x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Estados Unidos

Muere a los 94 años George Bush padre, expresidente de Estados Unidos

  • La historia de los cuatro años que permaneció en la Casa Blanca es la de un presidente relativamente incapacitado para imponer su visión doméstica de América, y paulatinamente arrastrado al escenario internacional, donde redefinió los términos del intervencionismo estadounidense.
  • Bush padre solo consiguió mantenerse en el cargo durante cuatro años, sucediendo a Ronald Reagan -del que fue su vicepresidente- y cediendo el testigo a Bill Clinton

Publicada el 01/12/2018 a las 10:21 Actualizada el 01/12/2018 a las 18:40
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Muere a los 94 años George Bush padre, expresidente de Estados Unidos

El expresidente de Estados Unidos George H.W. Bush ha fallecido este viernes a los 94 años en Houston.

ATLAS
George H. W. Bush en una imagen de archivo

George H. W. Bush en una imagen de archivo en Helsinki en 2002

EFE
El expresidente de Estados Unidos George H.W. Bush ha fallecido este viernes a los 94 años en Houston, según ha informado su portavoz, Jim McGrath, y recoge Europa Press. También es el padre del expresidente George W. Bush y del exgobernador de Florida Jeb Bush, quien intentó sin éxito lograr la nominación del Partido Republicano en 2016.

"Era un hombre del más alto carácter y el mejor padre que un hijo o una hija podría pedir. Toda la familia Bush está profundamente agradecida por la compasión de aquellos que se han preocupado y orado por papá y por las condolencias de nuestros amigos y conciudadanos", ha señalado su hijo George W. Bush en un comunicado.
 

El actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, también ha mostrado sus condolencias por el fallecimiento de Bush padre, quien, según el mandatario, "inspiró a las generaciones de sus compatriotas". "Su ejemplo sigue vivo y continuará creando revuelo a los futuros estadounidenses para que persigan una causa mayor", ha afirmado Trump en un comunicado. "Nuestros corazones sufren por su pérdida y nosotros, los estadounidenses, enviamos nuestras oraciones a toda la familia Bush", ha aseverado.
 

Su antecesor en el cargo, Barack Obama ha reconocido que Estados Unidos "perdió a un patriota y un humilde servidor". El expresidente ha recordado los "70 años que consagró al país en devoto servicio", desde que se alistó en la Marina durante la Segunda Guerra Mundial hasta su llegada a la presidencia. "Su legado nunca será igualado, aunque a él le gustaría que todos lo intentemos", ha asegurado Obama.
 
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, también ha lamentado el fallecimiento del expresidente de Estados Unidos a quien se ha referido como "un gran dirigente" con "talante dialogante e integrador". Sánchez ha afirmado que el expresidente "protagonizó momentos claves para la historia" de la relación entre España y Estados Unidos, "gracias a su talante dialogante e integrador". "Mi pésame y cariño a toda su familia y al pueblo americano", ha escrito el jefe del Ejecutivo en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha despedido "con gran tristeza" al expresidente George H.W. Bush a quien el dignatario europeo describió como un "amigo", a título personal. "El mundo ha perdido un estadista y un líder que fue un ejemplo para todos nosotros. Yo personalmente he perdido a un amigo", ha explicado Juncker sobre Bush quien "a lo largo de su vida se dedicó a su país y a la lucha por la libertad". "Nunca olvidaré el papel que jugó en hacer de Europa un lugar más seguro y más unido después de la caída del Muro de Berlín y el Telón de Acero", ha asegurado. 

Un mandato marcado por la actualidad internacional

El mandato de George H.W. Bush estuvo definido por tres acontecimientos, todos de carácter internacional: la invasión de Panamá, la caída del muro de Berlín y la guerra del Golfo. La historia de los cuatro años que permaneció en la Casa Blanca (1989-1993) es la de un presidente relativamente incapacitado para imponer su visión doméstica de América, y paulatinamente arrastrado al escenario internacional, donde redefinió los términos del intervencionismo estadounidense.

Las acciones militares y diplomáticas de Bush en respuesta a la invasión de Kuwait por el dictador iraquí Sadam Husein fueron interpretadas por gran parte de las fuerzas regionales como una violación de la soberanía árabe, iniciando una cascada de acontecimientos que adquirirían una especial repercusión diez años después, con la entrada de Estados Unidos en Irak tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 por orden, precisamente, de su hijo, el presidente George W. Bush.

Con todo, Bush padre defendió durante el resto de su vida su decisión de parar el avance de las tropas estadounidenses antes de tomar Irak. "Subestimamos la brutalidad de Sadam hacia su propia gente y el dominio que tiene sobre su país, pero todavía no lamento mi decisión de terminar la guerra cuando lo hicimos", escribió en 1991.

Sin embargo, Bush solo consiguió mantenerse en el cargo durante cuatro años, sucediendo a la recurrente figura del Partido Republicano Ronald Reagan y cediendo el testigo al demócrata Bill Clinton, uno de los presidentes más valorados de toda la historia del país. Además, el nombre de Bush se diluyó en los medios de comunicación con el triunfo en 2000 de su hijo mayor, que sí supo contar con el apoyo de sus compatriotas durante ocho años.

De Massachusetts a Boston

El presidente número 43 de Estados Unidos nació en 1924 en Massachusetts en una familia de políticos, ya que su padre era senador. Su infancia transcurrió en ese estado hasta que tras el ataque de los japoneses a Pearl Harbor en 1941, se alistó en la Marina participando en algunas de las batallas en el Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial.

A su vuelta del conflicto, se casó con la que sería su mujer para el resto de su vida Barbara -con la que tuvo seis hijos- y comenzó a estudiar en la universidad de Yale. Bush se convirtió en millonario durante la década de 1950 gracias a sus inversiones en a industria del petróleo en Texas y en 1964 dio el salto a la política, aunque no sería hasta 1966 cuando conseguiría un escaño como congresista por un distrito de Texas.

El presidente Richard Nixon le convenció para que en 1970 se presentase por un puesto en el Senado. Sin embargo, Bush no salió victorioso, aunque el entonces jefe del Estado le recompensó con el puesto de embajador ante Naciones Unidas durante dos años. Tras el estallido del caso Watergate, Bush fue elegido como presidente del Partido Republicano e intentó que la formación no saliese especialmente perjudicada.

Tras pasar un tiempo como enviado especial a China y figurar en las listas como el futuro vicepresidente para Gerald Ford, en 1976 accede a la dirección de la CIA, aunque apenas llegaría al año de mandato tras el triunfo del demócrata Jimmy Carter a finales de ese año, tras lo que pasaría a mantener un perfil bajo como profesor y asesor de diferentes think tank.

El expresidente volvió a la política en 1980, cuando se postuló como candidato a las presidenciales de ese año por el Partido Republicano. Al final fue Reagan quien se hizo con la nominación, aunque Bush sí acabaría en la Casa Blanca como vicepresidente cuando el exactor le eligió como su número dos tanto para los comicios de ese año como para la reelección de 1984. Bush mantendría un perfil bajo en ese puesto ante la enorme figura del intérprete, hasta que el vicepresidente anunció en 1987 que optaría a la Presidencia de Estados Unidos venciendo a sus contrincantes dentro de la nominación del Partido.

Presidente internacional

Bush asumió la Jefatura de Estado en un momento de cambios en toda la política internacional. El expresidente mantuvo la influencia de Washington en el continente americano con la invasión de Panamá para expulsar a Manuel Noriega y lideró a la coalición internacional que expulsó a las tropas de Sadam de Kuwait. El 20 de diciembre de 1989, Estados Unidos invadió Panamá en una rápida operación contra Manuel Noriega que involucró a 11.000 soldados; 23 estadounidenses murieron. Noriega huyó, y finalmente se presentó en la residencia del representante del Vaticano en Panamá antes de rendirse a los Estados Unidos para enfrentar cargos de narcotráfico.

A pesar de los intentos de reformas iniciados por el último secretario general del Partido Comunista de la Unión Soviética, Mijail Gorbachov, la URSS comenzó a disgregarse después de que Europa Oriental derribase el telón de acero con la caída del Muro de Berlín. Las encuestas concedieron al entonces presidente norteamericano un apoyo del 90 por ciento en febrero de 1991.

La última iniciativa de posguerra de Bush fue internacional: envió a su secretario de estado, James Baker, a Oriente Próximo para poner en marcha un proceso que llevó a una conferencia de paz en Madrid en 1991 y, finalmente, a la firma de un pacto de paz entre Israel y la OLP en 1993.

Así, ante las elecciones de 1992, Bush se presentó como el presidente que había liderado al mundo contra el tirano Sadam, había conseguido el fin del bloque comunista y había colocado a Estados Unidos como líder del mundo. Pero la campaña del demócrata Bill Clinton supo aprovechar las debilidades de la economía estadounidense tras las intensas medidas de liberalización de Reagan y Bush.

"Es la economía, estúpido"

Los logros en política internacional se vieron eclipsados por la caída de la economía interior y una serie de planes fracasado de ámbito doméstico. La campaña contra las drogas y estupefacientes que lanzó Bush a comienzos de su mandato no cumplió las expectativas ante la falta de fondos. La campaña demócrata supo aprovechar los errores de Bush en política interior y consiguió centrar los debates en su labor en la economía en vez de en sus logros en política exterior. "Es la economía, estúpido" se convirtió en una de los lemas de la campaña de Clinton, que consiguió vencer al presidente en los comicios.

Bush se convirtió en el primer presidente republicano que no conseguía la reelección desde Herbert Hoover, que cedió el testigo en 1933 a Franklin D. Roosvelt tras su desastrosa gestión del 'crack' de 1929. El ya expresidente comenzó una serie de iniciativas altruistas y en apoyo de las carreras políticas que iniciarían algunos de sus hijos.

Aunque las encuestas posteriores daban el aprobado a su gestión en la Presidencia, el nombre de George H.W. Bush perdió importancia en la política norteamericana con la candidatura de su hijo mayor a la Casa Blanca en las elecciones de 2000.

Bush padre se convirtió así en una figura secundaria del Partido Republicano, ante la sombra que proyectó Ronald Reagan sobre su único mandato y su fracaso ante Clinton, que hoy en día se mantiene como uno de los políticos más valorados del país. Sin embargo, su figura ha sido reivindicada por electores moderados y Barack Obama le concedió en 2011 la Medalla de la Libertad, el mayor mérito civil que concede la nación.

Bush vivía en Houston con su mujer, la ex primera dama Barbara Bush, que falleció en abril a los 92 años tras dejar su tratamiento. En abril Bush sufrió una infección de sangre que hizo a los doctores temer por su vida. También fue hospitalizado en enero por una insuficiencia respiratoria y en junio por una bajada de tensión arterial.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.