x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones

‘Charlie Hebdo’ vuelve a los quioscos para quedarse

  • "Volvemos a empezar": así reza la portada, en la que se ve un perro que muerde la revista, perseguido por una jauría de políticos franceses, un yihadista y hasta el papa
  • Este número tiene una tirada de 2,5 millones de ejemplares, frente a los ocho millones del primer ejemplar tras los atentados, un récord de la prensa francesa

infolibre
Publicada el 25/02/2015 a las 17:05 Actualizada el 25/02/2015 a las 17:25

Charlie Hebdo vuelve a los quioscos

Imprenta de Evry, a las afueras de París. Han trabajado durante toda la noche para que 'Charlie Hebdo' pueda estar este miércoles en toda Francia. Es el número con el que vuelve a la normalidad. Portada con fondo rojo, la frase "Volvemos a empezar" y un perro que muerde la revista, perseguido por una jauría de políticos franceses, un yihadista y hasta el papa. Regresa con fuerza aunque alejado del anterior número, con el que homenajearon a sus compañeros asesinados en los atentados de París de hace siete semanas. Como ha explicado uno de sus responsables, el caricaturista Renald Luzier, más conocido como "Luz", no querían volver sobre ese tema: los asesinos o el terrorismo islamista, sino avanzar, recuperar su esencia. Por eso, este número se burla o satiriza otros temas de actualidad, como la austeridad impuesta por Bruselas. Un humor que ha calado. Hay quienes ya se confiesan incondicionales de una revista que no conocían hasta los atentados del pasado 7 de enero. Otros la compran porque, como explican, quieren seguir mostrando su solidaridad con las doce personas muertas en los ataques. 'Charlie Hebdo' vuelve y para quedarse. Ha conseguido donaciones suficientes para poder editarse sin problemas durante años. Incluso estudia un experimento que ya hizo en los años setenta: sacar una edición matutina.

El semanario satírico francés Charlie Hebdo regresó este miércoles a los quioscos siete semanas después de los atentados que provocaron la muerte de buena parte de su redacción . El número 1.179 de la publicación editada desde 1992 trata de recuperar el ritmo normal, con menos referencia a los integristas islámicos que en otras entregas.

"Volvemos a empezar". Así reza la portada, en la que se ve un perro que muerde la revista, perseguido por una jauría de políticos franceses, un yihadista y hasta el papa Francisco. Como explicó uno de sus responsables, el caricaturista Renald Luzier, más conocido como Luz, no querían volver sobre el integrismo islamista como asunto central, sino avanzar, recuperar su esencia. Por eso, este número se burla o satiriza otros temas de actualidad, como la austeridad impuesta por Bruselas.

Charlie Hebdo vuelve así a su cita semanal con los lectores y para quedarse. Ha conseguido donaciones suficientes para poder editarse sin problemas durante años. Incluso estudia un experimento que ya hizo en los años setenta: sacar una edición matutina.

Este número tiene una tirada de 2,5 millones de ejemplares, frente a los ocho millones del primer ejemplar tras los atentados, un récord de la prensa francesa. Mejoras en la distribución han evitado que haya colas en los quioscos, donde los vendedores se habían preparado para una mayor afluencia de público.
Más contenidos sobre este tema




1 Comentarios
  • carlos Padula carlos Padula 04/03/15 19:41

    Apreciado Jesús Maraña.En mi página de "caralibro", (FCBK pero me resisto al coloniaje linguístico tanto como a los otros modos de coloniaje) sobre el episodio Charlie Hebdò.Escribí varias veces del tema en mi pag. Carlos Padula. Sobre todo por los extraños e inexplicables resultados finales de muchos de estos hechos puntuales catastróficos. El terrorismo sea estatal o de grupos aislado no puede dar otro resultado que catástrofes, y miedo a ser sujeto social pleno. Ese es su único objetivo nunca explicitado suficientemente.Pasó lo que pasó, se leyó, se interpretó, y se difundió el atentado, sus razones y sus consecuencias políticas desde todos los puntos de vista posibles.Todo deseable y legítimo desde la óptica de la Libertad de expresión, de los DD HH y desde la "ética" de cada medio o de cada "opinador". Me hice y, después traté de hacer públicas, algunas dudas gordas que hoy persisten y que sería largo enumerar. Por eso -si te interesa el enfoque-  intento contactar .

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión