x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Migrantes

Italia intercepta y aborda el barco de la ONG alemana Sea-Watch 3 frente al puerto de Lampedusa

  • La ONG lleva a bordo a 42 migrantes que fueron rescatados en el Mediterráneo hace 14 días
  • La capitana de la embarcación podría enfrentarse a una pena de hasta 15 años de prisión por contravenir las directrices dadas por la Guardia de Finanzas
  • Salvini aboga por la detención de su tripulación: "Quien se salta un puesto de control con el coche es detenido"

infoLibre
Publicada el 27/06/2019 a las 09:16 Actualizada el 27/06/2019 a las 16:48
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

El barco de Sea Watch entra en aguas italianas pese a la prohibición de Salvini

La organización alemana se enfrentará ahora a sanciones y procesos penales por rescatar a las 42 personas, que llevan 14 días en el barco.

ATLAS
Migrantes esperan en la cubierta del barco de la ONG alemana Sea Watch, que continúa bloqueado este jueves ante las costas de la isla de Lampedusa.

Migrantes esperan en la cubierta del barco que continúa bloqueado este jueves ante las costas de la isla de Lampedusa.

EFE
El barco de rescate de la ONG alemana Sea Watch con 42 migrantes a bordo ha sido interceptado y abordado este miércoles por las autoridades italianas a 3 millas del puerto de la isla de Lampedusa, según informa Europa Press.

La capitana de la embarcación, Carola Rackete, que ha indicado que el barco ha sido "abordado por agentes que han impedido que atraque en el puerto", podría enfrentarse a una pena de hasta 15 años de prisión por contravenir las directrices dadas por la Guardia de Finanzas. Rackete ha explicado que los agentes han supervisado los pasaportes de la tripulación y se encuentran a la espera de recibir instrucciones de sus superiores. "Espero de verdad que bajen a los migrantes cuanto antes", ha aseverado, según ha recogido el diario local Repubblica.

La voz de alarma fue dada poco antes por una patrulla de la Guardia de Finanzas cuando la embarcación entró en aguas italianas tras 14 días en el Mediterráneo a la espera de autorización para poder atracar. El barco rescató el 12 de junio a 53 migrantes y refugiados frente a las costas de Libia, pero Italia solo autorizó el desembarco gradual de once de ellos. Tras esperar durante dos semanas en los límites de las aguas italianas, y ante la situación "desesperada" a bordo, la capitana dio el miércoles orden de navegar hacia la costa siciliana. El barco finalmente fue abordado a tres millas del puerto.

Rackete ha asegurado que está dispuesta a atracar por la fuerza en el puerto italiano de Lampedusa si las autoridades en Roma siguen negándole el permiso. Si no hay ningún acuerdo con Italia, "tendremos que entrar a la fuerza", ha señalado Rackete a DPA. "Si no ocurre nada, nos dirigiremos al muelle", ha añadido. Según la capitana, "la situación es actualmente muy tensa".

"Buenos días UE. Ayer nos dirigimos a aguas territoriales de Italia por necesidad. Ya tenemos la costa a la vista y a (los agentes de) aduanas a bordo. Hemos esperado una noche. No podemos esperar otra. La desesperación de personas necesitadas no es algo con lo que apostar", ha defendido en su Twitter la ONG.
 
En un mensaje posterior, ha denunciado que ha pasado un día desde que entró en aguas italianas "por necesidad" porque después de dos semanas desde el rescate y "ni una sola institución de la UE asumió la responsabilidad". "¿Tenemos que seguir por nuestra cuenta o hay alguien que se acuerde de su obligación de proteger la vida en el mar?", ha planteado la ONG alemana.
 
Salvini aboga por el bloqueo del barco de Sea Watch y la detención de su tripulación

Por su parte, el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, ha defendido este jueves la interceptación del Sea-Watch 3, y ha abogado públicamente por el bloqueo del barco y el arresto de la tripulación. En este sentido, espera que un juez emprenda medidas contra los responsables del barco y ha recordado que "quien se salta un puesto de control con el coche es detenido".

Horas antes, había recalcado que ninguno de los migrantes a bordo del barco podrá desembarcar en Italia a menos que otros países de la UE se comprometan a aceptarlos. "No desembarca nadie, a menos que alguien se haga cargo inmediatamente de quienes desembarcan" para hacerlos llegar a Países Bajos, Alemania o Bruselas, advirtió Salvini, visiblemente molesto con la decisión de la ONG de entrar en aguas territoriales italianas.

Como en días anteriores, Salvini ha insistido en la responsabilidad de Países Bajos, país del que porta bandera el Sea-Watch 3, y Alemania, como país de origen de la ONG, en este caso y se ha mostrado muy crítico con la respuesta que ha llegado desde estos dos países y también desde Bruselas. En su opinión, lo ocurrido es "la enésima demostración de que la UE en términos de inmigración no existe".
 
En un mensaje en directo a sus seguidores en Facebook, el viceprimer ministro italiano ha echado en cara a Bruselas que exija a Italia reducir el gasto y amenace con abrirle un proceso de infracción mientras desde hace años se deja al país "solo" en la lucha contra la inmigración.

El Ministerio de Exteriores italiano informó de que el embajador en Países Bajos ya ha establecido un contacto "formal" con el Gobierno holandés sobre este caso, un paso por el que Salvini se ha declarado "satisfecho" en su cuenta de Twitter. "Italia merece respeto, esperamos que Países Bajos se haga cargo de los inmigrantes a bordo", declaró.

Mensaje a la capitana

Por otra parte, ha dejado claro que la capitana del barco "pagará las consecuencias" y deberá responder ante la legislación italiana, que contempla la detención de los comandantes de los barcos de rescate de ONG que lleven a migrantes a puertos italianos. "Si alguien infringe la ley pagará las consecuencias hasta el final", ha insistido repetidamente.

Salvini ha asegurado que "Italia no está dispuesta a ser puerta de entrada" para personas que, según él, "no tienen ningún derecho de entrar" y mucho menos a que sean las ONG quienes dicten quiénes llegan al país. En este sentido, ha vuelto a acusar a los miembros de Sea-Watch de actuar "fuera de la ley" con fines políticos, "aprovechándose" de los migrantes a los que, según él, han mantenido "secuestrados". "Me pagáis para que defienda las fronteras de Italia", ha dicho a sus seguidores, insistiendo en que estas deben ser "sagradas". Por eso, ha zanjado, "desde el Ministerio del Interior llega un no, y otro no, y otro no".

Conte ve "increíblemente grave" la incursión en aguas italianas

Por su parte, el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, ha acusado a la capitana de cometer una acción "increiblemente grave" al ordenar la entrada del barco en aguas italianas, a pesar de que el Gobierno le había advertido expresamente para que no diera este paso.

El primer ministro italiano ha asegurado desde Japón que la capitana, que "durante diez días ha mantenido a las personas en esa situación", ha actuado de forma "increíblemente grave". No obstante, ha evitado reclamar medida alguna, alegando que compete a los jueces y no al Gobierno.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.