x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Alemania

Un hombre se quema a lo bonzo en el centro de Múnich

  • El individuo, vigilado por las fuerzas de seguridad por resultar peligroso, tenía una orden de expulsión del país que nunca llegó a ejecutarse

Publicada el 20/05/2017 a las 17:53 Actualizada el 20/05/2017 a las 17:54
Un hombre se quema a lo bonzo en el centro de Múnich.

Un hombre se quema a lo bonzo en el centro de Múnich.

E.P.
Un individuo se quemó esta madrugada a lo bonzo en el centro de Múnich, en el sur de Alemania, y falleció debido a la gravedad de las heridas sufridas, según información de los Bomberos de la capital bávara recogida por Europa Press.

El hombre, de 54 años, se roció con gasolina y se prendió fuego en la Marienplatz, una plaza situada frente al Ayuntamiento de la ciudad. Los transeúntes alertaron a los servicios de emergencias, pero cuando llegaron, el hombre presentaba quemaduras de gravedad y falleció poco después en una clínica de Múnich.

De momento, las causas del incidente no han sido aclaradas, pero según explicó la Policía, el hombre llegó a la plaza en su coche, un vehículo en el que con un rotulador escribió diferentes pintadas. Una de ellas indicaba: "Nunca más debe originarse la guerra desde suelo alemán".

Otra rezaba: "Amri es solo la punta del iceberg", en referencia a Anis Amri, el terrorista tunecino que en diciembre embistió a una multitud en un mercado navideño de Berlín y mató a doce personas. Pocos días después, Amri murió en Sesto San Giovanni, cerca de Milán, en un control rutinario cuando apuntó a los agentes con un arma. El atentado fue reivindicado por el Estado Islámico.

Sobre Amri, a quien las fuerzas de seguridad vigilaban al considerar que podría resultar peligroso, pesaba una orden de expulsión de Alemania que nunca llegó a ejecutarse.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión