x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




China

China prohíbe a los funcionarios y estudiantes uigures que secunden el ayuno del Ramadán

  • Defensores de los derechos humanos denuncian que inentan impedir la práctica del islam en la región de Xinjiang, en el extremo occidental del país
  • Las autoridades de Pekín justifican que así se protege la salud de los estudiantes y que las prácticas religiosas por parte de funcionarios estatales están restringidas por ser un país laico

infoLibre
Publicada el 19/06/2015 a las 11:53 Actualizada el 19/06/2015 a las 12:05
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Un grupo de musulmanes reunidos en el primer día del Ramadán en Pekín, China.

Un grupo de musulmanes reunidos en el primer día del Ramadán en Pekín, China.

EFE
El Gobierno chino ha prohibido a los estudiantes y funcionarios gubernamentales uigures (musulmanes) que secunden el ayuno del Ramadán, en lo que los grupos defensores de los derechos humanos han denunciado como una práctica reiterada para intentar impedir la práctica del islam en la región de Xinjiang, en el extremo occidental del país.

Las autoridades de Pekín han justificado esta prohibición del ayuno con el argumento de que así protege la salud de los estudiantes y de que las prácticas religiosas por parte de funcionarios estatales están restringidas en un país que no apoya oficialmente a ninguna religión porque se declara laico.

En Kashgar, en la provincia de Xinjiang y cerca de la frontera con Tayikistán y Kirguistán, los musulmanes uigures han asegurado que las restricciones impuestas por el régimen chino están teniendo justo el efecto contrario porque los ciudadanos están volviéndose cada vez más estrictos en la práctica de su religión, según ha informado la cadena Al Yazira.

En este sentido, han dicho que cada vez encuentran más modos para evitar las imposiciones del Gobierno de Pekín para impedir que acudan a las mezquitas, donde se realizan las lecturas del Corán, el libro sagrado de los musulmanes. "Quieren desvincular a nuestros niños del islam. No estamos autorizados a enseñarles el Corán pero lo hacemos en secreto en casa", ha contado Ghulam Abbas, un uigur de esta localidad china.

"Eso es Mao Zedong", ha explicado Omar, un taxista, señalando hacia una estatua de 24 metros de alto del fundador de la República Popular China. "Él trajo aquí a todos los chinos", ha señalado, mientras pasaba delante de una fila de militares chinos.

En Kashgar, las fuerzas de seguridad se han desplegado para evitar posibles ataques de milicianos uigures que buscan que Xinjiang deje de depender del control de las autoridades de Pekín.

Esta región alberga algunas de las mayores reservas de gas natural, carbón y petróleo y está poblada mayoritariamente por uigures, un grupo étnico túrquico con un idioma y una cultura más próxima a Asia Central y que profesa la religión musulmana. Antes de que esta región pasara a estar bajo control de China en 1949, la mayoría de la población era uigur pero el número de habitantes de esta etnia ha ido decreciendo, hasta situarse en la mitad de la población en 2.000 por la llegada de decenas de millones de chinos han, la etnia mayoritaria de China, favorecidos por las políticas de asentamiento del Ejecutivo chino.

El pasado miércoles, las autoridades de Kashagar anunciaron que habían condenado a muerte a 113 personas por delitos relacionados con el terrorismo y la incitación al odio racial y la discriminación étnica. "El Gobierno dice que cada uigur, tanto si lleva barba o hijab, es un terrorista", ha afirmado Abdul Majid, un uigur que tiene una tienda de móviles cerca de la plaza del Pueblo. Majid ha recordado que los momentos de mayor tensión se vivieron en 2009, cuando murieron 184 personas en enfrentamientos entre uigures y chinos han en Urumqi.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.