x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Desastres naturales

La ONU pide 280 millones a la comunidad internacional para paliar los estragos del ciclón Idai al sureste de África

  • Los países más afectados son Mozambique, Zimbawe y Malawi, donde ya hay unos 700 muertos y 3 millones de afectados
  • La ONU considera la catástrofe "otra señal de alarma sobre los peligros del cambio climático"

Publicada el 27/03/2019 a las 09:12 Actualizada el 27/03/2019 a las 09:13
El ciclón Idai ha dejado en torno a 700 muertos y casi 3 millones de afectados en el este de África.

El ciclón Idai ha dejado en torno a 700 muertos y casi 3 millones de afectados en el este de África.

EFE
El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha pedido este martes 282 millones de dólares a la comunidad internacional para cubrir las necesidades de millones de afectados en Mozambique, Zimbabue y Malaui por el paso del ciclón Idai, que se ha saldado hasta el momento con unos 700 muertos en los tres países.

El paso del meteoro, que ha causado 700 muertos y 3 millones de afectados, representa "otra señal de alarma sobre los peligros del cambio climático", advirtió António Guterres. "Mozambique, Zimbabwe y Malawi han sufrido una de las peores catástrofes meteorológicas de la historia de África", ha afirmado en un comunicado Guterres, que ha confirmado que el fenómeno meteorológico ha dejado cientos de desaparecidos. El número de afectados podría alcanzar los 3 millones de personas, según datos de la ONU. "Todos hemos visto las desgarradoras imágenes: aguas bravas; gente varada en los tejados; escuelas, hospitales y casas en ruinas; una ciudad entera, Beira, prácticamente arrasada; y, en vísperas de la próxima cosecha, se inundaron enormes extensiones de tierras de cultivo en Mozambique", ha lamentado Guterres.

Asimismo, ha avanzado que se han "lanzado por vía aérea kits de emergencia que contienen alimentos, medicinas, equipos de purificación de agua y proporcionado refugio para las comunidades que todavía están atrapadas por la inundación", ha añadido. "Pido a la comunidad internacional que financie estos llamamientos rápidamente y en su totalidad para que las agencias de ayuda humanitaria puedan acelerar su respuesta a la mayor brevedad", ha solicitado el secretario general. En este sentido, ha instado a que "esa solidaridad comience con una respuesta generosa a los llamamientos urgentes".

Unos 1,85 millones de personas se habrían visto afectadas por el paso del ciclón y sus consecuencias solo en Mozambique, tal y como ha explicado la Oficina de la ONU de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), mientras las organizaciones humanitarias tratan para determinar la escala del desastre. "Algunos estarán en situaciones críticas y con riesgo para sus vidas. Otros tristemente han perdido sus medios de vida lo cual, aunque es una tragedia terrible no pone en riesgo inmediato sus vidas", ha explicado el coordinador de la OCHA, Sebastian Rhodes Stampa.

Por ahora, el balance de muertos en Mozambique, donde el ciclón tocó tierra cerca de la ciudad de Beira el pasado 14 de marzo con vientos de hasta 170 kilómetros por hora, se sitúa en 447, mientras que 129.000 personas desplazadas se encontraban alojadas este lunes en los centros habilitados por el Gobierno. Unas 72.260 viviendas han quedado afectadas, de las que más de 36.700 han quedado destruidas y casi 2.200 están inundadas, mientras que también han resultad dañadas casi 500.000 hectáreas de cosechas, según la OCHA.

Emergencia sanitaria

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado del riesgo "extremadamente alto" de que se produzcan enfermedades diarreicas como el cólera. La doctora Djamila Cabral, representante de la organización en Mozambique, dijo que, en la ciudad portuaria de Beira, en Mozambique, más de 100.000 personas han perdido sus hogares y todas sus posesiones.

Además, "las familias, las mujeres embarazadas y los bebés viven en campamentos temporales en condiciones horribles, sin un suministro seguro de alimentos, ni agua potable y saneamiento, ha aseverado Cabral. Para prevenir un brote de la enfermedad, la OMS tiene previsto enviar un cargamento con 900.000 dosis de vacunas orales, que debería llegar a finales de esta semana.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión