x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Terrorismo

La policía belga deja en libertad sin cargos a los cuatro detenidos tras el ataque terrorista

  • Las detenciones se produjeron en el marco de varias redadas llevadas a cabo en los barrios bruselenses de Koekelberg, Anderlecht y Molenbeek
  • El terrorista cogió primero un taxi y después el metro para llegar hasta el lugar en el que cometió el atentado, según informa un diario belga

Publicada el 22/06/2017 a las 10:45 Actualizada el 22/06/2017 a las 19:31

Atentado en la estación Central de Bruselas

Los cuatro detenidos han sido puestos en libertad sin cargos.

La Fiscalía federal belga ha informado de la puesta en libertad sin cargos de las cuatro personas que fueron arrestadas la pasada noche para interrogarles por sus vínculos con Oussama Zariouh, el presunto terrorista que fue abatido el martes por militares en la estación Central de Bruselas, tras intentar atentar con una maleta cargada con explosivos.

Las detenciones se produjeron en el marco de varias redadas llevadas a cabo por la Policía en los barrios bruselenses de Koekelberg, Anderlecht y Molenbeek-Saint-Jean.

Los cuatro individuos pasaron a disposición judicial para que el juez decidiera si procedía su ingreso en prisión o eran puestos en libertad, lo que finalmente se ha producido sin que se presentaran cargos contra ninguno de ellos.

Zariouh, marroquí de 36 años residente en Bruselas al menos desde 2013, era conocido por la Policía por un asunto de drogas el pasado año, pero no constaba en los archivos ningún vínculo con el terrorismo internacional.

En el registro de su domicilio, sin embargo, los investigadores hallaron "indicios" de que Zariouh tenía "simpatía" por el grupo terrorista Estado Islámico, según la Fiscalía, aunque no está claro si tenía lazos reales con la organización terrorista.

El atentado frustrado se produjo el pasado martes en la estación Central de Bruselas a una hora, las 20:45 horas, con poca afluencia de viajeros. Zariouh intentó detonar su maleta —cargada con explosivos, clavos y bombonas de gas— junto a un grupo de gente, pero la explosión fue "parcial".

Una segunda explosión de mayor envergadura se produjo poco después pero tampoco causó heridos. Fue cuando el asaltante intentó entonces atacar a unos militares al grito de Allahu Akbar que uno de los soldados le abatió con varios disparos, que causaron su muerte.

Las autoridades no han ofrecido más datos sobre lo sucedido, si bien este jueves el diario La Libre publica citando fuentes policiales que el terrorista cogió primero un taxi y después el metro para llegar hasta el lugar en el que cometió el atentado.
Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión