x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis económica

El primer ministro italiano pide disculpas a los jóvenes exiliados por la crisis

  • Enrico Letta: “Hay que dar una razón para quedarse a aquellos que se sienten obligados a abandonar Italia”
  • Dice que se debe una disculpa por haber hecho “una política que durante años fingió no escuchar y que, a través de palabras, acciones y omisiones, ha permitido la disipación de la pasión, sacrificio y habilidades”

infoLibre
Publicada el 02/06/2013 a las 19:27 Actualizada el 02/06/2013 a las 19:59
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

El primer ministro italiano, Enrico Letta.

El primer ministro italiano, Enrico Letta.

EFE
Enrico Letta, primer ministro italiano, ha pedido disculpas a los jóvenes italianos forzados a salir del país por la crisis económica.

“Se debe ante todo una disculpa”. En nombre de “una política que durante años fingió no escuchar y que, a través de palabras, acciones y omisiones, ha permitido la disipación de la pasión, sacrificio y habilidades”, ha declarado el ministro.

Y ha añadido que su compromiso es “ir a por todas”, y tratar de hacer todo lo posible para “devolver la esperanza” a quienes no pueden imaginarse un futuro para sí mismos, según hizo saber Letta en una carta publicada en La Stampa, informa Europa Press.

“Hay que dar una razón para quedarse a aquellos que se sienten obligados a abandonar Italia”, una razón para que esas personas tengan la confianza de que su futuro será recompensado y sus deudas saldadas, ha asegurado. Según el político, la “mayor carga de la deuda” que está contrayendo Italia, “es un error imperdonable”, ha concluido.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

Lo más...
 
Opinión