x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Brasil

El favorito de los ultraderechistas a presidir Brasil, acusado de colocar a familiares en cargos públicos

  • Estas irregularidades habrían comenzado en 1998, antes del un dictamen de 2008 que prohíbe expresamente la contratación de familiares en las oficinas de los diputados

Publicada el 03/12/2017 a las 17:48 Actualizada el 03/12/2017 a las 18:04
El diputado federal y precandidato presidencial favorito de la ultraderecha, Jair Bolsonaro.

El diputado federal y precandidato presidencial favorito de la ultraderecha, Jair Bolsonaro.

EFE
El diputado federal y precandidato presidencial favorito de la ultraderecha, Jair Bolsonaro, habría colocado en cargos públicos en los últimos 20 años a su exmujer, Ana Cristina Valle, a su hermana Andrea y al padre de ambas, José Cândido Procópio, según denuncia el diario brasileño O Globo, del que se ha hecho eco Europa Press. Bolsonaro pertenece al Partido Social Cristiano.

Estas irregularidades habrían comenzado en 1998 y durado años, aunque en estos momentos solo Andrea sigue trabajando en un cargo público, en la oficina del diputado regional Flávio Bolsonaro, hijo del candidato presidencial. Aunque formalmente está en nómina, los empleados de la oficina aseguraron en declaraciones a O Globo que no la conocen.

Un dictamen de 2008 del Supremo Tribunal Federal brasileño prohíbe expresamente la contratación de familiares en las oficinas de los diputados y estas contrataciones son anteriores, salvo en el caso de Andrea, quien abandonó su cargo en la oficina de Jair Bolsonaro una semana después del dictamen del STF para pasar a estar contratada en la oficina de su hijo. La última nómina de Andrea suma 6.500 reales netos (unos 1.700 euros).

En respuesta, Jair Bolsonaro publicó un comunicado en el que defiende que en todo momento se cumplió la legalidad con estas contrataciones; también después del dictamen del STF, y recuerda la "experiencia" de su expareja y su formación como abogada.

La última encuesta publicada por Folha de Sao Paulo y elaborada por Datafolha otorga a Marina Silva una intención de voto del 10%, tercera por detrás del candidato del Partido de los Trabajadores (PT), Lula, y del conservador Jair Bolsonaro (18%). Sin embargo, Lula está siendo investigado por corrupción, por lo que podría quedarse fuera de la pugna por inhabilitación. En ese caso, Bolsonaro lideraría la pugna (21%) y Marina Silva sería segunda con un 16% de apoyo.

Bolsonaro, populista de extrema derecha que se compara a menudo con Donald Trump, ha dejado frases cuanto menos sorprendentes a lo largo de su carrera política: "Los gais son producto del consumo de drogas", "el error de la dictadura fue torturar y no matar", "los policías que no matan no son policías" o "las mujeres deben ganar menos porque se quedan embarazadas", entre otras muchas.
Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión