x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Brasil

La Cámara de Diputados de Brasil rechaza la denuncia de la Fiscalía contra Temer por corrupción pasiva

  • La oposición brasileña no ha conseguido los suficientes apoyos para enviar el caso al Tribunal Supremo, donde Temer podría ser juzgado
  • La votación se produce casi un año después del cese de la expresidenta Dilma Rousseff por un "crimen de responsabilidad"

Publicada el 03/08/2017 a las 11:17 Actualizada el 03/08/2017 a las 11:18
Michel Temer, presidente de Brasil.

Michel Temer, presidente de Brasil.

Europa Press/Reuters
La Cámara de Diputados de Brasil ha rechazado este miércoles la denuncia presentada ante el Tribunal Supremo Federal (TSF) por la Fiscalía brasileña contra el presidente del país, Michel Temer, por corrupción pasiva.

Temer, que se ha hecho con los suficientes votos para seguir en el cargo, ha manifestado su intención de seguir adelante con la reforma del sistema de pensiones de Brasil, que podría ser crucial para frenar el déficit presupuestario y reavivar la confianza de los inversores.

Según informa Europa Press, los diputados de la oposición, que han acudido a la cámara con maletines llenos de dinero falso, han instado a Temer a "marcharse" al inicio de la votación, que ha contado con la presencia de 488 miembros de la Cámara de Diputados.

El fiscal Rodrigo Janot acusó en junio a Temer de haber recibido 38 millones de reales (10,2 millones de euros) en sobornos de la empresa JBS SA, la mayor procesadora mundial de carne. El presidente ha negado que hubiese cometido irregularidad alguna y ha denunciado una persecución con fines políticos.

La oposición necesitaba dos tercios de los votos de la Cámara de Diputados —342 de 513— para enviar el caso al Tribunal Supremo, donde Temer podía ser juzgado. De haber salido adelante la medida, Brasil habría sumado su segundo presidente cesado en el plazo de un año, después de que Dilma Rousseff fuese apartada el 31 de agosto de 2016.

"¿Es el mejor momento para remover al presidente?", se ha preguntado el diputado Paulo Abi-Ackel, miembro del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) y a quien competía recomendar si se daba o no luz verde al proceso. Para este aliado del Gobierno, la acusación carece de pruebas.

Con la denuncia presentada por Janot ante el Supremo quedaba formalizada la acusación contra el mandatario, que figura como el primer presidente de la república en ser denunciado ante el alto tribunal en el ejercicio de sus funciones.

La votación de este miércoles ha servido también para analizar el apoyo parlamentario del que goza Temer de cara a los cargos que podría presentar la Fiscalía próximamente. La sesión ha dejado algunos momentos de tensión y varios diputados opositores han mostrado pancartas de "Fuera Temer".

El Código Penal brasileño define el delito de corrupción pasiva como el acto de "solicitar o recibir, para sí mismo o para otra persona, de forma directa o indirecta, incluso sin asumir el cargo público o antes de hacerlo, pero en razón de él, una ventaja indebida" o "aceptar la promesa de tal ventaja".
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión