x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Estados Unidos

Encuentro histórico en Corea del Norte: Trump, primer presidente en visitar el último estado estalinista

  • Trump y Kim pactan la reanudación de las conversaciones nucleares en "cuestión de semanas"
  • Ambos líderes acuerdan la formación de nuevos grupos de trabajo que se reunirán en un plazo aproximado de 21 días
  • La oposición reprocha a Trump su "foto" con Kim y la falta de avances en el contencioso con Corea del Norte

Publicada el 30/06/2019 a las 12:18 Actualizada el 30/06/2019 a las 18:43

Reunión histórica en territorio norcoreano

El encuentro entre el líder norcoreano y el presidente de Estados Unidos

Atlas
Kim Jong Un y Donald Trump en

El líder norcoreano, Kim Jong Un y el presidente estadounidense, Donald Trump en Panmunjom

EFE
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong Un, han acordado este domingo la reanudación "en cuestión de semanas" de las conversaciones de trabajo entre ambos países sobre el desarme nuclear de Corea del Norte, tras una reunión mantenida en la zona desmilitarizada entre las dos Coreas en la que Trump se ha convertido en el primer presidente de EEUU en el cargo que ha pisado territorio norcoreano, según informa Europa Press.

"Lo importante aquí no es la velocidad", ha declarado Trump al término de un encuentro que se ha prolongado por espacio de unos 50 minutos, más de lo estipulado inicialmente, en la Casa de la Libertad de Panmunjom, la instalación dividida entre los dos países. "Hemos acordado crear unos equipos de negociadores y lo que va a ocurrir en un plazo de dos o tres semanas es que van a comenzar a trabajar juntos a ver si pueden conseguir algo", ha añadido el mandatario.

"Va a ser complicado, pero no tan complicado como la gente cree", ha añadido Trump al término de un encuentro que ha descrito como "histórico" después de la suspensión de las conversaciones sobre desarme nuclear en la cumbre en Hanói (Vietnam) que ambos mantuvieron en febrero, aunque el presidente norteamericano la describió como "un gran éxito, porque los dos conservamos nuestra relación", según declaraciones recogidas por CNN.

"Desde entonces", ha recordado Trump, "Corea del Norte no ha efectuado pruebas nucleares ni ensayos con misiles de largo alcance, pero si ha habido mucha buena voluntad, y la sigue habiendo, con perspectivas de mejorar". Corea del Norte sí que ha realizado varias pruebas con proyectiles de corto alcance sobre el mar de Japón, en opinión de los expertos como gesto de frustración por la paralización de las conversaciones en febrero.

Un encuentro histórico

El encuentro ha tenido lugar tras muy pocos avisos diplomáticos. Trump ya especuló con la posibilidad de la visita a la zona desmilitarizada durante la cumbre del G20 en Osaka (Japón) que terminó ayer, pero desde su llegada posterior a Seúl los acontecimientos se aceleraron. En rueda de prensa con su homólogo surcoreano, Moon Jae In, Trump confirmó su visita inmediata a la zona, la última frontera de la Guerra Fría, que comenzó nada más terminar el encuentro con los medios.

Media hora después, Trump pasó revista al despliegue de militares estadounidenses y surcoreanos antes de encontrarse cara a cara con el líder norcoreano por tercera vez desde su mandato poco antes de las 09.00 hora peninsular española.

Nada más estrechar la mano de Kim sobre la línea de demarcación en el área de seguridad conjunta de Panmunjom que conecta el norte y el sur, Trump decidió atravesar la frontera para convertirse en el primer inquilino de la Casa Blanca que pone pie en Corea del Norte, un gesto aplaudido por el líder norcoreano. "El presidente Trump acaba de cruzar la línea de demarcación. Se ha convertido en el primer presidente de Estados Unidos que visita nuestro país, y veo este acto como una expresión de eliminar un desafortunado pasado abrir un nuevo futuro", ha declarado Kim, codo con codo junto al presidente estadounidense, ante los medios de comunicación.

En respuesta, Trump extendió a Kim una invitación a Washington en viaje oficial "Voy a invitarle ahora mismo a la Casa Blanca", declaró Trump tras agradecer al líder de Corea del Norte que aceptara su invitación de encontrarse con él este domingo. "Si no llega a aparecer, la prensa me habría dejado fatal", ha bromeado Trump.

Tercera reunión

El encuentro ha sido la tercera reunión entre los líderes de ambos países tras las mantenidas en junio de 2018 en Singapur y en febrero de este año en la capital de Vietnam. Esta última quedó marcada por la sorprendente suspensión de las conversaciones cuando estaban en pleno desarrollo, presumiblemente porque Corea del Norte rechazó tajantemente la propuesta formulada por Estados Unidos para que cancelaran por completo su programa balístico y nuclear a cambio de ayuda económica.

Por ello, y en la rueda de prensa previa mantenida en Seúl, mandatario estadounidense se ha mostrado reticente a describir el encuentro como una cumbre. "Vamos a ver qué pasa antes de comenzar a pensar en esos términos. Es un paso. Podría ser importante, podría no serlo", ha explicado.

El presidente surcoreano ha confirmado que ha sido invitado al encuentro pero ha anunciado que su diálogo con el líder norcoreano ocurrirá "más tarde", según informa la agencia oficial de noticias surcoreana Yonhap. Trump, por su parte, se dirige ya a la base aérea de Osan, donde seguirá pasando revista al contingente norteamericano en Corea del Sur.

La oposición reprocha a Trump su "foto" con Kim

Los precandidatos presidenciales demócratas han reprochado este domingo a Trump que haya viajado a la frontera entre Corea del Norte y Corea del Sur para "hacerse la foto" con Kim Jong Un pese a que no se han logrado avances tangibles para resolver el contencioso del programa nuclear norcoreano. 

Uno de los precandidatos, Julián Castro, ha argumentado que esta reunión solo eleva el prestigio de un dictador. "Es preocupante que este presidente concierte erráticamente un encuentro sin que se haya hecho el trabajo. Parece que busca dar un espectáculo", ha apuntado en declaraciones a la cadena ABC.

También el senador Bernie Sanders ha expresado su incomodidad con la relación de Trump con líderes autoritarios. "Ya sea con (el príncipe heredero saudí, Mohamed) Bin Salmán o con Kim Jong Un, no hay que decir cosas positivas de dictadores brutales", ha apuntado según recoge el portal Axios. Más tarde, en ABC, Sanders ha defendido "avanzar diplomáticamente, no solo aprovechando para hacerse la foto".

Amy Klobuchar ha argumentado que Estados Unidos quiere la desnuclearización de la península de Corea, pero que eso no se consigue "simplemente llevando un plato caliente por encima de la valla del dictador".
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión