x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Chile

Bachelet busca cambiar la Constitución e incluir medidas anticorrupción

  • La presidenta de Chile ha anunciado que abrirá un proceso constituyente abierto a la ciudadanía a través de "diálogos, debates, consultas y cabildos"
  • El motivo principal para llevar a cabo esta reforma constitucional es incluir en la carta magna medidas anticorrupción para "erradicar las malas prácticas en la política, en los negocios y en la relación entre ambos"

infolibre
Publicada el 29/04/2015 a las 10:07 Actualizada el 29/04/2015 a las 10:23
La presidenta de Chile, Michelle Bachelet.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet.

E.P.
La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, anunció en la noche de este martes un "proceso constituyente", que se desarrollará a partir del mes de septiembre, para crear una nueva Constitución, así como la inmediata puesta en marcha de una serie de reformas para combatir la corrupción en el país sudamericano, que también deberían ser incluidas posteriormente en la Carta Magna.

En un mensaje a la nación a través de cadena nacional, Bachelet manifestó su intención de poner en marcha un proceso abierto a la ciudadanía "a través de diálogos, debates, consultas y cabildos, que deberá desembocar en la Nueva Carta Fundamental, plenamente democrática", tras insistir previamente en su intención de terminar con la corrupción, el tráfico de influencias y los conflictos de intereses en Chile.

"Son medidas severas, y algunos querrán resistirlas para que las cosas queden igual. Pero mi principio es claro: la democracia y la política son de todos y no podemos tolerar que sean capturadas por el poder del dinero", apostilló la mandataria chilena, que también se ha visto salpicada por los casos de corrupción en su Gobierno y en su propia familia.

En un intento por marcar un punto de inflexión ante la crisis de confianza que golpea al país, la mandataria dijo en un mensaje a la nación que las medidas administrativas y proyectos de ley serán parte de una reforma integral para actuar sobre la actividad política y de los partidos, tal y como añade la agencia de noticias Reuters.

Con ello, "se busca erradicar las malas prácticas en la política, en los negocios y en la relación entre ambos", enfatizó Bachelet. El apoyo público a la mandataria está en su peor nivel histórico, de acuerdo a las encuestas, por la decepción de la ciudadanía ante los escándalos políticos y financieros que han salido a la luz en los últimos meses.

El brillo de los logros alcanzados en su primer año de Gobierno –reforma tributaria y educacional– se han visto empañados en los últimos meses por la polémica en torno a las acusaciones de tráfico de influencias contra su hijo –tras la aprobación de un millonario crédito–, o los desvíos de dinero de empresarios a campañas de políticos de todas las tendencias.

Medidas anticorrupción

Entre las medidas anticorrupción que la presidenta pretende implementar en los próximos meses destaca la eliminación de entregas de dinero anónimas y reservadas a los partidos políticos, de forma que "las empresas no podrán hacer aportes de ningún tipo". "Será el Estado el que financie el trabajo de los partidos. Para eso tendrán que cumplir con exigencias y controles claros", agregó Bachelet.

Así, los partidos políticos que quieran recibir las aportaciones económicas correspondientes tendrán que "reinscribir a todos sus militantes para sincerar los registros" y mantener "una contabilidad transparente y fiscalizada", tal y como detalló la presidenta, en unas declaraciones que publica el diario El Mercurio.

De igual manera, advirtió de que "todos aquellos representantes elegidos que vulneren la confianza pública, no podrán representar a los ciudadanos en los cargos de elección popular y perderán sus escaños".

La presidenta agregó que el Gobierno se ha dado un plazo de quince días para dictar las medidas administrativas, mientras que para los proyectos de ley cuentan con un plazo máximo de 45 días para su ingreso al Parlamento. "A partir de mañana, daremos urgencia de discusión inmediata en el Parlamento a la Ley de Probidad y Transparencia", sentenció.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión