x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Derechos humanos

China se opone a acusar a Corea del Norte ante el TPI

  • El Gobierno chino cree que el último informe de Naciones Unidas sobre Corea del Norte se apoya en "críticas irracionales".
  • Altos cargos de los servicios de seguridad norcoreanos e incluso el máximo mandatario, Kim Jong Un, podrían ser juzgados ante el Tribunal Penal Internacional
  • Los investigadores de la ONU han afirmado que China podría estar "ayudando y siendo cómplice" de crímenes contra la humanidad

INFOLIBRE
Publicada el 18/02/2014 a las 11:21 Actualizada el 18/02/2014 a las 12:39
Kim Jong-un durante un discurso pronunciado en Pyongyang, Corea del Norte.

Kim Jong-un durante un discurso pronunciado en Pyongyang, Corea del Norte.

EFE
El Gobierno de China ha rechazado este martes las "críticas irracionales" que recibe en el último informe sobre Corea del Norte elaborado por investigadores de Naciones Unidas y ha advertido de que llevar el informe ante la Justicia internacional no ayudará a mejorar la situación de los Derechos Humanos en el país. "Por supuesto que no podemos aceptar estas críticas irracionales", ha advertido la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Hua Chunying, durante una rueda de prensa celebrada este martes. Asimismo, ha aseverado que "politizar" estas cuestiones "no ayuda a mejorar la situación de los Derechos Humanos de un país".

Altos cargos de los servicios de seguridad norcoreanos y, en última instancia, al líder del país, Kim Jong Un, podrían ser juzgados ante el Tribunal Penal Internacional (TPI) por haber ordenado asesinar, matar de hambre y torturar a personas de forma sistemática, un caso que la ONU ha comparado con las atrocidades cometidas durante la Alemania nazi.

Hua Chunying no ha querido contestar a la "hipotética pregunta" sobre si el Gobierno chino utilizaría su capacidad de veto en el Consejo de Seguridad en el caso de que el informe se utilizara para tomar acciones legales ante la Justicia internacional. No obstante, muchos diplomáticos sostienen que es muy probable que China bloquee cualquier procedimiento de este tipo. Los investigadores de la ONU han afirmado que el Gobierno de China, principal aliado de Pyongyang, podría estar "ayudando y siendo cómplice" de crímenes contra la humanidad cometidos por Pyongyang con la entrega de inmigrantes y desertores de vuelta a su país de origen para allí ser torturados o ejecutados.

Durante la rueda de prensa, Hua no ha querido tampoco comentar la razón por la que los investigadores no obtuvieron permiso del Gobierno chino para acceder a la frontera con Corea del Norte, a través de la cual cruzan numerosos norcoreanos. "Esas personas no son refugiados. Los denominamos inmigrantes norcoreanos ilegales", ha explicado la portavoz, que ha añadido que son tratados según "las leyes nacionales e internacionales y en consonancia con "rincipios humanitarios".

Un experto de Corea del Sur en cuestiones norcoreanas, Brian Myers, ha asegurado que gracias a este informe "el mundo finalmente abrirá los ojos ante el hecho de que Corea del Norte es un Estado de extrema derecha en el que el régimen ha extraído su derecho a gobernar de su compromiso con su poder militar y con la pureza racial". Y ha añadido "por esa misma razón, el régimen nunca se ha sentido avergonzado por las críticas a su historial de Derechos Humanos.

En una carta remitida a Kim, el presidente de la comisión de investigación, el australiano Michael Donald Kirby, recomienda a la ONU que remita el caso al TPI para que los responsables "incluido probablemente usted mismo" –en referencia al líder norcoreano–, rindan cuentas por estos crímenes. Además, pide al Consejo de Seguridad de la ONU la imposición de "sanciones selectivas".

Corea del Norte también ha rechazado "categórica y totalmente" las acusaciones mencionadas en el informe y ha advertido de que se basan en un material falso proporcionado por las fuerzas hostiles que respaldan a Estados Unidos, la Unión Europea y Japón.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión