x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Libertad de expresión

Arabia Saudí afirma que Jashogi murió en una pelea y 'The Washington Post' lo considera "insultante"

  • La jefa del periodista desaparecido no cree que el príncipe Mohamed no tuviera conocimiento de los hechos: "Su mano derecha ha sido implicado y un equipo de quince hombres volaron en aviones privados"
  • Riad ha expresado su "profundo pesar por los dolorosos acontecimientos que han tenido lugar", ha cesado a dos asesores del príncipe heredero Mohamed bin Salmán y ha detenido a 18 hombres
  • Trump cree la versión Arabia Saudí y recalca que Estados Unidos necesita al país árabe para contrarrestar a Irán

Publicada el 20/10/2018 a las 12:11 Actualizada el 31/10/2018 a las 18:14
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Jamal Khashoggi, periodista saudí crítico.

Protesta organizada por la Asociación de Medios de Comunicación Turco-Árabes delante del Consulado Saudí en Turquía.

EFE
El fiscal general de Arabia Saudí ha anunciado este sábado que las investigaciones de Riad en torno a la desaparición del periodista Yamal Jashogi apuntan a que murió en el interior del consulado del país en la localidad turca de Estambul. Según las informaciones de la agencia estatal saudí de noticias SPA que recoge Europa Press, el fiscal general ha señalado que se registró una disputa entre Jashogi y varias personas en el interior del edificio que se saldó con su muerte. Así, ha detallado que las investigaciones preliminares apuntan a que la "discusión" entre el periodista y estas personas "derivó en una pelea a puñetazos que se saldó con su muerte [...] y el intento de encubrir lo que había pasado".

El fiscal ha manifestado además que las investigaciones continúan en marcha y que se han saldado por el momento con la detención de 18 ciudadanos saudíes, cuyas identidades no han trascendido. Según la cadena Al Arabiya, los detenidos intentaron "persuadirle de que volviera" a Arabia Saudí. Una vez producida la muerte, negaron que Jashogi permaneciera en el consulado e informaron a Riad de que el periodista "había abandonado a salvo" el edificio.

Una fuente cercana a la investigación saudí ha confirmado a Al Arabiya que Maher Mutreb, un coronel de la Inteligencia saudí, fue elegido para la operación porque había trabajado con Jashogi en Londres. Mutreb es uno de los saudíes próximos al príncipe heredero a los que el The New York Times consiguió identificar de entre el grupo de quince sospechosos señalados inicialmente por las autoridades turcas. Por otra parte, la fuente citada por Al Arabiya señala que el conductor del consulado saudí en Estambul figura entre quienes entregaron el cadáver de Jashogi a un "colaborador local". Esta es precisamente la incógnita que queda por resolver: el paradero del cuerpo del periodista. Las autoridades turcas informaron el jueves de que estaban buscando en un bosque cercano a Estambul.

Riad expresa su "pesar" por lo ocurrido

En otro orden de cosas, a través de SPA, el reino ha expresado "su profundo pesar por los dolorosos acontecimientos que han tenido lugar" y ha subrayado "el compromiso de las autoridades para esclarecer los hechos y hacer que todos los responsables rindan cuentas ante los tribunales competentes del país". El Consejo Superior de los Ulemas, máximo órgano religioso de Arabia Saudí, ha defendido este sábado que las órdenes emitidas por el rey Salman tras confirmarse que el periodista Yamal Jashogi murió en el consulado de Estambul "ofrecerán justicia y ecuanimidad", según informa la cadena saudí Al Arabiya.

Asimismo, SPA ha anunciado el cese del asesor para la Casa Real Saud Al Qahtani, considerado como la mano derecha del príncipe Mohamed, y del número dos de los servicios de Inteligencia, Ahmed Asiri, sin que se sepa si estas decisiones tienen relación con el caso. Fuentes consultadas por la agencia Reuters señalan que Al Qahtani hablaba con frecuencia en nombre del príncipe heredero y que daba órdenes directas a altos cargos, incluidos algunos del aparato de seguridad. Asimismo, personas del entorno de Jashogi y del Gobierno saudí han indicado que Al Qahtani intentó convencer al reportero de que regresara al reino después de que este se trasladara a Washington hace un año por temor a represalias.

En un mensaje publicado en Twitter en agosto de 2017, Al Qahtani escribió: "¿Creéis que tomo decisiones sin directrices? Soy un empleado y un fiel ejecutor de las órdenes de mi señor el rey y mi señor el leal príncipe heredero". Este sábado ha publicado un mensaje dando las gracias a ambos por la "gran confianza" que habían depositado en él. En cuanto al otro alto cargo cesado, Asiri entró en el Ejército saudí en 2002, según los medios locales, y sirvió como portavoz de la coalición militar que apoya al Gobierno de Yemen conformada en 2015 bajo la batuta del príncipe Mohamed. En abril de 2017, Asiri fue nombrado número dos de la Inteligencia exterior mediante un decreto real.

Un funcionario saudí familiarizado con la investigación de Jashogi ha asegurado que Mohamed bin Salman no tenía conocimiento de la operación específica que ha resultado con la muerte del periodista, según ha recogido la agencia Reuters. No hubo órdenes de que lo mataran o incluso lo secuestraran específicamente", ha señalado el funcionario, que ha hablado bajo condición de anonimato y ha añadido que había una orden permanente para que los críticos del reino regresaran al país.

Versión "insultante"

Karen Attiah, responsable de opinión mundial en el The Washington Post y jefa directa del periodista Yamal Jashogi, ha considerado "insultante" la versión ofrecida por Arabia Saudí de su "asesinato" y ha puesto en tela de juicio que el príncipe heredero no estuviera al tanto de lo ocurrido. "Dos semanas después y ¿esta es la mejor explicación que pueden dar? Es casi insultante", ha escrito Attiah en su Twitter, preguntando expresamente qué ha ocurrido con el cuerpo de Jashogi y por qué se mintió y se dijo que había abandonado el consulado saudí en Estambul.

Asimismo, ha dudado de que el periodista, que trabajaba como columnista para el The Washington Post, muriera en una pelea a puñetazos y ha pedido "pruebas". "Jashogi tenía 60 años. ¿Qué tipo de pelea igualada tendría contra otros 15 hombres?", ha preguntado, subrayando asimismo que uno no lleva "una sierra para cortar huesos a una discusión".

Según la explicación de los hechos ofrecida por Riad, que ha informado de 18 detenidos, estos discutieron con Jashogi, a quien intentaban convencer de regresar a su país, y la discusión degeneró en una pelea en la que el periodista murió. A continuación, intentaron ocultar su muerte a las autoridades en Riad e informaron de que Jashogi había abandonado el consulado. "La estupidez de la explicación saudí es sorprendente", ha considerado Attiah.

Asimismo, la responsable de opinión del diario tampoco ha dado por válido que el príncipe heredero "Mohamed bin Salman no tuvo conocimiento de esto, incluso aunque su mano derecha ha sido implicado y un equipo de quince hombres que volaron en aviones privados entraron en un consulado en suelo extranjero para llevar esto a cabo". En este sentido, ha llamado a "periodistas y soplones" a "averiguar la verdad real sobre lo que le ocurrió a Jashogi", asegurando que "odia" el que con su versión las autoridades saudíes den a entender que lo que pasó en el consulado en Estambul fue "un accidente".

"Jamal no murió simplemente durante una pelea. Jashogi fue asesinado. Por hombres saudíes. En un consulado. Le arrebataron la vida", ha remachado.

Trump cree la versión de Arabia Saudí

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado este viernes que confía en la versión de Arabia Saudí sobre la muerte del periodista Yamal Jashogi y ha señalado que prefiere que no se cancele el acuerdo de armas. Trump ha aseverado que confía en que las autoridades saudíes no le han mentido sobre lo que le ocurrió a Jashogi. El mandatario ha manifestado que hablará con el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, y ha recalcado que Estados Unidos necesita a Arabia Saudí para contrarrestar a Irán.

Poco antes, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, ha expresado su "tristeza" por la muerte del periodista y ha pedido que se lleve a cabo una justicia "transparente". "Seguiremos de cerca las investigaciones internacionales sobre este trágico incidente y abogaremos por una justicia oportuna, transparente y de acuerdo con todo el debido proceso", ha señalado la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha expresado su "profunda preocupación" por la confirmación de la muerte del periodista y ha trasladado sus condolencias a los familiares y amigos de Jashogi. "El secretario general subraya la necesidad de una investigación inmediata, exhaustiva y transparente sobre las circunstancias de la muerte de Jashogi y la plena responsabilidad de los autores", ha manifestado el portavoz de Guterres, Stephane Dujarric.

"Necesitamos una investigación de confianza"

Mucho más contundente se ha mostrado la relatora especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, Agnes Callamard, que en su Twitter ha replicado a Guterres que solo "una investigación internacional puede estar a la altura del crimen y de las expectativas". En su opinión, "la explicación de Arabia Saudí de la ejecución extrajudicial de Yamal Jashogi simplemente no es plausible". "Ningún gobierno debería aceptarla o la pretensión de investigación. Necesitamos una investigación de confianza, imparcial y transparente", ha sostenido, que permita "identificar a los asesinos y el cerebro" detrás de los hechos.

El director ejecutivo del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), Joel Simon, ha asegurado que "no es ningún consuelo" el que Riad haya confirmado que Jashogi fue "asesinado" en su consulado. "Ahora el mismo Gobierno que mintió al mundo, afirmando durante semanas que no tenía conocimiento de la suerte de Jashogi, espera que creamos que murió en una pelea", ha añadido en un comunicado. "Esta afirmación ridícula es una prueba más de un encubrimiento. Necesitamos una investigación internacional e incesante presión sobre Arabia Saudí por parte de la Admnistración Trump, si es que esperamos que se sepa la verdad", ha reclamado.

Por su parte, el secretario general de Reporteros Sin Fronteras (RSF), Christophe Deloire, ha defendido que "tras el reconocimiento de la muerte de Jashogi, esperamos que se mantenga una presión potente, decidida y constante sobre Arabia Saudí para conseguir toda la verdad en este caso y la liberación de los periodistas saudíes que han sido condenados a sentencias locas y horribles". "Cualquier intento de retirar la presión sobre Arabia Saudí y aceptar una política de compromiso tendría como resultado dar una licencia para matar a un reino que encarcela, fustiga, secuestra e incluso asesina a periodistas que se atreven a investigar y lanzar debates", ha prevenido Deloire en un mensaje en Twitter.

Para el subdirector para Oriente Próximo de Human Rights Watch (HRW), Michael Page, la versión ofrecida por Riad es una "farsa macabra". "Si la investigación inicial halló que había muerto, ¿por qué Arabia Saudí dijo que había dejado el consultado? Esta nueva afirmación casi estalinista es increíble, incluso si muchas personas la replicarán como la verdad por sus propios intereses", ha sostenido.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

1 Comentarios
  • El chipionero El chipionero 20/10/18 20:00

    Cómo no iba a estar Tramp de acuerdo con la excusa que da Arabia Saudí sobre el asesinato al periodista Khashoggi, si este país dictatorial le compra a EE.UU. por valor de 150.000 millones de dólares . Si el periodista tuvo "una pelea" en el consulado, ¿dónde está el cadaver?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.