavitud o la ingeniería financiera para evadir los beneficios empresariales, se intenta convencernos de que son meros accidentes inexplicables de los que nadie tiene responsabilidad alguna (algo así como la caída imprevista de un meteorito) cuando en realidad conforman una estrategia perfectamente diseñada para maximizar las ganancias a costa de reducir los gastos (seguridad, condiciones laborales adecuadas, etc). En resumen una vuelta a la Inglaterra del salvaje capitalismo del siglo XIX. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2012/10/la-irresponsabilidad-de-las.html

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión