x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Camboya

Condenados a cadena perpetua por genocidio los dos últimos dirigentes vivos de los Jemeres Rojos

  • Nuon Chea, el número dos e ideólogo, y el ex presidente Khieu Samphan son declarados responsables de crímenes contra la humanidad y del exterminio de la minoría musulmana cham y los vietnamitas
  • Alrededor de dos millones de personas murieron bajo el régimen de los Jemeres Rojo, liderados por Pol Pot, entre 1975 y 1979

infoLibre
Publicada el 16/11/2018 a las 11:36 Actualizada el 16/11/2018 a las 14:24
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Restos de varias víctimas fallecidas bajo el régimen de los jemeres rojos expuestos en el Centro del Genocidio Choeung Ek, a las afueras d ePhnom Penh (Camboya)

Restos de varias víctimas fallecidas bajo el régimen de los jemeres rojos expuestos en el Centro del Genocidio Choeung Ek, a las afueras d ePhnom Penh (Camboya)

EFE
Dos de los líderes más destacados de los Jemeres Rojos en Camboya han sido declarados este viernes culpables de genocidio y condenados a cadena perpetua por un tribunal apoyado por Naciones Unidas, casi cuatro décadas después de la caída del régimen.

Las Cámaras Extraordinarias en la Corte de Camboya (ECCC) han asegurado que Nuon Chea, el "número dos" e ideólogo de los Jemeres Rojos, de 92 años, y el expresidente Khieu Samphan, de 87 años, han sido declarados culpables de crímenes contra la humanidad y genocidio contra la minoría musulmana cham y los vietnamitas, aunque el tribunal eximió a Samphan en el segundo caso por falta de pruebas concluyentes sobre su intencionalidad.

Se trata de la primera vez que altos cargos de los Jemeres Rojos son declarados culpables de genocidio y condenados a cadena perpetua por ese motivo.

Además, el magistrado declaró a los acusados culpables de crímenes contra la humanidad -incluidos asesinato, exterminio, deportación, esclavitud, tortura, persecución por razones políticas, religiosas y étnicas- crímenes de guerra y actos inhumanos, como desapariciones, matrimonios forzados y violación.
 

"Hoy se ha hecho justicia", dijo a la prensa el subsecretario general de Asuntos Legales de la ONU, Miguel de Serpa Soares, tras la vista.

"Aunque la justicia ha prevalecido, nuestros pensamientos están con las víctimas de los crímenes inenarrables que se cometieron en este país", añadió.

Las defensas, que habían rechazado las acusaciones al considerar que la responsabilidad e intencionalidad de los acusados no había sido probada, mostraron en cambio su disconformidad y anunciaron que presentaran recursos de apelación.

"No estamos contentos con el veredicto", dijo a la prensa el abogado de Khieu Samphan, Kong Sam Onn, que calificó el fallo como "muy confuso".

El Tribunal de Camboya ya les condenó a cadena perpetua en 2014 tras determinar que eran culpables de "exterminio, persecución política y otros actos inhumanos, entre los que se encuentran los traslados forzosos, las desapariciones forzosas y los ataques contra la dignidad humana".

Se cree que alrededor de 2 millones de personas murieron a causa de trabajos forzados, enfermedades, hambruna y purgas políticas bajo el régimen de los Jemeres Rojos, liderado por Pol Pot, entre 1975 y 1979.

El dirigente murió en 1998 en el último bastión de la guerrilla maoísta en la selva del norte de Camboya, prisionero de sus propios correligionarios y meses antes de su disolución. 
 
El tribunal, dirigido por Camboya y Naciones Unidas, fue establecido en 2005 con el objetivo de juzgar a los principales responsables de los crímenes cometidos en la época de los Jemeres Rojos. El proceso judicial ha recibido numerosas criticas debido a su elevado coste, 300 millones de dólares, y la intromisión constante del gobierno camboyano. 

En la actualidad, la corte tiene abiertos dos casos más contra cuatro cargos intermedios pese a la oposición de jueces y fiscales camboyanos del tribunal y la obstrucción del gobierno, en cuyas filas hay varios ex jemer rojo, incluido el primer ministro, Hun Sen, quien se opuso a la apertura de nuevas causas.
Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




Hazte socio de infolibre

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.