x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Terrorismo islamista

El Estado Islámico afirma estar detrás de la decapitación de un menor en Túnez

  • El país árabe mantiene el estado de emergencia desde principios de julio que restringe ciertos derechos como el de reunión
  • El asesinato del menor, que tuvo lugar el 13 de noviembre, fue atribuido en un primer momento a Okba Ibn Nafaa, un grupo vinculado a la organización terrorista Al Qaeda

infoLibre
Publicada el 24/11/2015 a las 09:13 Actualizada el 24/11/2015 a las 09:24
Fotografía que muestra a un agente de policía en la playa de Susa, Túnez.

Fotografía que muestra a un agente de policía en la playa de Susa, Túnez.

EFE
El grupo terrorista tunecino Jund al Jilafa, afiliado a la formación yihadista Estado Islámico, reclamó este lunes la autoría de la decapitación de un menor de edad al que acusó de espiar para el Ejército.

"Este es el destino de los que se unan a las filas de los tiranos en Túnez", dijo el grupo en la grabación, en la que aparece el joven, identificado como Mabruk Soltani, respondiendo a varias preguntas.

Soltani, que está visiblemente nervioso, admite haber recibido dinero del Ejército a cambio de facilitar informaciones sobre las actividades del grupo yihadista, algo que fue negado por el Ministerio de Defensa tunecino.

El vídeo termina con la decapitación del menor de edad, de 16 años, y con una canción en la que se amenaza con nuevas decapitaciones, según informó el portal de noticias local Tunisia Live.

El asesinato de Soltani, que tuvo lugar el 13 de noviembre, fue atribuido en un primer momento a Okba Ibn Nafaa, un grupo vinculado a la organización terrorista Al Qaeda.

Túnez está en máxima alerta desde el ataque contra el Museo del Bardo en marzo, en el que murieron una veintena de turistas, y el atentado en la playa de Susa en junio, que se saldó con 38 extranjeros fallecidos, la mayoría británicos.

El presidente tunecino, Beyi Caid Essebsi, decretó a principios de julio el estado de emergencia para dar temporalmente más flexibilidad ejecutiva el Gobierno y otorgar al Ejército y a la Policía más autoridad. La medida restringe ciertos derechos como el de reunión.

La última vez que Túnez declaró el estado de emergencia fue en 2011, durante la revuelta contra el autócrata Zine el Abidine ben Alí, quien abandonó el país en enero de ese año y quien reside desde entonces en Arabia Saudí.
Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión