x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Francia

Un centenar de detenidos en el quinto sábado de manifestaciones de los 'chalecos amarillos' en Francia

  • Confirmado un séptimo fallecido durante las protestas: se trata de un conductor que ha estrellado su vehículo contra un camión detenido en un retén en la frontera franco-belga
  • En España, ha estado cortada la AP-7 en La Jonquera por las protestas en la frontera francesa
  • El 'Acto 5' es el primero que tiene lugar desde que Macron accedió a aplazar las reformas fiscales previstas para el 1 de enero y que implicaban un aumento del precio de los combustibles

Publicada el 15/12/2018 a las 12:15 Actualizada el 15/12/2018 a las 21:03

Quinta jornada de protesta de los 'chalecos amarillos'

8.000 policías permanecen desplegados para evitar disturbios

Atlas
Manifestantes

Manifestantes durante el quinto sábado de manifestaciones de los 'chalecos amarillos' en París.

EFE
Al menos 120 personas han sido detenidas durante el quinto sábado consecutivo de las movilizaciones de los chalecos amarillos que han reunido en París a "unos pocos miles de personas", según datos de la Prefectura de la Policía de París que recoge Europa Press. Además, un conductor se ha convertido en la séptima víctima mortal desde el inicio hace cinco semanas de las movilizaciones, al estrellar su vehículo contra un camión detenido por un retén de los manifestantes levantado en la localidad belga de Erquelinnes, en la frontera con Francia.

Según fuentes policiales, el llamado Acto V ha sido secundado por unos 16.000 manifestantes que han efectuado 199 bloqueos en todo el país, frente a los 22.000 asistentes de la semana pasada, donde fueron levantados unos 297 retenes. Las cifras son sustancialmente más bajas que las registradas el fin de semana pasado, apogeo de las protestas, cuando antes del mediodía ya habían resultado detenidas unas 320 personas en un día que acabó con más de mil detenidos y unos 135 heridos.

En París, la nueva marcha, protagonizada en su inicio en torno a las 8.30 por apenas un millar de manifestantes que han cantado La Marsellesa, ha estado flanqueada por el contingente policial. En los Campos Elíseos la Policía ha empleado de nuevo gas lacrimógeno durante la mañana.

A primera hora se contabilizaban apenas un millar de manifestantes, según informa el diario Le Figaro, aunque se mantiene un dispositivo policial de gran envergadura que ha tenido que intervenir finalmente en torno a las 16.00 con cañones de agua en los Campos Elíseos. También se tiene constancia de cargas policiales en el mercado de Las Halles centrales. A ello hay que añadir disturbios leves en barrios céntricos de la capital como el de la Ópera, Saint-Lazare o la avenida Presidente Wilson.
 
El contexto ahora ha cambiado. Parte del colectivo aboga por dar un voto de confianza a un presidente que ha intentado tomar las riendas anunciando medidas en favor de la clase media como una subida del salario mínimo o la retirada de un impuesto a las pensiones, pero la línea más dura defiende seguir e incluso intensificar las movilizaciones.

En esta ocasión, además, las nuevas concentraciones llegan precedidas de una nueva semana de terror en Francia, a raíz del atentado perpetrado el martes en Estrasburgo por un joven radicalizado. Al menos cuatro personas murieron en este ataque, al que la Policía no puso fin hasta el jueves con la muerte del presunto autor, Cherif Chekatt. El Gobierno ha apelado precisamente a este ataque para llamar a los chalecos amarillos a rebajar su nivel de lucha. "Preferiría que la Policía hiciese su verdadero trabajo", ha llegado a decir el ministro del Interior, Christophe Castaner, en alusión a las tareas de "perseguir delincuentes y combatir la amenaza terrorista".

Cortada la AP-7 en La Jonquera

En España, las protestas de los chalecos amarillos en territorio francés han provocado el corte de la AP-7 en la frontera en La Jonquera (Girona), donde hay más de 21 kilómetros de retenciones, según ha informado el Servicio Catalán de Tráfico a Europa Press.

Los Mossos d'Esquadra desvían el tráfico por la N-II por las manifestaciones en territorio francés, cuya protesta ha comenzado a afectar al tráfico a partir de las 12 horas. Previamente estaba permitido el paso a los camiones, pero por el momento está cortada la circulación de todos los vehículos.
Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




Lo más...
 
Opinión