x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Desastres naturales

Aumentan a 59 las víctimas mortales tras el paso del Mangkhut por Filipinas

  • Al menos 30 de los fallecidos son mineros muertos tras un deslave ocurrido en el norte del país
  • El Consejo Nacional filipino de Control de Desastres informa de que hay 270.388 personas afectadas por el paso de la tormenta en 30 provincias

Publicada el 16/09/2018 a las 13:53 Actualizada el 16/09/2018 a las 19:00
Policías rescatan a un niño de una calle inundada en Lei Yu Mun en Hong Kong.

Policías rescatan a un niño de una calle inundada en Lei Yu Mun en Hong Kong.

EFE
Al menos 59 personas fallecieron este domingo como consecuencia del paso del supertifón Mangkhut por Filipinas, una tormenta que ha venido acompañada de vientos de más de 200 kilómetros por hora y fuertes lluvias, informa Europa Press.

Al menos 30 de los fallecidos son mineros muertos tras un deslave ocurrido en el norte del país, según informó la agencia de noticias china Xinhua, que cita fuentes militares filipinas.

El balance oficial de víctimas proporcionado por un portavoz de la Presidencia filipina, Francis Tolentino, sitúa en 29 el número de fallecidos, a los que habría que sumar los 30 mineros muertos. Otras fuentes elevan aún más la cifra de víctimas mortales y las propias autoridades reconocen que podría aumentar aún más a medida que avancen las tareas de rescate.

"Ahora estamos terminando las operaciones de búsqueda y rescate. Mañana debería comenzar la fase de reconstrucción", aseguró Tolentino desde Tuguegarao City en rueda de prensa recogida por el periódico The Philippine Star. Tolentino apuntó además a la existencia de al menos trece desaparecidos.

El Consejo Nacional filipino de Control de Desastres (NDRRMC, por sus siglas en inglés), informó por su parte de que hay 270.388 personas afectadas por el paso de la tormenta en 30 provincias. De ellas, 154.185 han sido acogidas en centros de evacuación. El NDRRMC contabilizó además la suspensión de las clases en 945 municipios y de los servicios municipales y de otros niveles de gobierno en 228 municipios.

También se cancelaron 127 vuelos internacionales y 125 domésticos y el tráfico marítimo está gravemente afectado en toda la isla de Luzón. Igualmente el NDRRMC da cuenta de cortes de electricidad en 142 regiones y de al menos 33 cortes de carreteras.

Al menos cuatro personas fallecieron en Nueva Vizcaya por una riada. La mayoría de las muertes se deben a deslaves ocurridos en la región de Cordillera, en la isla de Luzón.

Un ejemplo del caos que provocó la tormenta es la noticia de la desaparición de un equipo de tres profesionales de la televisión TV5 en Santa Ana, en Cagayán. Los tres fueron más tarde localizados, según confirmó la propia televisión a través de su cuenta en Twitter.

El servicio meteorológico de Filipinas, PAGASA, rebajó durante la tarde la alerta a nivel nacional, dado que el tifón ya no está sobre el territorio, pero advirtió de que aún se mantendrán durante varias horas los fuertes vientos y las lluvias, lo que podría provocar inundaciones y corrimientos de tierra.

Alerta en Hong Kong y Macao

El tifón sigue avanzando hacia el sur de China, donde se espera que golpee Hong Kong y Vietnam con vientos de unos 170 kilómetros por hora. La tormenta tiene una fuerza equivalente a un huracán de categoría 5 del Atlántico.

"De acuerdo con las previsiones actuales, el tifón llegará al delta del río Perla (Hong Kong) sobre el mediodía", advirtió el Observatorio de Hong Kong este domingo. La isla ya elevó el nivel de alerta por tifones al número 10, el más alto.

Este domingo los intensos vientos habían desarraigado ya árboles y roto ventanas de edificios de Hong Kong y el nivel del agua subió ya en 3,5 metros en algunos puntos.

En Macao se cerraron los emblemáticos casinos y el Ejército chino se encuentra en alerta para facilitar la ayuda en previsión de los posibles daños. Algunas calles están ya inundadas.
Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión