x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
África

Un teniente coronel se hace con el poder en Burkina Faso y la oposición convoca protestas

  • Tras las protestas ciudadanas por la regeneración democrática, el presidente Blaise Compaoré dimitió el pasado viernes, instando al jefe del Ejército Honoré Traoré a asumir de forma interina la jefatura de Estado
  • En un golpe de Estado, el teniente coronel Issaac Yacouba asumió el cargo
  • Las Fuerzas Armadas le apoyan, no así la oposición, que ha convocado protestas para el domingo

INFOLIBRE
Publicada el 01/11/2014 a las 20:11 Actualizada el 01/11/2014 a las 20:58
Burkina vive tiempos de convulsión política.

Burkina vive tiempos de convulsión política.

REUTERS | EP
El ya expresidente de Burkina Faso, Blaise Compaoré, anunció el pasado viernes su dimisión, en un comunicado en el que llamó  a un proceso de transición de 90 días y que dio pie al jefe del Ejército, el general Honoré Traoré, a asumir de forma interina la jefatura de Estado. 

En un golpe de Estado contra Traoré, el teniente coronel Issaac Yacouba Zida anunció este sábado que asumia el cargo de jefe de Estado, de acuerdo con un comunicado leído en la emisora local Radio Omega. Zida se comprometió a crear un órgano de "transición democrática" en conformidad con los partidos políticos y la sociedad civil, según el comunicado oficial.

Acto seguido, el Ejército del país fricano anunció su reconocimiento al portavoz militar como nuevo presidente en funciones, según un comunicado de los militares. Los principales partidos de oposición manifestaron sin embargo su rechazo a la toma del poder por parte de Zida, y convocaron una serie de manifestaciones para este domingo, informa Europa Press.

Las protestas que terminaron con Compaoré

Las protestas contra Compaoré, que tomó el poder en un golpe de Estado en 1987, comenzaron el pasado martes ante los planes del Gobierno de sacar adelante en el Parlamento un proyecto de ley que permitiría cambiar en la Constitución la limitación de dos mandatos presidenciales, que es el tope establecido en estos momentos.

El jueves, los manifestantes irrumpieron en el Parlamento y la televisión estatal y, de acuerdo con Amnistía Internacional, el Gobierno reprimió con violencia las protestas pacíficas, causando al menos tres muertos. 

"En los últimos meses, nuestra nación se ha enfrentado a una grave crisis socio-política cuyo resultado ha sido la renuncia del presidente Blaise Compaoré, tras un levantamiento popular", dijo Zida, el autoproclamado jefe de Estado, ante las cámaras, antes de lamentar las muertes registradas durante los últimos días como consecuencia de estos acontecimientos.

"Los jóvenes de Burkina Faso han pagado un alto precio. Quiero asegurarles que sus aspiraciones de cambio democrático no serán traicionadas o decepcionadas", apostilló Zida.

El militar explicó que "para evitar que la anarquía acabase con el objetivo de un cambio democrático, poderosamente expresado por el pueblo", el Ejército asumió la responsabilidad y decidió empezar un proceso de transición, que él mismo encabezará, pese a que todos los ojos estaban puestos en el jefe del Ejército, Honoré Traoré.

El expresidente Blaise Compaoré se ha refugiado en la localidad marfileña de Yamoussukro, según han informado fuentes familiares a Jeune Afrique, y confirmado fuentes militares a la agencia de noticias Reuters.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión